2 de febrero de 2022 12:39 PM
Imprimir

Aumentó la producción láctea pero decayó la faena de ganado bovino y porcino con respecto al 2020. Aquí más detalles

Santa Fe presentó el Informe de Actividad Económica de la Provincia realizado por el Centro de Estudios y Servicios de la Bolsa de Comercio de Santa Fe. Se trata de un indicador mensual que mide la evolución del nivel de actividad y su principal objetivo es determinar el movimiento cíclico de la economía y las sucesivas fases de la provincia.

Resultados generales

La recuperación continúa transitando una etapa deprimida.   

El ICASFe se ubicó en 156,6 puntos, presentando en el mes de noviembre de 2021 un leve incremento del 0,1% de la actividad económica provincial respecto al mes de octubre del mismo año (tasa mensual). Mientras que, en comparación a noviembre del 2020, el aumento fue del 3% (tasa interanual).

La variación acumulada en 2021 se estima en un 3,1%. 

Actividad Económica de la provincia de Santa Fe desde 1994 a noviembre 2021 - ICASFe
Actividad Económica de la provincia de Santa Fe desde 1994 a noviembre 2021.

Resultados específicos

8 de las 14 series representativas de la actividad económica provincial presentaron
variaciones mensuales positivas. Por su parte, fueron 9 las que se incrementaron en la comparación interanual. 

– Molienda de oleaginosas con un incremento del 2,8% mensual y un 12,2% interanual.

– Faena de ganado bovino y porcino sumó apenas un 1,4% mensual y continúa en negativo con un -0,5% interanual. Se mantiene en niveles históricos bajos.

– Producción láctea suma un 0,9% mensual y un 4,1% interanual.

– Ventas de maquinaria agrícola indicó un aumento del 4,2% mensual y 23,5% interanual.

– Patentamiento de vehículos nuevos, en su tercera tasa mensual positiva con un incremento de 2,0% mensual pero una baja interanual del -21,5% .

– Consumo de cemento, también en su tercera tasa mensual positiva con una suma del 0,1%, pero con una disminución interanual del -0,9% . 

– Puestos de trabajo registrados marcaron un incremento mensual del 0,3%, dando continuidad a la recuperación de la variable en términos interanuales con un 3,4%.

– Demanda laboral, medida por el índice de expectativas empresarias, presentó una leve disminución en relación al mes anterior del -0,1%, pero con un incremento interanual positivo
del 70,0%.

– Conjunto de remuneraciones reales percibido por los empleados registrados se incrementó levemente en noviembre con respecto a octubre un 0,6%, mientras que en comparación con noviembre de 2020 sumó un 5,8%. Cabe destacar que la serie todavía se encuentra muy por debajo de los niveles previos a la caída acumulada entre 2018 y 2020.

– Ventas en supermercados (grandes superficies), continúan con una evolución bastante deprimida, marcando bajadas del 0,8% con respecto a octubre, y del 1,6% en relación a noviembre de 2020.

– Disponibilidad de recursos tributarios (en términos reales) por parte del estado provincial volvieron a caer tanto en la comparación mensual con un -0,2%, y como interanual un -0,7% . En particular, en cuanto a los ingresos propios de la provincia, la recaudación del impuesto a los Ingresos Brutos mantiene una buena performance.

– Consumo de hidrocarburos para la agroindustria y el transporte, decayó un -1,6% mensual, y recuperó un 12,6% interanual.

– Utilización de energía eléctrica industrial se indicó una disminución mensual del -0,5% pero un aumento del 16,3% interanual.

– Consumo de gas industrial presentó también una caída del -3,0% mensual, mientras que la tasa interanual fue del 17,4%. 

Síntesis

La recuperación actual de la actividad económica de la provincia de Santa Fe acumula 18 meses de duración (junio 2020-noviembre 2021). Esta recuperación está compuesta por dos etapas bien marcadas. La primera se sucede entre junio de 2020 y abril de 2021, durante la cual el ICASFe registró un incremento acumulado del 9,2%; y la segunda entre mayo y noviembre últimos, siete meses en los que la variación neta fue prácticamente nula.

En este sentido, estamos en presencia de una recuperación deprimida, que en una primera etapa logró recuperar la abrupta caída registrada hacia fines de 2019 y comienzos de 2020, agravada por el contexto de pandemia. Luego, en un contexto macroeconómico adverso, perdió fuerza retomando la tendencia de estancamiento propia de la última década.

Fuente:

Publicidad