30 de enero de 2022 12:06 PM
Imprimir

Bruselas propone por fin imponer el tratamiento en frío a los cítricos importados de países terceros

El ministro de Agricultura, Luis Planas, valoró la propuesta presentada por la Comisión Europea a los Estados miembros para modificar la normativa comunitaria sobre protección fitosanitaria de los cítricos, que impondrá el tratamiento en frío (“cold treatment”) a los productos importados de terceros países, tras haberlo pedido nuestro país, así como el propio sector productor y comercializador citrícola español.

Al respecto, Planas puso en valor las gestiones realizadas desde el MAPA, en su continuo trabajo con los servicios de la Comisión, que han dado como resultado esta propuesta, y espera que se adopte cuanto antes, para satisfacer las aspiraciones del propio Gobierno de España, de la Generalitat valenciana y del conjunto del sector.

En concreto, Bruselas presentó dos propuestas de modificación de la normativa de protección sanitaria frente a la polilla del naranjo (Thaumatotibia leucotreta Merryck), que es la que introduce la obligatoriedad del tratamiento en frío para las importaciones de terceros países de zonas en las que esté presente la plaga, y frente a la “mancha negra” de los cítricos (Phyllosticta citricarpa McAlpine).

A partir de la entrada en vigor de la modificación, la normativa relativa a la polilla del naranjo tendrá carácter horizontal para todos los países exportadores de cítricos al mercado de la Unión Europea (UE).

En el caso de presencia de la plaga en la zona de origen del envío, el tratamiento de frio será una parte obligatoria del sistema de manejo para las naranjas y, asimismo, se incluyen los elementos necesarios para su correcta aplicación y control, reforzándose los controles actuales. Con ello, señala el MAPA, “se da respuesta a una larga reclamación de la Administración española y del sector citrícola.

En lo referido a la “mancha negra”, la propuesta presentada por la Comisión incrementa los requisitos sanitarios, de trazabilidad y los controles por parte de los países de origen, reforzando con ello el sistema de garantías exigidas.

Además, y debido a las interceptaciones producidas en las importaciones de los cítricos durante la campaña de 2021, se incluye a Zimbabue en la lista de países afectados por estas medidas, en los que ya estaban incluidos Argentina, Brasil, Uruguay y Sudáfrica.

Las dos propuestas presentadas por la Comisión Europea se abordarán, por primera vez, esta próxima semana en el Comité Permanente de Plantas, Animales, Alimentos y Piensos.

Ambas, según este departamento, suponen un refuerzo de los requisitos fitosanitarios para la importación y de los controles en frontera, con el objetivo de evitar la entrada de dos enfermedades que afectan a los cítricos, y son de gran interés para España.

Publicidad