27 de enero de 2022 11:43 AM
Imprimir

Buscan mitigar impacto de ganadería en cambio climático

Y es que durante la COP26 el GCF se adhirió a la declaración que firmaron más de 100 países que se proponen reducir 30% las emisiones globales de metano hacia 2030

Con el fin de reducir las emisiones de metano en la ganadería de América, el Fondo Verde del Clima (GCF por sus siglas en inglés) y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura  (Iica) pondrán en marcha un programa para mitigar el aporte negativo que hace la región en el cambio climático. CBD lo hará con la colocación de un total de US$100 millones para financiar el proyecto.

Esto surge a raíz de una evidencia analizada por la Universidad Nacional de Colombia, con sede en Manizales: Una vaca alimentada con granos o concentrados puede emitir entre 100 y 500 litros de metano por día, mientras que las dietas con solo pastos y leguminosas ayudan a la reducción de las emisiones.

Y es que durante la COP26 el GCF se adhirió a la declaración que firmaron más de 100 países que se proponen reducir 30% las emisiones globales de metano hacia 2030.

El proyecto abre la posibilidad para que los sectores públicos y privados puedan participar presentando sus proyectos que contribuyan al desarrollo de procesos productivos ambientalmente más eficientes. Este primer paso de la iniciativa comprenderá la realización de estudios de factibilidad, actividad que tendrá un aporte del Fondo por US$1,5 millones.

“El Iica se ha convertido en un vehículo para atraer recursos del Fondo en materia de agricultura, bosques y otros usos de la tierra, ya que ha sido aprobada su acreditación y se firmó el documento legal para instrumentar este tipo de ayudas”, detalló el funcionario del organismo internacional.

“Con este proyecto –cerró- buscamos aumentar la eficiencia de los sistemas productivos en la cadena ganadera, que ha recibido muchas críticas y poca comprensión de los avances que se han realizado. Es un honor ser aliados del Fondo Verde del Clima”, concluyó Manuel Otero, director del Iica.

Todo esto es producto de la acreditación del Fondo en julio pasado al Iica para implementar proyectos financiados por su cartera crediticia, lo que permite al organismo hemisférico acceder a recursos que apoyen iniciativas de adaptación y resiliencia climática de la agricultura y la ruralidad en los países de la Américas. 

El GCF tiene una cartera de aportes por US$20.000 millones, cuya misión es precisamente, ayudar a los países en desarrollo a implementar prácticas de adaptación al cambio climático y mitigación de sus efectos.

Fuente:

Publicidad