17 de enero de 2022 10:20 AM
Imprimir

“El gobierno no encuentra soluciones para el sector ganadero, pero busca culpables”

La producción ganadera es un proceso biológico que necesita por lo menos 5 años de no intervención del Estado. El gobierno apunta a la destrucción del sector, apuntó el presidente de CICCRA.

Según el informe económico mensual de la Cámara de la Industria y Comercio de la Carne (CICCRA) la faena de vacunos cayó un 7% en el año 2021, la menor cifra desde el año 2017 y se sacrificó 1 millón de bovinos en relación al año 2020.

La producción de carne cayó un poco menos, porque aumentó el precio de faena. La imposibilidad de desarrollar el engorde a corral como se venía haciendo últimamente hizo que las recrías fueran largas y entonces ingresaron al corral animales más pesados y hubo un aumento de casi el 2% en el peso de faena, llegando a 230 kilos la res.

Hay escasez de hacienda para la faena. Hay que recordar el año 2018 donde la política macro económica del gobierno de ese momento hizo que el productor tuviera que financiarse echando mano a las vacas y entonces hubo liquidación de vientres, y en el 2020 la sequía también obligó a sacar los animales del campo y en estos dos años se perdió 1 millón y medio de cabezas lo que generó que este año se tuvieran 750 mil terneros menos consecuencia de la suma de desafortunados acontecimientos, algunos políticos, otros climáticos, redujeron la producción de carne.

CICCRA
Informe Económico n°251 “B” de Diciembre 2021

Faena 1.134.000 cabezas -5,6% vs dic 2020
Faena anual 12.967.000 -7,4% vs 2020
Producción 260.000 TN/r/h -3,8% vs dic 2020
Producción anual 2.977.000 TN/r/h -6,1 vs 2020

En la cuenca del Salado llovió normalmente hasta diciembre, es decir en primavera hubo pasto; zona que registra alrededor de 20 millones de madres. Dato clave porque la vaca llegó bien a las condiciones de servicio, es decir estuvieron bien alimentadas; y en general, se dice que la vaca se preña por la boca. Una vaca que comió mal, no ovula.

El Presidente de CICCRA, Miguel Schiariti sostuvo en CNN Radio Rosario que “Queremos que se corte rápidamente esta sequía porque esa vaca tiene un ternero al pie hoy se influye si come bien o come mal, la cantidad de leche y la calidad que produce para engordar bien ese ternero y hoy todas las variables son negativas desde la política y desde lo climático”.

Cae la producción, cae la faena, por consecuencia aumenta el precio de la carne de manera exponencial

El precio de los productos alimenticios y no alimenticios van a seguir aumentando en la medida que el gobierno no deje de emitir, no genere la inflación que genera; que a la luz de los acontecimientos pareciera que en estos 2 últimos años fue su única política económica, diluir el gasto a través de la inflación. El achicamiento del gasto lo hace a través de la inflación, diluyendo los gastos del Estado, los salarios de jubilados y los salarios de los empleados públicos se reducen de manera significativa. Y en la pérdida del poder adquisitivo del salario en los últimos 2 años fue del 17% y bueno, esto es lo que genera inflación. La inflación la genera el Estado, emitiendo sin respaldo.

En 2021 se consumieron en Argentina 47,6 kg per cápita, es el promedio de los últimos 12 meses de consumo; cayendo de 2020 al 2021 en 2,4 kg.

Acá se da una combinación de elementos, la carne vacuna es el producto cárnico más caro, lo cual es absolutamente lógico porque el costo de producir un kilo de carne vacuna es mucho más elevado que el de producir pollos o cerdos, y el tiempo en producirlos también es mucho más largo, un pollo se hace en 44 días, un novillito necesita desde que nace por lo menos 20 meses. Entonces el precio del producto es el costo de producirlo más la velocidad de rotación del dinero, del capital que se utiliza para producirlo.

El gobierno en realidad no sabe cómo resolver el problema y lo que quiere es encontrar responsables. El responsable es el productor, el industrial frigorífico. No encuentra  soluciones y busca culpables y mantiene un relato siempre uniforme, donde la culpa nunca es de ellos, sino que es de los malos capitalistas que se quieren quedar con todo y después vemos que el capitalismo lo hacen los amigos de los funcionarios. Ese es el relato.

Cuanto sale terminar un animal (ese novillito) en este contexto

Lo que el año pasado un feedlotero compraba un ternero en $100-110.- el kilo hoy lo paga $370.-

El maíz que el año pasado costaba $8.- hoy cuesta $22.-, y seguramente si la sequía continúa aumentará nuevamente porque el maíz toma precios internacionales. Y están subiendo el maíz y la soja en el mundo precisamente por la sequía que hay en Sudamérica.

Entonces este negocio que era hacer un feedlot, dejó de ser negocio porque se perdía entre $5.000.- y $7.000.- por cabeza.

Entonces convenía comprar el ternero, porque para un feedlotero comprar el animal era más o menos como para un ahorrista de las ciudades, comprar dólares, nombrándose, un “refugio de capital”. Todos los economistas dicen que el dólar debería valer aproximadamente $150.- y la gente compra dólares a $210.- porque sabe que en algún momento va a tener ese valor por cada dólar.

Con la ganadería pasa lo mismo, el productor, hace una reserva de valor, de su bien con animales. Entonces se compran los animales, y en lugar de ponerlos en un corral, se ponen en el campo a que crezcan como se hizo toda la vida hace unos 15-20 años donde se generalizó el engorde a corral. Ahora está ocurriendo otra vez esto. Esos animales que antes entraban con 200 kilos a un corral ahora entran con 300 kilos. Teniendo en cuenta todas las variables positivas, engordar 100 kilos a un animal le lleva más de un año.

Esto es lo que genera también una caída en la oferta instantánea. Los animales están, pero están engordando de una manera más económica, para no generar pérdida para aquel que los tiene y los produce.

Prohibición de carnes para cortes internos

Los resultados de las exportaciones es que, este año pasado, con 7 meses de cierre de exportaciones se perdieron 370 millones de dólares y la carne aumentó el 11% en noviembre y el  9% en diciembre. La conclusión cae por peso propio, esto no tiene resultados. Es todo negativo.

De mantenerse las restricciones durante todo el año 2022 seguramente se exportarán alrededor de 1.000 millones menos que en 2020.

Así los uruguayos vienen todos en masa a votar por Cristina, digo Schiariti en tono irónico. Los precios aumentan precisamente porque hay un actor como la Argentina que está prácticamente retirado del comercio exterior, al menos en volumen.

Las reuniones con Nación conducen todas a un callejón sin salida. La producción ganadera es una producción biológica que necesita tiempo para su desarrollo, no es una fábrica de tornillos donde el dueño de la fábrica decide aumentar la producción, y trabaja más horas para alcanzar el objetivo. La ganadería tiene sus tiempos. Hay que esperar 9 meses a que nazca un ternero, período de amamantamiento, luego esperar 12-15 meses más para que esa ternera si fuese hembra se convierta en vaquillona y pueda ser servida y sino esperar también para que el novillito vaya a frigorífico.  Y si lo quiere terminar como novillo hay que esperar un año más. Es un proceso biológico que necesita por lo menos 5 años de no intervención del Estado en la producción ganadera. El gobierno apunta a la destrucción del sector.

Fuente: NAP

Publicidad