2 de febrero de 2022 14:04 PM
Imprimir

Gastón Cossia renunció al Instituto de Bienestar Animal: “Le pusimos todo lo que pudimos”

El blanco contó que, desde que se creó el INBA y se consolidó el Consejo Directivo, los productores llegaron con "la propuesta de no dialogar" con él ni permitirle entrar a las reuniones.

El veterinario Gastón Cossia renunció este martes a su cargo de director del Instituto Nacional de Bienestar Animal (INBA). Tras una reunión con el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, el blanco dijo a El País: “Le pusimos todo lo que pudimos, pero contra estas fuerzas que se alinearon, es muy difícil”.

Uno de los motivos que llevó a presentara la renuncia, según contó, fue la manifestación de los productores rurales del viernes, cuando llevaron a la Plaza Independencia a ovejas que murieron y otras que estaban agonizando tras ser atacadas por perros en zonas rurales. 

Asimismo, indicó que hubo algunas personas que declararon que iban a “continuar con este tipo de situaciones de exponer animales agonizando”. 

La Federación Rural había manifestado su disconformidad con Cossia. En un comunicado del 11 de diciembre, la organización pidió al Poder Ejecutivo su destitución, “entendiendo que su perfil y desempeño no han satisfecho las expectativas del cargo”. 

En esa oportunidad, la Federación Rural indicó que “la falta de medidas efectivas para solucionar el problema de la tenencia no responsable de los perros, principal factor determinante de cuantiosos daños a la producción pecuaria, generan frustración y alarma en los productores”. 

Cossia señaló que no puede permitir que, por “objeciones personales”, “diferencias de enfoque” o, como se mencionó en el comunicado de la Federación Rural, tener “tener un cierto perfil” —es un veterinario que trabaja con animales de compañía hace 30 años—, se ponga en juego la política pública del gobierno”.

“Eso es lo que es inaceptable para mí. Mi compromiso es con el gobierno y con las políticas que hemos definido”, comentó. 

El blanco señaló que su “profesión es una” y es “tan veterinario como cualquier otro”. En esa línea, comentó: “Se ha generado esa brecha entre quienes trabajan con animales de compañía y con los animales de producción. Nosotros no llegamos al gobierno para dividir, llegamos para unir, para encontrar diálogo y hacer cosas entre todos”.

Asimismo, contó que, desde que se creó el INBA y se consolidó el Consejo Directivo, los productores llegaron con “la propuesta de no dialogar” con él ni permitirle entrar a las reuniones. A su entender, “había un prejuicio muy marcado”. 

“Quizás no tuve la capacidad de convencerlos o demostrarles que nuestra tarea buscaba acercar este mundo a otro mundo, que es el de la defensa de los animales, que no pueden estar aislados, ni uno puede ser uno supremacía del otro. Acá nadie tiene la verdad”, añadió.

Cossia reconoció los “esfuerzos que se han hechos durante estos meses para intentar recomponer” pero se han encontrado con “posiciones que han sido muy rígidas”.

Fuente: El Pais

Publicidad