4 de febrero de 2022 12:48 PM
Imprimir

Cómo es la cebolla que no hace llorar: una empresa presentó la solución al gran problema de la cocina

La variedad se llama Sunion y fue desarrollado por la alemana Basf a lo largo de más de tres décadas. No está modificada genéticamente, sino que es resultado de sucesivos cruzamientos de cepas de cebolla "menos picantes y más dulces".

La primera variedad de “tearless onion” o cebolla que no hace llorar está comenzando a comercializarse en varios países europeos, a partir de un desarrollo de la alemana BASF que se llama “Sunion“.   

Así, la ciencia y la tecnología aportaron una solución concreta a uno de los más antiguos dilemas del saber culinario, cómo hacer para picar cebolla sin llorar.

La cebolla blanca convencional, con el tiempo, se pone cada vez más intensa. 

El desarrollo de este tipo de cebolla llevó más de 30 años, llegará este mes a las góndolas de Alemania, y ya se comercializa desde diciembre en Italia, además de otros países como España, Francia, Gran Bretaña, Canadá y Estados Unidos.

Aún no se sabe cuándo podría llegar la Argentina y otros países de América Latina, aunque desde la compañía estimaron que a partir de ahora, “los países que se considerarán a continuación dependen del interés local de los consumidores y las opciones de suministro disponibles”. 

¿ES UNA VARIEDAD GENÉTICAMENTE MODIFICADA?

Desde la compañía aseguran que las cebollas Sunions no están modificadas genéticamente, sino que son el producto de décadas de cruzamiento de cepas de cebolla “menos picantes”. 

El punto es que a diferencia de todas las demás cebollas, éstas “se vuelven más dulces cada día”, lo que termina siendo menos agresiva al cortarse y de ese modo evita las lágrimas. 

“Los compuestos volátiles de las cebollas son responsables del sabor rasgado y picante, y las cantidades de esos compuestos en otras cebollas siguen siendo las mismas o aumentan con el tiempo. En Sunions, estos compuestos hacen exactamente lo contrario y disminuyen para crear una cebolla suave, dulce y sin lágrimas“, afirmó BASF.

CUÁL ES LA CLAVE DE ESTA CEBOLLA

Tras más de tres décadas de estudios los investigadores lograron un bulbo que se vuelve más suave con el paso del tiempo. “Mientras que las cebollas suelen volverse más intensas al mantenerse almacenadas, esta variedad se vuelve más suave y dulce con el tiempo”, indicó BASF.

Al respecto, Bilgehan Suer, líder del proyecto de Sunions Europe, consideró que “la cebolla que no hace llorar es un claro ejemplo de nuestra ambición de hacer que la alimentación saludable sea placentera“. 

La variedad Sunion no está genéticamente modificada, sino que es resultado de múltiples cruzamientos con cepas más “dulces”, que contrarrestan el “efecto lágrimas”.

La nueva variedad, desarrollada por el segmento de semillas de hortalizas de BASF, ya está siendo un éxito en los países en los que se está comercializando.

“Diferentes estudios de consumo confirmaron que a los consumidores les encanta comer Sunions® crudos tanto como horneados, salteados y cocidos”, destacó Bilgehan Suer.

Publicidad