13 de febrero de 2022 12:48 PM
Imprimir

Uruguay en un comienzo del año “soñado” para el negocio agropecuario

El año comenzó con precios muy firmes para los productos de origen agropecuario. La tonelada de carne vacuna registró semanas donde se superaron los 5 mil dólares, la soja en nuestro país llegó a los US$ 600 y la leche en polvo se mantiene por encima de los 4 mil dólares por tonelada

El año comenzó con precios muy firmes para los productos de origen agropecuario. La tonelada de carne vacuna registró semanas donde se superaron los 5 mil dólares, la soja en nuestro país llegó a los US$ 600 y la leche en polvo se mantiene por encima de los 4 mil dólares por tonelada. Profundizando en esta información, según datos de INAC, encontramos que la faena acumulada del año supera las 250 mil cabezas un 18% más frente igual periodo de 2021. El valor medio de la tonelada de carne está un 30% por encima US$ 4.823 frente a US$ 3761 de 2021.

Se han exportado unas 45 mil toneladas frente a 43 mil que registraba el comienzo del año pasado.

Hay que destacar la firmeza del ganado con destino a la industria frigorífica, hay una demanda importante y los precios se fijan negocio a negocio. Podríamos manejar referencias de US$ 4.80 para el novillo, esta referencia ya alcanzó el pico de precio que se manejó el año pasado en el mes de setiembre.

Estamos en plena ventana de faena cuota 481 y porcentaje alto de ese ganado se liquida a valores que ubican algo por encima de los US$ 5 en cuarta balanza reposición. Mirando lo que puede ser la zafra de terneros hay muy buenas perspectivas. En los últimos remates el precio del ternero, sobre todo livianos, superan los US$ 3 al kilo. No deja de ser un dato menor para la estadística del negocio. En su momento en el año 2004 el ternero comenzaba a superar el dólar por kilo, en 2010 alcanzaba los US$ 2 por kilo. Hay quienes sostienen que hay fundamentos para pensar en un nuevo escalón de precios para el ternero.

Hay que destacar, también, la firmeza del mercado del mercado internacional. El economista Álvaro Pereira, Jefe de Acceso e Inteligencia de Mercados del Instituto Nacional de Carnes (INAC), sostuvo que las exportaciones, medidas en dólares, están en niveles “realmente muy altos” también con la comparación interanual teniendo en cuenta que 2021 fue un año “muy dinámico”. Desde su punto de vista, la explicación está en los precios, dado que las cantidades son similares. “Vemos precios realmente muy importantes y la gran explicación es que hay alguna restricción de oferta en los competidores: Australia con menos disponibilidad de ganado; Argentina con políticas de restricción de exportación”, informó en Valor Agregado de radio Carve. Además, insistió en que lo fundamental es siempre mantener los accesos sanitarios: “La clave, a la hora de mantener lo que hay que mantener, son los estatus sanitarios”.

En el arranque del año se han sumado plantas a la habilitación de Egipto para exportar, más de 20 frigoríficos de vacunos y ovinos han quedado habilitados.

Ragi Samy, director de Mirasco, sostuvo que luego de muchos años la carne uruguaya ingresará a este mercado, al que se le puede enviar carne de primera calidad y ganado de feedlot madurado para cadenas de hoteles cinco estrellas. Egipto compra carne de India, Brasil y Colombia, pero importará cortes finos de Uruguay. “Por ahora no vamos a competir con cortes delanteros”, dijo en Valor Agregado de radio Carve. Todo lo que se exporta a este destino debe ser con el rito halal. Hay una certificadora de Egipto que realiza la supervisión para los frigoríficos, así como también veterinarios egipcios y religiosos. No existe la cuota, sino que es un mercado libre. “Este tipo de carne es cara, la competencia es australiana y estadounidense. No competimos con Brasil o Colombia en estos cortes. Brasil vende el lomo por US$ 9; nosotros lo compramos por US$ 14 o US$ 15”, comentó Samy.

A propósito de este tema, el ministro de Ganadería Agricultura y Pesca, Fernando Mattos, acompañará al presidente de la República en la Expo Dubai. Medio Oriente es, según el Ministro, una región con enorme potencial de demanda, enorme poder adquisitivo, rica en petróleo y derivados, como fertilizantes nitrogenados.

Tiene, por lo tanto, una enorme posibilidad de desarrollo y crecimiento para Uruguay, hoy moderadamente en este mercado.

El Ministro también visitará Egipto, dado que la semana pasada 23 frigoríficos nacionales fueron habilitados a exportar carne vacuna, ovina y avícola a este destino. Allí, según dijo, hay un mercado de “gran potencial” que compra mucha carne de menor precio a la India y a Brasil. Sin embargo, aseguró en diálogo con Valor Agregado de radio Carve, hay un campo importante para desarrollar la carne premium uruguaya, y eso es interesante para la carne bovina, ovina y los subproductos.

Antes de la partida el ministro adelantó que se viene trabajando en conjunto con el Ministerio de Economía en revisar la estructura impositiva que tiene el sector agropecuario.

Se tratara de reducir la incidencia de impuestos ciegos sobre la actividad agropecuaria es un compromiso de la coalición de gobierno. En ese sentido, Fernando Mattos, opinó que gravar excesivamente a un sector es “restringir las posibilidades de crecimiento”.

“Si producimos más granos, más leche, más frutas, más verduras y más lana, redundará en una actividad productiva que genera más servicios, comercios y más profesionales. No es un tema de más o menos impuestos, sino de una administración justa que genere el aporte necesario, pero no sea una pesada mochila”, señaló.

Si bien la situación fiscal ha mejorado, la pandemia ha generado mucha incertidumbre, y muchos gastos que no estaban previstos, y por eso trabajan para ver de qué manera se puede avanzar en cumplir ese objetivo, aunque manifestó que se requiere tiempo y estudios.

“Hay varios impuestos ciegos, aportes patronales BPS, contribución inmobiliaria, impuesto de Primaria (…) la base productiva de un país nunca debe ser excesivamente gravada, porque si no generamos producción, ni inversión en la base, vamos a tener un estancamiento de la cadena productiva”, aseguró.

Martín Olaverry

Fuente: El Pais

Publicidad