7 de enero de 2022 11:07 AM
Imprimir

La Metamorfosis según Lestani: De criticar fuerte el cierre de las exportaciones de carne a ser parte de un “acuerdo” con Julián Domínguez para regular el comercio hasta 2024

Matías Lestani, el asesor de CRA que asumirá como nuevo secretario de Agricultura de la Nación, venía experimentando un proceso de acercamiento al gobierno que no debería haber sorprendido a nadie, pues llevaba varios meses cocinándose. Esta metamorfosis puede notarse con mucha claridad con solo volver a escuchar algunas de las entrevistas que el técnico […]

Matías Lestani, el asesor de CRA que asumirá como nuevo secretario de Agricultura de la Nación, venía experimentando un proceso de acercamiento al gobierno que no debería haber sorprendido a nadie, pues llevaba varios meses cocinándose.

Esta metamorfosis puede notarse con mucha claridad con solo volver a escuchar algunas de las entrevistas que el técnico concedió a diferentes medios. Resulta evidente que el ingeniero agrónomo que asesoraba al ruralismo y reclamaba el fin de las restricciones a la exportación de carne vacuna terminó -bajo el influjo del ministro de Agricultura, Julián Domínguez-, convalidando la continuidad del cepo cárnico hasta fines de diciembre de 2023.

En mayo de 2021, el presidente Alberto Fernández había dispuesto el cierre intempestivo de las exportaciones de carne. En declaraciones a CNN Radio y otros medios, Lestani se mostraba muy crítico de este tipo de intervenciones en los mercados de productos agropecuarios y recordaba que ya se habían llevado a cabo cierres semejantes en tiempos del kirchnerismo. “En 2006 con la excusa de la mesa de los argentinos, el resultado fue que el asado en 2006 costaba 2,70 dólares y en 2012 costaba 8 dólares″, rememoró.

“Este tipo de políticas ya se hizo en 2006 y el resultado lo vimos: fue un cierre de exportaciones por 180 días y luego -por varios años- subieron los derechos de exportación que sacaron a la Argentina de los mercados internacionales de carne y cerraron frigoríficos, toda la cadena perdió puestos de trabajo y entre 2006 y 2012 se perdieron 12 millones de cabezas, el equivalente al stock bovino de Uruguay”, insistió el técnico, en sintonía con las criticas generalizadas de todo el arco agropecuario frente a esa medida.

En junio de 2021, el gobierno reemplazó la prohibición total por cupos a la exportación de carnes del 50%. Sucedió luego de una negociación en la que los dirigentes rurales fueron excluidos y la voz cantante la llevó el ministro Matías Kulfas junto al Consorcio ABC. En varios reportajes, Lestani siguió mostrándose crítico.

Hasta ahí, el sistema de cupos tenía como fecha de vencimiento el 31 de agosto, aunque se flexibilizó algo con la apertura de un cupo especial para carne kosher. Luego el gobierno lo extendió hasta el 31 de octubre, pero en el medio sucedió la derrota electoral en las PASO, que desató una crisis de Gabinete.

Domínguez, el nuevo ministro designado en Agricultura, se manifiesta a favor del diálogo y de entrada cambió de interlocutores, recibiendo a los técnicos de la Mesa de Enlace. Lestani, que participó de esas reuniones, comenzó a mostrar un evidente cambio en el tono de su discurso.

En Agrolink lo entrevistaron por esos días:

-¿Qué pasó en la reunión?- le preguntaron a Lestani.

-Domínguez apenas se sentó en el cargo dijo que lo que ve en el horizonte es que hay que destrabar el tema de la carne, lo ve como una piedra en el zapato. y analiza en función de su Ministerio y de su rango cómo resolver el tema.

Como sucedió con otros dirigentes rurales, que a partir de allí comenzaron a negociar con Agricultura una mayor flexibilización de los cupos de exportación, en especial de las vacas conserva para China, Lestani modificó notablemente su tono crítico por otro más conciliador y de oportunidad. Se refirió a la posibilidad concreta de “destrabar aspectos negativos del decreto de restricción” que había instrumentado Kulfas.

Aquella primera reunión con Domínguez había sido suficiente como para llamar la atención del técnico agropecuario, que destacó que tras tres horas de reunión el ministro mostró “una gran vocación de diálogo”, ya que “sentó a todos sus cuadros de decisión técnica”. Incluso esbozó un elogio a Luciano Zarich, a cargo de la ex ONCCA y de la administración de los permisos de embarque (DJEC): “Es el mejor jugador que tiene”. Ahora Zarich responderá a Lestani en la nueva estructura de Agricultura.

“Nosotros no damos mensajes políticos sino posicionamientos técnicos”, aclaró en todo momento, como para dejar claro que esa negociación se hacía en base a números y escenarios, y no desde posiciones ideológicas.

De estas negociaciones, salió en octubre la creación de un nuevo cupo especial para exportar la carne de 140 mil vacas conserva de la categoría D y E, algo que habían reclamado las entidades, pero que quedó “a mitad de camino”, porque lo que se exigía inicialmente era la liberación total de esa categoría. Al mismo tiempo, el gobierno agregó la prohibición de los siete cortes de consumo popular y estiró la vida útil del sistema de cupos hasta el 31 de diciembre. Una de cal y una de arena.

De todos modos, el técnico de CRA se mostraba conforme con los avances. En una entrevista con Radio Colonia, incluso ya reconocía que había una negociación compartida con Domínguez.

Lestani explicaba al mismo tiempo que el daño al productor por el cierre de las exportaciones de vaca conserva ya había sido hecho. “Yo no le veo sentido a que la exportación de la vaca vieja esté restringida y tampoco que tenga un cupo, porque no se un producto que se consuma en el mercado local. El daño ya se hizo porque el productor se tuvo que deshacer con los animales antes del inverno y percibió muy poco valor por ellos”.

A principio de diciembre, el ministro Domínguez comenzó a dar información sobre cómo continuaría el cepo en 2022, al parecer sin cupos, con la vaca conserva liberada pero con la continuidad de los siete cortes populares prohibidos. Lejos de enojarse porque una vez más se corría la fecha de vencimiento de la intervención oficial sobre el mercado de la carne vacuna, el asesor de CRA recibió de muy buen ánimo los anuncios que realizó Agricultura sobre el denominado Plan GanAr e incluso se hacía corresponsable del mismo.

-¿Tuviste oportunidad de ver el plan concreto?- le preguntaron en FM MIllenium.

-En realidad el plan fue una negociación conjunta tratando de buscar consensos entre los técnicos de la Mesa de Enlace y los del INTA, el INTI, el Ministerio, tratando de  corregir los problemas negativos que tenía el decreto original de regulación de la exportación de carnes. Se llegó a los consensos técnicos para poder abrir aquellos cortes y categorías que no afectan el consumo del mercado interno, que son los cortes parrilleros: ninguno de nosotros ponemos en una parrilla un garrón, un brazuelo o una vaca vieja.

Lestani, a esa altura, ya se mostraba como coautor del nuevo cepo a la exportación de carne vacuna, muy lejos ya de la prédica inicial de las entidades rurales que pedían su desmantelamiento.

Finalmente, el lunes pasado se instrumentó la medida que dispuso la continuidad de esa intervención hasta el 31 de diciembre de 2023, luego del final incluso de la actual gestión de gobierno. Al mismo tiempo, en sus redes sociales, el ministro Domínguez difundía una fotografía tomada unos días antes, que lo mostraban hablando amablemente con el ex técnico de CRA. Todavía no se conocía formalmente la designación de Lestani como nuevo viceministro del área, y por eso los medios preguntaron con toda razonabilidad cuál había sido el motivo de la reunión.

Esto decía Lestani a Agrolink:

“El encuentro fue netamente técnico. El ministro tenía consultas técnicas de la reglamentación que se iba a anunciar. Puntualmente como Mesa de Enlace trabajamos en los artículos técnicos de esa reglamentación, particularmente en la flexibilización de los cortes y categorías que estaban consensuadas con la Mesa de Enlace. Así que fue un encuentro de consulta técnica”, respondió el flamante funcionario, que elogió una vez más que siempre hubo “un diálogo fluido con el ministro a través de las mesas de técnicos de la Mesa de Enlace”.

A esa altura, el ex asesor del ruralismo ya ocultaba a propósito la principal razón de aquella reunión, que era que Domínguez le había ofrecido ocupar un alto cargo en su gabinete, lo que se confirmó a las pocas horas de esta última entrevista.

La metamorfosis había concluido. Lestani había dejado de ser larva para transformarse en mariposa. Ahora vuela libre del ruralismo y sus pesadas cargas ideológicas, que reniegan de cualquier tipo de intervención en los mercados. Ya forma parte de un gobierno que mantendrá el cepo a la carne, más allá de algunas flexibilizaciones.

Poco importaba la verdad a esa altura de los acontecimientos.

Publicidad