28 de enero de 2022 11:46 AM
Imprimir

Menor producción y mayores precios

Clima extremo, mientras se evalúan daños. Tensión entre el Gobierno y entidades que comenzaron a “faltar” a las convocatorias. Firmeza en precios internacionales. Inquieta el conflicto Rusia-Ucrania.

… que, mientras se siguen evaluando los daños agrícolas provocados por la seca, las altas temperaturas de la primera quincena, y las tormentas y excesos hídricos, en especial, en varias localidades bonaerenses se comenzaron a conocer datos de cierre de 2021 que confirman anticipos de Ámbito, como la fuerte suba internacional de los precios de la carne vacuna que, prácticamente, compensó la caída de volumen de exportación por las restricciones impuestas, de casi 100.000 toneladas respecto al año anterior. Según Valor Carne, “los embarques totalizaron 805.000 tec (toneladas equivalente carcasa), casi 100.000 menos que en 2020, con China y Rusia como los principales destinos afectados”. Para analistas del sector, el volumen potencial, sin embargo, casi duplicaría la diferencia con el 2020 debido a la tendencia creciente que traían los envíos al momento del cierre de las exportaciones en mayo pasado. De ahí que también se frustró el récord anual de exportaciones que finalmente hubiera superado con holgura el millón de toneladas (volumen que se había planteado para fines de los años 90), y que de acuerdo con los precios internacionales de la mercadería argentina, representaron un recorte de ingresos de divisas de, al menos, u$s400-500 millones.

… que no sólo los granos vienen registrando pérdidas. También los fuertes calores y seca impactaron sobre la lechería, tanto en producción diaria como en el estado de pasturas y campo natural. Se prevé un aumento en los costos de producción y una baja en los niveles de ordeño que se puede prologar si vuelven las altas temperaturas. Los datos suman tensión a un mercado internacional de lácteos que viene tocando sus máximos en 8-10 años, de la mano de la fuerte demanda china. De acuerdo con datos de la OCLA, “la manteca y el queso alcanzaron máximos históricos, mientras que la leche parcialmente descremada subió a máximos que no se veían en 8 años en todo el mundo”. “El mayor importador de productos lácteos del mundo compró un 27% más de LPD en 2021 que en el 20 y un 24 % más que el récord anterior de 2019. Las importaciones de LPE chinas fueron un 32% mayores que los volúmenes de 2020 y superaron el récord de 2014 un 22%”. Ahora, si bien las compras chinas parecen haberse desacelerado un poco, la avidez de compra y la caída de la producción mundialvolverían a tensar las cotizaciones durante todo el presente año.

…que, con precios récord para el gas, y con el barril de petróleo rondando los u$s90, las necesidades de importación de energía el próximo invierno vuelven a poner sobre la mesa la discusión sobre los combustibles alternativos -bio- y la decisión de seguir disminuyendo el “corte” con los combustibles fósiles, no renovables, que enfrenta a la industria petrolera con los proveedores de maíz, caña de azúcar, etc. que se producen en el país, y que cuentan con cantidad de plantas tanto de etanol como de biodiésel, muchas de ellas desactivadas por los comparativamente bajos precios oficiales que le fijaban al producto, y aunque ahora con la nueva ley se mueve automáticamente con el precio de las naftas, estas no suben desde mayo pasado. Simultáneamente trascendió que “la Secretaría de Energía reducirá del 12% al 8% o 9% el corte obligatorio de bioetanol en las naftas. Es por la falta de etanol de caña. El congelamiento de los combustibles, que se extiende desde mayo, dificulta el acuerdo entre petroleras y productores de etanol para elevar la oferta del biocombustible en base a maíz”, según consigna EconoJournal. En Brasil, el nivel de “corte” con biocombustibles ronda hasta el 30%.

…que, según una reciente encuesta del estudio Zorraquín-Meneses, entre productores agropecuarios, “el 44,3% posee una percepción pesimista y el 42,3% medianamente pesimista sobre la evolución esperada del país para este año. O sea que sólo un 13% tiene una mirada con sesgo optimista, valor que coincide con otras encuestas realizadas en el mercado. Parece que este dato no fue tenido en cuenta por el Consejo Deliberante de Bolívar que, como otras veces, habría optado por una “suba de tasas” viales para mejorar sus ingresos, lo que generó un “rebelión fiscal” en el distrito ahora inundado con las fuertes precipitaciones de la semana pasada. Así, el aumento de 60% hasta 78% de la tasa vial y, además, la baja de la bonificación por buen pagador del 15% al 10%”, provocó el malhumor local que declaró la suspensión de los pagos por el pésimo estado de los caminos (hoy intransitables en su mayoría), junto con un “pedido de explicación” sobre el destino de los fondos aportados por los productores que, dicen “no llega al destino para el que se lo recauda”. La postura comenzó a conseguir adhesiones de otras entidades locales, de la provincia, y también de la Nación. Otro dato que tampoco cayó muy bien fueron las primeras declaraciones del productor entrerriano, Jorge Ruiz, elegido para hacerse cargo de la Jefatura de asesores de Agricultura. Es que a pesar de su muy larga experiencia, como hombre de la Federación Agraria de su provincia, y de su muy estrecha relación con las fundaciones de aftosa, fue muy crítico sobre las caídas de stock ganadero en el ’18 y ’19, aunque algunas se correspondieron con mayores exportaciones. “Ruiz se ocupa de lo que, según él, se perdió (de hacienda) en el ´18 y ´19, pero parece que se “olvidó” que entre el ´10 y el ´12 bajamos más de 11 millones de cabezas el stock”, se enojó un coterráneo. El hecho, menos, se alinearía con la negativa de las entidades nacionales que conforman la Mesa de Enlace, a la convocatoria de Agricultura a la reunión con el viejo Consejo Federal Agropecuario (CFA), para tratar el tema de la política ganadera; y al alejamiento de alguna dallas incluso, de la Cadena de la Carne.

Por Susana Merlo

Fuente: www.ambito.com

Publicidad