14 de febrero de 2022 10:01 AM
Imprimir

Upisa celebra sus 22 años en el mercado local e internacional

En Paraguay, el con­sumo anual de carne de cerdo creció de 3 kilos a 9 kilos per cápita, informó Ricardo Alonso, gerente general de la Unión de productores de Itapúa SA-In­dustria Frigorífica (Upisa). La industria cárnica pro­duce una línea de cortes de cerdo, embutidos, jamones y fiambres de alta calidad y sabor consistente, posicio­nándose como […]

En Paraguay, el con­sumo anual de carne de cerdo creció de 3 kilos a 9 kilos per cápita, informó Ricardo Alonso, gerente general de la Unión de productores de Itapúa SA-In­dustria Frigorífica (Upisa).

La industria cárnica pro­duce una línea de cortes de cerdo, embutidos, jamones y fiambres de alta calidad y sabor consistente, posicio­nándose como el único fri­gorífico nacional habilitado para la exportación de carne porcina, llegando a 16 países del mundo.

La ciudad de Encarnación fue sede de un importante evento organizado por la institución, donde estuvieron presen­tes autoridades nacionales, directivos de Upisa, clientes y empresas aliadas de todo el país, donde además de dar a conocer lo que la empresa tiene para ofrecer, se realizó la presentación exclusiva de la carta con productos selec­cionados de Upisa, sorteos y show artístico para el disfrute de los presentes.

La excelente calidad y el sabor único ganaron la preferencia de clientes dentro y fuera del país.FOTO:GENTILEZA
La excelente calidad y el sabor único ganaron la preferencia de clientes dentro y fuera del país.FOTO:GENTILEZA

CELEBRAN 22 AÑOS

Un 22 de enero del 2000, en la ciudad de Fram, departa­mento de Itapúa, productores y cooperativas agropecuarias fundaron Upisa (Unión de Productores de Itapúa Socie­dad Anónima) buscando el crecimiento y la comerciali­zación de su producción. Con el paso de los años lograron consolidar la estructura, con­tando con equipos de primer nivel en cuanto a tecnología y seguridad, un programa de mejora continua en sus productos y de sus recursos humanos, brindando total seguridad alimentaria a sus consumidores.

“La historia de Upisa tiene muchas fases, práctica­mente dos auditorías nos dijeron que cerráramos el negocio, pero como fue algo por lo que nos empeñamos y fue un sueño, en el 2008 nos tomamos al hombro la situa­ción y arrancamos de nuevo con más socios que se invo­lucraron. De sesenta faenas por día, ahora llegamos a mil cuatrocientas, y de cien mil kilos mensual, ahora estamos por los novecientos mil. Así fuimos creciendo con volun­tad, sacrificio y esperanza”, destacó el presidente Gilberto Altenhofen.

En la actualidad se encuen­tran exportando a 16 países una diversidad de productos. El cliente de Upisa encuen­tra variedad, sabor, calidad y precio.

Desde la genética de los animales hasta el proceso final garantizan lo mejor de la industria porcina.FOTO:GENTILEZA
Desde la genética de los animales hasta el proceso final garantizan lo mejor de la industria porcina.FOTO:GENTILEZA

MANO DE OBRA PARAGUAYA

“Fueron 22 años que trans­currieron muy rápido, pero en general, fueron de mucha satisfacción, especialmente por el crecimiento que veni­mos desarrollando. Hemos demostrado que la mano de obra paraguaya, debidamente entrenada y motivada, pro­duce alimentos de excelente calidad que tienen muy buena aceptación en el mundo y a nivel local. Ahora, la carne porcina es una opción válida para la alimentación”, resaltó el gerente general Ricardo Alonso.

TRES ÁREAS

Vale destacar que Upisa se dedica a trabajar en tres áreas distintas, de manera de con­trolar totalmente cada etapa de su producción. La primera es la agricultura, puesto que producen exclusivamente granos de maíz y soja que brindan a los productores la capacidad de autoabastecerse sin necesidad de depender de terceros para la alimentación de los animales.

La segunda área es la cría y reproducción. Esto asegura a la empresa el control sobre la calidad y cantidad de animales para hacer frente a las necesi­dades de exportación. Y en ter­cer lugar se cuenta con la planta industrial, donde los animales llegan en camiones. Este es un aspecto fundamental porque allí se verifica que cada vehí­culo tenga su control de salida y de inspección de Senas. Pasa­das unas horas, si el animal no presenta alguna anomalía, sigue el procedimiento por parte de técnicos de profesio­nales especializados.

“En Upisa se maneja toda la cadena de producción, desde la selección genética, la inse­minación de los animales, la generación de los lechones, el engorde, el cuidado de las granjas, la industrialización, el transporte logístico hasta el consumidor final”, men­cionó el gerente general.

Sin duda, esta industria es una de las principales prota­gonistas de cambiar el con­sumo local de la carne de cerdo debido a su excelente sabor y calidad.

Fuente: La Nacion

Publicidad