23 de enero de 2022 11:54 AM
Imprimir

Uruguay : La campaña de brucelosis recibió “golpe duro” al perder una vacuna

Servicios Ganaderos esperan resultado de muestras enviadas al exterior

La Dirección General de Servicios Ganaderos sigue esperando el resultado del análisis de una de las dos vacunas contra la brucelosis bovina que hay en el mercado, luego de enviar un frasco de la vacuna Bruceiosan51 del Laboratorio Virbac Uruguay S.A. a un centro de referencia del exterior, para saber por qué esa vacuna generó animales positivos a la enfermedad.

A su vez, el laboratorio que vende ese inmunizante en el mercado también envió dosis a un laboratorio de referencia en el mundo, buscando saber el origen del problema. Tras detectarse los primeros positivos en un establecimiento que estaba vacunado con la citada vacuna, el MGAP realizó varias investigaciones, pero primero retiró de inmediato las dosis disponibles y se suspendió la fabricación, comercialización y uso.

“Para la campaña de brucelosis bovina todo esto es un traspié grande”, admitió a El País el Director General de los Servicios Ganaderos (MGAP), Dr. Diego de Freitas, asegurando que la meta fue actuar rápido antes de que se generara un perjuicio mayor.

Mientras tanto, la investigación y el seguimiento de los animales positivos que van surgiendo y se constata que están vacunados con la vacuna de referencia, sigue en marcha.

El 18 de noviembre de 2021 se realizó una prueba de campo en 54 animales del establecimiento del MGAP-Dilave de Tacuarembó (Península de Cardozo) -N° DICOSE 180301879-, en virtud de sospechas de interferencia de la vacuna Brucelosan51, en los resultados de diagnóstico de la enfermedad.

Según aclaró el MGAP, la utilización de vacunas, que generan un diagnóstico distorsionado, interfiere en el Programa Sanitario contra brucelosis, provocando perjuicios graves a los sistemas de control sanitario que lleva a cabo los Servicios Ganaderos, a través de sus dependencias competentes y es susceptible de causar daños económicos a los productores.

Los trabajos de investigación en ese predio oficial continúan. “Repetimos el sangrado a los 15 días (del primer muestreo serológico) y dio menos negativos. Eso brinda una cierta tranquilidad de que los animales que se vacunaron con la Bruceiosan51 no van a ser positivos por mucho tiempo”, explicó el jerarca del MGAP.

El problema que se generó con esta vacuna no es exclusivo de Uruguay, también se generó en otras partes del mundo. Es por eso que las investigaciones científicas deben ir hasta el final para evitar reincidencias.

Campaña. Respecto a la campaña contra brucelosis bovina que se desarrolla en Uruguay, de Freitas afirmó que “viene bien”, pero reiteró que el problema generado con esta vacuna “es un traspié importante. Ha sido un golpe duro para la campaña”.

El MGAP también controló la otra vacuna que hay disponible en el mercado y que es elaborada por la Dirección de Laboratorio Veterinario “Miguel C. Rubino”, en este caso “no se detectó problema alguno con esa vacuna”, aclaró de Freitas.

Al aparecer un caso positivo a la enfermedad, el servicio oficial controla primero si se trata de animales que fueron vacunados con Bruceiosan51. Los veterinarios al aplicar la vacuna, suben las lecturas al Sistema de Información y Registro Animal (SIRA), generándose una herramienta valiosa para productores, técnicos y servicio oficial al momento de realizar los rastreos de los casos.

“Un evento inesperado” para Virbac Santa Elena

El problema generado “fue un evento inesperado”, afirmó el director general de Virbac, Dr. Eduardo Ottonelli. Semanas atrás dijo a El País que la vacuna de brucelosis con la cepa RB51 “no tiene que marcar anticuerpos, está liberada por el control oficial del laboratorio y del MGAP, se hacen todos los controles que exige la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y sin embargo, en algunos establecimientos donde no cerraba con la situación epidemiológica que hubiera brucelosis, se detectaron animales positivos”.

La empresa retiró del mercado lotes que representan 65.000 dosis y se habían aplicado. Si fueran todos los lotes era por encima de las 200.000 dosis. Se trabaja “con uno de los máximos especialistas a nivel mundial, que tiene experiencia en cómo solucionar este tipo de problemas.

Fuente: El Pais

Publicidad