7 de febrero de 2022 16:48 PM
Imprimir

Uruguay : Los chisporroteos entre veterinarios y una salida anunciada

El instrumento para garantizar el bienestar animal, que no sólo atañe a perros y gatos, sino a todos los animales productivos, fue la creación del Instituto Nacional de Bienestar Animal (INBA). La manifestación de productores afectados por el ataque de perros a sus majadas, frente a Presidencia de la República, presionando al gobierno y mostrando […]

El instrumento para garantizar el bienestar animal, que no sólo atañe a perros y gatos, sino a todos los animales productivos, fue la creación del Instituto Nacional de Bienestar Animal (INBA).

La manifestación de productores afectados por el ataque de perros a sus majadas, frente a Presidencia de la República, presionando al gobierno y mostrando incluso las ovejas muertas y otras gravemente heridas, desató una verdadera polémica. La Sociedad Uruguaya de Veterinarios Especialistas en Pequeños Animales (Suvepas) discutió con los veterinarios que atienden rumiantes, encendiendo las redes sociales, por los cruces entre los profesionales que atienden a ambas especies, los urbanos y los que habitualmente recorren las estancias y parajes en el interior. Finalmente, Gastón Cossia, director del Instituto Nacional de Bienestar Animal salió a los medios a anunciar su renuncia. Según argumentó Cossia, uno de los motivos que le hizo tomar la decisión fue la manifestación de los productores en Plaza Independencia. Semanas atrás, la Federación Rural, entre otras instituciones, había pedido su renuncia y desde el Ejecutivo se tomaron medidas.

En agosto de 2021, en el Instituto Nacional de Bienestar Animal se la había retirado la confianza y ya no tenía mayor relacionamiento con las acciones de la institución.

En los seis meses desde la creación de esta nueva figura, que pasó a sustituir la Comisión de Tenencia Responsable y Bienestar Animal (Cotryba), el accionar de Cossia generó algunos problemas. En el Consejo Directivo del INBA, los dos delegados de la Facultad de Veterinaria, donde están representados un veterinario dedicado a los pequeños animales y otro a los animales productivos, se retiraron (titular y alterno).

A su vez, la Sociedad de Medicina Veterinaria del Uruguay retiró a su titular por encontronazos con el hasta esta semana director del INBA. Estos alejamientos fueron mantenidos en reserva dentro del INBA, hasta que el mes pasado cayó el voto de confidencialidad. Todos estos problemas, según supo El País, generó la reacción del Ejecutivo. Aún no está designado oficialmente el funcionario que ocupará el cargo de Cossia, pero seguramente será nombrado en los próximos días, buscando darle un nuevo impulso al INBA, que tiene mucho por hacer.

Fuente: El Pais

Publicidad