5 de enero de 2022 10:05 AM
Imprimir

Este sábado se realiza la primera asamblea del año de autoconvocados en un ambiente enrarecido por las divisiones internas

El nuevo ministro de Agricultura ya pasó por el cargo en 2009: Julián Domínguez es experto en dividir al ruralismo e inventar el “relato” agropecuario de los K

El próximo sábado se realizará la primera asamblea del año de productores organizada por autoconvocados. Si bien inicialmente el evento iba a realizarse en la sede del club Newells Old Boys de Cañada de Gómez, luego se decidió hacerlo en el cruce de las rutas 9 y 178 en la localidad santafecina de Armstrong.

La modificación tuvo que ver con la necesidad de respetar protocolos sanitarios que limitan en determinados lugares la cantidad de personas que puede reunirse, por lo cual la reunión se hará totalmente al aire libre.

Si bien se especulaba que en la asamblea iban a participar los presidentes de las entidades que conforman la Mesa de Enlace, los máximos referentes de las cuatro entidades (CRA, FAA, SRA y Coninagro) aún no hicieron pública su voluntad de formar parte de la iniciativa.

Según dijo Iván Castellaro a Bichos de Campo, uno de los organizadores del encuentro, iría Nicolás Pino, el titular de Sociedad Rural Argentina, junto con el vicepresidente de Coninagro, Elbio Laucirica. Todavía no saben si concurrirán el titular de CRA, Jorge Chemes, y el de FAA, Carlos Achetoni, aunque esperan poder contar con su presencia.

Si bien los autoconvocados priorizan la unidad del agro, lo cierto es que no están del todo contentos con el aval tácito o implícito que la Mesa de Enlace brindó a la nueva versión del “cepo cárnico”. Incluso el Ministerio de Agricultura se dio el lujo de publicar un comunicado en el cual asegura que la medida fue consensuada con los cuatro dirigentes del agro.

Al respecto, Castellaro afirmó que “hay que saber dónde estamos parados, ponernos firmes y defender las cosas cómo se deben defender: están exterminando a los productores”.

“Esto es sentido común, hay que cuidar la ‘mesa de los argentinos’, pero el productor no es el problema. El Estado se queda con el 70% de nuestro ingreso bruto y con el otro 30% tenemos que hacer frente a todos los costos, impuestos, producir y vivir”, recordó el dirigente autoconvocado.

En tanto, en algunas federaciones que integran CRA, como es el caso de Carbap y Cartez, no cayó del todo bien el posteo del ministro Julián Domínguez elogiando al técnico de CRA Matías Lestani.

Por su parte, Apronor, entidad integrada por productores del NOA, emitió hoy un comunicado para rechazar la nueva versión del “cepo cárnico” al entender que “este tipo de medidas intervencionistas y restrictivas atentan contra la producción, generando así caídas importantes en los stocks vacunos argentinos y produciendo por consiguiente considerables pérdidas de puestos de trabajo en toda la cadena, caída en la inversión directa y pérdida total de confianza por parte de nuestros clientes internacionales, situación que seguramente será aprovechada por nuestros colegas vecinos como Brasil, Uruguay y Paraguay”.

Tal como advirtió en su momento Bichos de Campo desde el minuto uno, la misión de Domínguez consiste en dividir al ruralismo y, tal como están las cosas, lo viene logrando con éxito.

Publicidad