21 de enero de 2022 11:21 AM
Imprimir

La importancia de las acciones fitosanitarias para el control y monitoreo de Carpocapsa

Se deben realizar en todo el proceso de producción de la fruta, desde el establecimiento, y hasta su empaque y acondicionamiento.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) recuerda a la actividad productiva de frutas frescas de la norpatagonia, la importancia de realizar las tareas de control y monitoreo de Cydia pomonella (Carpocapsa).

“Las tareas se deben realizar en todo el proceso de producción de la fruta, desde el establecimiento y hasta su empaque y acondicionamiento”, indicó el coordinador norpatagónico de Protección Vegetal, Esteban Rial.

En este sentido, se reitera que los establecimientos productivos que están inscriptos en el Plan de Trabajo para la exportación de manzanas, peras y membrillos hacia Brasil, deberán informar al Sistema Integrado de Gestión de Trazabilidad (SIGTraza) las lecturas semanales que se realizan a la red de trampeo.

“Profesionales del Centro Regional Patagonia Norte del Senasa están fiscalizando los predios productivos inscriptos a Brasil, y verifican que al ingreso se encuentre el cartel con el nombre de la persona que produce o la Razón Social y el número de inscripción en el Registro Nacional Sanitario de Producción Agropecuaria (Renspa)”, repasó Rial.

“Dentro del establecimiento se controla la identificación de las Unidades Productivas, la actualización del Cuaderno de campo, la instalación de la Red de trampeo y la aplicación de la Técnica de Confusión Sexual (TCS), entre otras acciones”, agregó el Coordinador.

En los establecimientos de empaque y frigoríficos de frutas frescas, se controla que se realicen las tareas de verificación de frutos previos al proceso. En este caso, se recomienda a las personas responsables técnicas extremar los recaudos en lo referido a la toma de la muestra correspondiente al 0.3% del total de kilogramos del lote ingresado al establecimiento, definido por UP/Variedad.

El objetivo de esa acción es determinar el porcentaje de daño y la presencia y/o ausencia de larvas de carpocapsa, cuyos resultados deben ser informados también al SIGTraza. En línea con esto, Rial enfatizó que “es función del responsable técnico de cada establecimiento de empaque/frigorífico de frutas frescas controlar que esta tarea se realice en forma correcta”.

“La omisión de estos procedimientos -que ya hemos informado con anterioridad- es motivo de suspensión de las actividades enmarcadas dentro del Plan de trabajo e, incluso, se puede llegar a la exclusión de los establecimientos de empaque/frigoríficos de los registros para procesar fruta con destino a Brasil”, resaltó Rial. Además, recordó que “deberán contar con los reportes de daño, los remitos de ingreso de la fruta y la planilla de verificación previa al proceso”.

Finalmente, el coordinador de Protección Vegetal norpatagónico hizo un llamamiento a todo el sector productivo a “tomar conciencia de la presión de la plaga en nuestra zona y la importancia de que cada persona que interviene en la cadena productiva actúe con la máxima responsabilidad y cuidado”. En este sentido, instó a que las tareas de control y monitoreo de Carpocapsa se desarrollen de manera profesional y tendiendo a la conservación de nuestros mercados compradores.

Publicidad