24 de enero de 2022 11:43 AM
Imprimir

Carne congelada: 6 errores que cometes al almacenarla y cocinarla

Congelar la carne es una manera de conservar la carne segura por muchos meses; algunos errores al almacenarla y cocinarla pueden afectar su calidad e incluso hacer menos seguro su consumo

Congelar la carne es una de las maneras de conservarla de manera segura por más tiempo. Sin embargo, al almacenarla y cocinarla hay algunos errores comunes que debes evitar para garantizar su seguridad y calidad.

La carne y las aves crudas mantienen su calidad durante más tiempo que las cocidas porque se pierde humedad durante la cocción, según el Servicio de Inspección y Seguridad Alimentaria (FSIS).

La carne fresca puede conservarse de 3 a 5 días en el refrigerador; en el congelador, la carne puede conservar si calidad entre 4 y 12 meses. Los alimentos almacenados constantemente a 0 °F siempre serán seguros, pero la calidad se ve afectada con el congelamiento prolongado.

Errores al almacenar y cocinar la carne que debes evitar

1. No verificar la temperatura del congelador

La temperatura ideal del congelador es inferior a 0 ° F. Congelar a 0 °F inactiva cualquier microbio (bacteria, levadura y moho) presente en los alimentos.

A veces, el refrigerador puede no estar configurado a la temperatura necesaria o puede estar marcando una temperatura a la que no está enfriando realmente. Por ello debes verificar la temperatura de tu refrigerador y ajustarla de ser necesario. Para medir la temperatura del refrigerador con un termómetro independiente económico para electrodomésticos.

2. No proteger la carne adecuadamente

El embalaje adecuado ayuda a mantener la calidad de la carne y evita las quemaduras por congelación. Para un almacenamiento adecuado se debe envolver los paquetes de carne evitando que permee el agua y el aire.

Si el empaque de la carne se rompe accidentalmente mientras está en el congelador, aun es segura para usar; solo vuelve a envolver el producto.

3. No congelas la carne rápidamente

La congelación rápida evita que se formen grandes cristales de hielo que durante la descongelación, dañan las células. Esto hace que la carne “gotee” y pierda jugosidad. Lo ideal es que un alimento de 2 pulgadas de grosor se congele por completo en unas 2 horas.

Usa el estante de “congelación rápida” si es que tiene esta sección tu congelador. Evita apilar los paquetes para congelar. En su lugar, extiéndalos en una capa en varios estantes, y apila los paquetes una vez que están congelados.

4. Descongelas la carne a temperatura ambiente

Hay tres formas seguras de descongelar alimentos: en el refrigerador, en agua fría o en el microondas. La forma más segura de descongelar la carne es en el refrigerador.

Los alimentos perecederos nunca deben dejarse afuera del refrigerador por más de 2 horas o 1 hora si la temperatura es cálida, de más de 90 ° F.

Para una descongelación más rápida, coloca la carne en una bolsa de plástico a prueba de fugas y sumérgelos en agua fría. Cambia el agua cada 30 minutos. Los paquetes pequeños de carne de res se pueden descongelar en una hora o menos; un corte de 3 a 4 libras puede tomar de 2 a 3 horas.

5. Condimentas la carne antes de cocinarla

Es mejor sazonar los filetes de carne congelados después de comenzar cocinarlos. De acuerdo a Epicurious, esto se debe simplemente a que la sal y la pimienta no se adhieren a la superficie de la carne cuando se congela.

6. No la cocinas lo suficiente

Puedes cocinar la carne sin descongelar, aunque debes considerar que la carne congelada tarda 50 por ciento más tiempo más tiempo en cocinarse. Usa un termómetro para alimentos para tomar la temperatura interna de éstos.

De acuerdo a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), los bistecs deben cocinarse a una temperatura mínima de 145° F, con un tiempo de reposo de 3 minutos; las carnes para asar y chuletas de cerdo deben cocinarse a temperatura mínima de 160° F; y la carne molida debe alcanzar una temperatura mínima de 160°

Publicidad