2 de febrero de 2022 22:05 PM
Imprimir

Se duplicaron las importaciones de carne porcina: los motivos

De acuerdo a un relevamiento de JLU Consultora, mientras en 2020 se compraron en el exterior 19.159 toneladas, el año pasado fueron 39.244 toneladas

En el último año, la Argentina importó más del doble de carne porcina que durante 2020. En tanto, registró una baja del 30% en sus exportaciones. Para comparar, mientras en 2020 se compraron en el exterior 19.159 toneladas del producto, en 2021 fueron 39.244 toneladas. Además, mientras que en 2020 se exportaron 42.237 toneladas, en 2021 las ventas al exterior se ubicaron en 29.630 toneladas, un 30% menos. Llevado todo esto a valores, si se midiera como balanza comercial, en 2020 hubo un superávit de US$4 millones y en 2021, en cambio, un déficit de US$52 millones. Así surge de un informe de JLU Consultora.

Según explicaron en el sector, la diferencia de comportamiento fue fruto de una disminución en la demanda de China, la caída del precio internacional y una demanda consistente en el mercado interno.

En diálogo con LA NACION, Juan Manuel Bautista, coordinador de la Comisión de Porcinos de la Sociedad Rural Argentina (SRA), explicó: “El 2020 fue un año en que a la demanda la traccionó fundamentalmente China. El sector estuvo a la altura de las circunstancias, pudo exportar y generar alianzas estratégicas”.

En 2021, el mismo mercado se dio vuelta y eso afectó para que el negocio de la exportación no fuera tan demandante como había sido en el año anterior, según indicó.

En rigor, si bien las exportaciones venían en crecimiento desde 2015, en 2020 el salto fue exponencial: subieron un 61% respecto del año anterior, siendo que en 2019, con relación a 2018, había aumentado un 10%. Bautista dijo que ese crecimiento en la demanda del gigante asiático se dio fundamentalmente por el impacto de la enfermedad de la peste porcina africana, que ocasionó allí una reducción de la producción y en donde la Argentina encontró un nicho para la colocación de esta carne.

En esa misma línea, el consultor Juan Luis Uccelli, detalló: “Durante 2019 y 2020 China salió desesperadamente a buscar carnes y las pagó a precios extravagantes: US$4200 por los tres cortes de media res porcina. Sin embargo, eso en 2021 se empezó a acomodar y al final tuvimos un año totalmente atípico para el comercio exterior argentino”.

Importaciones porcinas
Importaciones porcinas

Ocurre que el año pasado hubo dos realidades opuestas entre el primer semestre y el segundo. De acuerdo a lo expresado por el consultor, como consecuencia de una importante suba de los costos de producción en el gigante asiático, entre mayo y junio, hubo muchos criaderos que cerraron y volcaron la producción que tenían en el mercado local chino. Por ese motivo hubo un aumento de stock y China se retiró del mercado de compra de carne de cerdo mundial en donde venía siendo líder.

Esta caída, a su vez, se debió a que en ese período quebró un valioso trader internacional e hizo un “desastre” con la carne de cerdo de los países que venden a China. “Quedó un relevante volumen de producción en los puertos chinos o yendo en esa dirección. China los salió a comprar, pero pagó 1000 dólares por lo que en diciembre de 2020 había pagado 4200 dólares”, indicó.

A esto se sumó que había una demanda consistente en el mercado interno, versus la exportación, y la cadena se volcó al mercado local. “El precio acá era más interesante, había colocación. Hay una diferencia con el precio vacuno que te permite vender, por eso se pudo colocar toda la producción”, indica Ucelli.

Además, el consultor alertó que en el ámbito de las exportaciones el atraso cambiario del dólar hizo que se perdiera competitividad. “Estamos caros en dólares”, apuntó.

“China este año va a comprar carne de cerdo, pero manejando los precios; no va a pagar 4000 dólares. Este año el sector va a tener que hacer una movida importante de promoción para el consumo porque vamos a tener más producción”, dijo.

Pilar Vazquez

Fuente: La Nacion

Publicidad