4 de febrero de 2022 13:15 PM
Imprimir

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires redujo de 44 a 42 millones de toneladas su estimación sobre la cosecha de soja

La falta de humedad y las elevadas temperaturas dejaron su marca sobre los cultivos locales; con la siembra finalizada, la superficie cubierta fue de 16,3 millones de hectáreas

La prolongada falta de humedad que padecieron los cultivos argentinos llevó hoy a la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) a reducir de 44 a 42 millones de toneladas su proyección sobre el volumen de la cosecha de soja argentina 2021/2022, que así resultaría menor que los 43,10 millones obtenidos en la campaña anterior, según los datos manejados por la entidad.

“La falta de humedad superficial sobre ambos extremos del área agrícola argentina impidió concretar los planes iniciales de siembra, con un área que se ajustó de 16,5 a 16,3 millones de hectáreas. Adicionalmente, como consecuencia de las altas temperaturas y de las ajustadas reservas hídricas sobre los núcleos durante el periodo crítico del cultivo, el rendimiento potencial podría registrar mermas de hasta un 30 por ciento”, dijo la Bolsa en su panorama agrícola semanal, donde dio por terminadas las labores de siembra.

La nueva estimación de cosecha de la Bolsa quedó arriba de los 40 millones de toneladas proyectados el 12 de enero pasado por la Bolsa de Comercio de Rosario, mientras que resultó bastante menor que los 46,50 millones de toneladas proyectados por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) en su informe de enero. Este organismo publicará su nuevo reporte mensual el 9 del actual.

En la ponderación semanal de la condición de los cultivos, la BCBA redujo del 38 al 37% la proporción de soja en estado excelente/bueno, que todavía se ubica por encima del 17% de igual momento de 2021. Y respecto de la condición hídrica de los suelos cubiertos con la oleaginosa, elevó del 63 al 64% la porción en estado óptimo/adecuado, en comparación con el 87% de igual momento del año anterior.

La Bolsa reportó una leve desmejora del estado de las plantas
La Bolsa reportó una leve desmejora del estado de las plantas

En el detalle zonal, la entidad indicó que en el NOA los cuadros más adelantados comienzan a transitar los primeros estadios reproductivos, con un 41,8% de los lotes implantados iniciando la floración bajo una condición hídrica regular. “El NOA y NEA reportan pérdidas en el stand de plantas e incluso algunas resiembras, heterogeneidad y lotes machoneados como consecuencia de la falta de humedad”, detalló.

Acerca del centro de la zona agrícola, la BCBA reportó una mejora en la condición hídricas tras las lluvias registradas durante los últimos diez días. “Sin embargo, sobre el núcleo norte aun se informa una condición hídrica regular sobre el 40% del área sembrada, como consecuencia de los escasos y variables registros acumulados. La zona depende de nuevos frentes de tormenta para evitar mermas adicionales. Sobre el norte de La Pampa-oeste de Buenos Aires y en el centro de Buenos Aires se relevan perdidas de área como consecuencia de los anegamientos en sectores bajos, que podrían impactar sobre el potencial de producción”, se señaló en el reporte semanal.

La reducción en la expectativa de cosecha argentina forma parte del contexto regional de menores cosechas como consecuencia del tiempo seco. La mayor referencia de esta situación, por su peso específico como primer productor y exportador mundial de soja, es Brasil. En el transcurso de la semana se difundieron varias proyecciones privadas que marcaron las pérdidas por el mal estado de las plantas en Rio Grande do Sul, Mato Grosso do Sul, Santa Catarina y en Paraná.

En efecto, AgRural redujo su pronóstico sobre la cosecha de soja en Brasil de 133,40 a 128,50 millones de toneladas; AgResource, de131 a 125 millones; StoneX, de 134 a 126,5 millones, y Datagro, de 142,10 a 130 millones de toneladas. Todas estas nuevas cifras resultaron muy inferiores a los 140,50 millones de toneladas proyectados en enero por la Compañía Nacional de Abastecimiento, dependiente del Ministerio de Agricultura de Brasil, y de los 139 millones calculado –también el mes pasado– por el USDA.

Fuente: La nacion

Publicidad