31 de enero de 2022 10:30 AM
Imprimir

Informe Q1 2022 Rabobank del sector porcino: Incertidumbre y reajustes en el mercado

El primer informe trimestral 2022 de Rabobank para el sector porcino describe una situación con varias incertidumbres y una certeza: los costes de los insumos continúan aumentando. Como destacan los analistas de Rabobank, las tarifas logísticas, los precios de la energía y los precios de los cereales forrajeros, junto con los costes laborales, están desafiando las cadenas de […]

El primer informe trimestral 2022 de Rabobank para el sector porcino describe una situación con varias incertidumbres y una certeza: los costes de los insumos continúan aumentando. Como destacan los analistas de Rabobank, las tarifas logísticas, los precios de la energía y los precios de los cereales forrajeros, junto con los costes laborales, están desafiando las cadenas de suministro de carne de cerdo. Un gran problema ya que a los productores y procesadores de porcino les resulta difícil transferir esos costes adicionales a los consumidores, por lo que los márgenes estarán bajo presión, más aún en una economía en desaceleración.

A ello hay que añadir que el COVID-19 sigue presente, y tanto la producción como la demanda de porcino son vulnerables a cualquier interrupción que pueda derivarse de esa situación. De acuerdo al informe (que los clientes de Rabobank puede descargarse desde este enlace) la pandemia ha provocado muchos cambios en la gestión de la cadena de suministro y los patrones de consumo siguen evolucionando.

También es probable que las importaciones y exportaciones mundiales de carne de cerdo disminuyan con respecto a los niveles de 2021, principalmente debido a las reducciones en la demanda de importaciones de China a medida que se recupera la producción local. Aunque los países importadores tradicionales, principalmente Japón y Corea del Sur, probablemente aumentarán las importaciones, los principales exportadores deberán encontrar un nuevo equilibrio entre la oferta y la demanda.

Áreas geográficas

  • China: La débil demanda presiona a la baja los precios del cerdo. La producción de carne de cerdo crecerá, impulsada por la mejora de la calidad de las cerdas.
  • Europa: La sobreoferta en Europa mantiene la presión a la baja sobre los precios. La peste porcina africana se propaga al norte de Italia, lo que puede complicar el comercio.
  • EEUU: La reducción del suministro de cerdos en el primer semestre respaldará los precios y ayudará a compensar el aumento de los costos. El COVID-19 interrumpe la matanza y la distribución, amenazando la demanda.
  • Brasil: El clima seco vuelve a subir los precios de los piensos. Se espera que el año electoral traiga más volatilidad al mercado porcino.
  • Sudeste asiático: tanto los brotes de COVID como los de peste porcina africana afectan a los mercados de carne de cerdo de la zona. La producción de carne de cerdo en Vietnam y Filipinas crecerá, aunque lentamente.
  • Japón: la demanda se está debilitando a medida que COVID sigue propagándose. Las importaciones de carne de cerdo son fuertes, ya que la carne de vacuno es más cara.
Fuente:

Publicidad