8 de enero de 2022 11:49 AM
Imprimir

La sequía también impacta fuerte en Brasil: se esfumó la posibilidad de otro récord de la soja

La falta de lluvias y el calor en los Estados de Paraná y Río Grande do Sul han hecho reducir en 11 millones de toneladas el pronóstico de cosecha.

La consultora de agronegocios de Brasil AgRural afirmó este jueves que ya no se espera que ese país obtenga una producción récord de soja en la campaña 2021/22.

El motivo es el clima cálido y seco en los Estados del sur, donde la cosecha sería 11 millones de toneladas menor a la inicialmente esperada.

De acuerdo con un cable de la agencia Reuters, AgRural achicó de 144,7 millones a 133,4 millones de toneladas su perspectiva productiva para la oleaginosa.

No obstante, sería una producción alta en términos históricos, solo 4 millones de toneladas por debajo del récord de 137,3 millones de la última campaña.

Efecto Niña

“La perspectiva se suma a las crecientes señales de que el patrón meteorológico de La Niña podría dejar una gran franja de América del Sur demasiado seca para alcanzar su producción potencial de granos este año”, señala el cable de Reuters.

También menciona que otra consultora, StoneX, también recortó en 11 millones de toneladas su pronóstico, de 145 millones de toneladas a 134 millones.

Según AgRural, “la sequía y las altas temperaturas observadas en el sur de Brasil y en el sur del estado de Mato Grosso do Sul desde principios de noviembre han afectado fuertemente la cosecha de soja 2021/22”.

Paraná, uno de los principales estados sojeros de Brasil, ha sido el más afectado, dijo AgRural, que también recortó sus proyecciones de producción para Rio Grande do Sul, Santa Catarina y Mato Grosso do Sul.

El lado positivo es que “en el resto del país, la cosecha está bien establecida y se esperan altos rendimientos en (el estado de mayor producción de) Mato Grosso, donde ya se están cosechando las áreas iniciales”, agregó AgRural.

En concreto, se estima que el rendimiento promedio de la soja en Brasil caería a su nivel más bajo desde 2015/16, a 54,8 sacos por hectárea.

Fuente: Infocampo

Publicidad