6 de febrero de 2022 21:42 PM
Imprimir

Lácteos: en Agricultura admiten que buscan “evitar medidas intempestivas”

En medio de rumores ante una posible injerencia del área de Comercio Interior en la actividad, el secretario de Agricultura, Matías Lestani, dijo que “para nada” es partidario de intervenciones. Reconoció que las reuniones con el sector son para “buscar soluciones técnicas”

El secretario de Agricultura de la Nación, Matías Lestani, reconoció que esa cartera puso en macha con la industria láctea reuniones para evitar “medidas intempestivas como hubo en otros rubros el año pasado”.

Lestani, que es el segundo del ministro Julián Domínguez en esa área, se pronunció de esa manera luego de una reunión que se realizó el jueves pasado en esa cartera con la industria lechera exportadora.

Como informó LA NACION, en los últimos días se generó preocupación en la industria por alertas que, aseguraron fuentes del sector, llegaron desde el área de la Secretaría de Comercio Interior. Sucede que allí se habría dejado trascender el mensaje de que si se presentaba algún inconveniente con el abastecimiento podrían tomarse medidas. Enseguida se encendió el temor a una intervención.

Según señaló Lestani en declaraciones a Radio Colonia, desde el Ministerio de Agricultura se realizan reuniones sectoriales y parte de esa agenda es con la cadena láctea.

“Empezamos a trabajar mesas de trabajo con cada sector, parte de eso es sentarse con la cadena láctea, si bien el Gobierno viene trabajando bastante en ese tema”, señaló.

En este contexto, indicó: “La realidad es interactuar y evitar que haya medidas intempestivas como hubo en otros rubros el año pasado”.

Vale recordar que el año pasado el Gobierno cerró temporalmente las exportaciones de maíz y luego avanzó con un cepo a las exportaciones de carne vacuna. Lestani, que antes de saltar a Agricultura estaba en el Departamento Económico de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), en su momento desde el ruralismo participó de diversas reuniones técnicas para destrabar las restricciones a la carne.

En enero pasado pasó a ser el segundo de Domínguez en reemplazo de Jorge Solmi. “Lo mío es sentarme, ver cómo está la producción, qué piensa la industria y desde ese punto de vista buscar soluciones técnicas”, explicó. “Pienso en cadena y si un eslabón se traba hay un problema en el resto”, añadió.

“Nos sentamos, hay reuniones programadas con el resto de la cadena como para ir interactuando, monitoreando”, afirmó. Luego indicó que “le tocó a la leche” por las reuniones previas que tuvo el área de Comercio.

Consultado sobre si como funcionario es partidario de una intervención, Lestani apuntó: “No, para nada. Para esto son estas reuniones, para habilitar técnicamente las decisiones”.

Desde la industria

Por su parte, Ércole Felippa, presidente del Centro de la Industria Lechera (CIL), también a esa emisora señaló que como sector se viene trabajando en una “propuesta superadora”, similar a una que estuvo en vigencia desde mayo del año pasado. En ese momento se dispuso de un volumen importante de producto en equivalente de leche en acuerdo con la cartera de Comercio Interior y Agricultura, entre otras cosa a cambio de que no haya intervenciones.

“Como cámara no fuimos notificados ni formal ni informalmente ante una posible medida de esa naturaleza (sobre una intervención), sí es verdad que existe una serie de alarmas en ese sentido por una serie de cuestiones que se están dando en el sector”, señaló.

En este contexto, indicó: “Me parece importante para quienes tienen que tomar este tipo de decisiones una correcta interpretación de la información disponible que genera el sector privado. Parte de estos rumores que están dando vuelta tienen que ver con una interpretación errónea de datos, de información”.

Al respecto, señaló que “no es real” que haya una caída del consumo de lácteos. “El consumo de lácteos se mantiene, ha crecido levemente en 2021 con respecto a 2020. Probablemente haya habido un corrimiento de canales de algunos productos, marcas, pero cuando se mide el total del consumo la Argentina está por encima de los 187 litros por habitante por año, por encima de lo que sugiere la Organización Mundial de la Salud”, dijo.

Según detalló, en el plano local “la tremenda ola de calor de enero acentuó la estacionalidad” que suele tener la producción.

“El abastecimiento está garantizado, no va a faltar leche”, señaló no obstante. En tanto, señaló que respecto de los precios cuando se analiza el comportamiento estos crecieron más al consumidor que lo que lo hicieron a salida de fábrica. En el último año subieron 19% más al consumidor que el aumento a salida de las empresas.

“Venimos trabajando como sector para plantear una propuesta superadora, entendemos la preocupación por los alimentos”, expresó.

Fuente: La Nacion

Publicidad