7 de diciembre de 2009 14:39 PM
Imprimir

Gesto (leve) al campo: liberan u$s 70 millones de trigo

En una semana clave para el campo -que se encuentra organizando el acto para el próximo jueves, cuando asumirán los nuevos agrodiputados- el Gobierno apunta a intentar calmar el malhumor de los productores. Así, el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, informó que hoy se autorizará la exportación de 300 mil toneladas adicionales de trigo.

Esta medida significaría un monto de u$s 70.605.000 si se liquida el total de las 300 mil toneladas de trigo a u$s 235,35 (precio FOB del viernes pasado).

«El próximo lunes (por hoy) vamos a autorizar la exportación de otras 300 mil toneladas de trigo», aseguró Domínguez, desde Castelar, provincia de Buenos Aires, donde viajó a inaugurar una nueva sede del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).

Anuncios anteriores

La liberación para exportación de este volumen del cereal se suma a otros anuncios realizados por la cartera agropecuaria en los últimos meses, remarcó el funcionario, tras recordar que este año la Argentina se vio afectada por «la peor sequía de los últimos 75 años».

Sin embargo, desde el sector agropecuario aseguran que esta medida no modificará en absoluto al mercado y no beneficiará al cultivo.

«Las 300.000 toneladas de las que habla el Gobierno son una pequeña ayuda que no modificará al mercado», aseguró a Ámbito Financiero Ernesto Ambrosetti, economista jefe de la Sociedad Rural Argentina. Y agregó: «La única solución para mejorar la situación del cultivo es liberar los mercados de manera que los molineros compitan libremente con los exportadores y mantener las compensaciones a los molineros para que no aumente el precio del pan».

Además, a pesar de que el Gobierno intenta agilizar los trámites para los permisos de exportación (Roe verde), los productores aseguran que por las intervenciones del oficialismo en los mercados no logran recibir el precio pleno del cereal.

«Esta medida es más de lo mismo, el Gobierno entrega con cuenta gotas permisos para exportar, pero los productores ya no tienen confianza. Para que el oficialismo recupere la confianza del sector, debe dejar de intervenir en los mercados», sostuvo Ambrosetti.

Este año, el trigo tuvo la peor campaña de los últimos 111 años debido a la sequía y a las políticas del Gobierno que, según los productores, no incentivan la producción y hacen que el negocio pierda previsibilidad.

Desde el sector privado sostienen que se esperan entre 7 y 7,5 millones de toneladas de trigo, mientras que desde el Gobierno aseguran que la producción final será de 9 millones de toneladas.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *