13 de febrero de 2022 13:05 PM
Imprimir

Se complica conseguir mano de obra para levantar la cosecha de aceitunas

La causa principal esta en el temor, por parte de los cosecheros, de perder los planes sociales.La legislación actual habilita a las empresas a contratar al personal sin afectar la ayuda oficial que los beneficia.

Los productores olivícolas de esta provincia no ocultan su preocupación por la falta de mano de obra especializada en la cosecha de aceitunas.

Desde la producción aseguran que la disponibilidad de cosecheros se complica porque los trabajadores tienen miedo de perder los planes sociales, pese a que hoy la legislación permite realizar esa actividad temporaria.

José Romero, un referente de la organización Aimo Arauco, que en su seno reúne a productores de la agricultura familiar, entidad adherida a la Federación Agraria Argentina (FAA), no ocultó su preocupación porqué acaba de arrancar la cosecha de la variedad de aceituna “Manzanilla” y no se consigue la mano de obra suficiente.

“La cosecha de esta variedad, que es de origen español  comienza por estos días y se extiende hasta mediados de marzo. Si no se logra levantar, la aceituna se pasa de maduración y las empresas no la toman”, aseguró en declaraciones a www.noticiasagropecuarias.com la ro,  aunque aclaró que poco a poco van llegando los cosecheros de Salta, Jujuy y Bolivia, que arrancan: “En nuestra región y luego bajan hacia el sur del país”

Consultado acerca de las causas de esa falta de mano de obra explicó que hay “un problema de comunicación y muchas veces estos trabajadores no saben que pueden ser blanqueados en forma temporaria y nio pierden los planes”.

Las preocupación de los productores de aceituna se extiende más allá de la cosecha de la variedad Manzanilla, porque luego viene la cosecha de la variedad “Araujo”, la más importante y la única reconocida por el Consejo Internacional Olivícola (COI) y es una de las especies que mejor paga la industria del aceite.

Tras recordar que durante la etapa más complicada de la pandemia por el C-19, se perdió la confianza en las medidas de seguridad y por ello se complicó la cosecha, pero “ahora parece que la gente está recuperando la confianza y vuelve al trabajo”.

La producción de aceitunas en Argentina superó las 400 mil toneladas en 2018, pero como consecuencia de la pandemia, finalizó 2020 con poco más de 200 mil toneladas cosechadas. La Rioja es la principal productora de este fruto, seguido por Mendoza y San Juan.

Una productora   

Por su parte, Celina Carbajal, encargada de la Finca ARDIM, coincidió con Romero y aseguró que tienen problemas para levantar la cosecha, ya que están trabajando con la mitad del personal que precisan. “Necesitamos entre 200 y 300 personas y hoy tenemos 100 en total”

Las diferentes fincas que se dedican a la producción olivícola en La Rioja, manifestaron la preocupación por la escasez de trabajadores para levantar la cosecha.

Así lo hizo saber en declaraciones a la Multiplataforma Fénix la ingeniera agrónoma Celina Carbajal, encargada de la Finca ARDIM.

“No tenemos trabajadores para la cosecha de aceituna. Es un problema grande, porque seguimos en la ardua tarea para levantar los 2 millones de kilos que llegamos a producir”, indicó.

Carbajal expresó que necesitan 200 a 300 personas por día para cosechar la aceituna de mesa, pero que “estamos trabajando con 100 personas”.

“Estamos pagando más de lo normal para que la gente se quede, pero todos los días se están yendo”, relató y remarcó que hay muy pocos riojanos, ya que de los 100, la mitad viene de otras provincias y de otros países.

“Un cosechero puede hacer entre 10 cajas por día y uno experimentado llega a 30”, explicó y agregó que se pagan 280 pesos por caja, por lo que con 15 cajas, están sacando 4.200 pesos al día.

“Si no sacamos la aceituna, perdemos la cosecha”, enfatizó y aseveró que “cuando empieza a madurar, las fábricas ya no la reciben, por eso tenemos un límite de un mes para sacarla”.

Fuente: Nap

Publicidad