16 de febrero de 2022 16:08 PM
Imprimir

La inestabilidad en la zona del Mar Negro mantiene volátil el valor internacional del trigo

La noticia sobre el retiro de tropas rusas de las fronteras con Ucrania disparó una toma de ganancias de los fondos de inversión y bajas del 2,4% en Chicago y del 3,1% en Europa

El mercado internacional del trigo sigue bajo la influencia de las comunicaciones en torno del conflicto en la zona del Mar Negro, polo central para el comercio del grano fino. Luego de las fuertes subas de los precios acumuladas en las dos ruedas precedentes, fundadas en los dichos de la Casa Blanca sobre la inminencia de una invasión rusa sobre Ucrania, que fueron refrendados ayer por el propio presidente ucraniano, Volodymyr Zelenskyy, que fijó para el miércoles tal invasión, hoy las cotizaciones cayeron el 2,4% en Chicago y el 3,1% en el mercado europeo, luego de que se comunicó desde el Kremlin la retirada de parte de las tropas desplegadas en las fronteras.

Al cierre de los negocios en el mercado estadounidense, y luego de una toma de ganancias por parte de los fondos de inversión, la posición marzo del trigo en Chicago y en Kansas bajó US$7,16 y 8,27, al terminar la rueda con un ajuste de 286,51 y de 296,15 dólares por tonelada, respectivamente. En el Euronext, que es de referencia para los precios del cereal en la Unión Europea, el contrato marzo perdió 8,50 euros y quedó con un valor de 265,50 euros por tonelada.

“El mercado está nervioso. Ayer saltó de nuevo con más titulares en los medios sobre una ‘guerra inminente’, a partir del testimonio de un funcionario de EE.UU. que habló de tropas rusas moviéndose a posiciones de ataque por lo que veía en imágenes satelitales. En realidad, no hay guerra, Rusia parece retirar parte de sus tropas de la frontera con Ucrania y no hay interrupciones en las exportaciones”, contó a LA NACION Andrey Sizov, director general de la consultora rusa SovEcon.

Agregó que durante toda esta crisis, “nuestro escenario principal ha sido que la diplomacia continúa siendo el camino principal y, por eso, sostenemos que el riesgo de cualquier interrupción en el comercio de trigo desde la región es muy bajo”. Según SovEcon, en la actual campaña 2021/2022 las exportaciones rusas de trigo totalizarán 34,30 millones de toneladas. En cuanto a Ucrania, según la Aduana de ese país en lo que va del ciclo comercial ya se despacharon 17,50 millones de toneladas de trigo, 4,30 millones más que a igual momento de 2021.

Consultado sobre cuánto del nivel de precio actual responde a la influencia de los fondos de inversión que “apuestan” por una interrupción en el comercio de trigo, Sizov señaló que las cotizaciones tienen una “prima de guerra, que gradualmente se irá disipando, pero no necesariamente rápido. Según los niveles actuales de Chicago –antes al cierre de hoy–, los precios podrían ser un 10% más bajos, o algo más, sin esa prima generada por los especuladores”.

Esa especulación alcista sobre los precios del trigo en Chicago comenzó a mediados del mes pasado, luego de las fuertes bajas generadas tras la entrada en el circuito comercial de la abundante oferta del hemisferio Sur. Desde los 272,45 dólares vigentes el 14 de enero se pasó a los 300,56 dólares el 25 del mismo mes, principalmente por la acción de los fondos de inversión. Desde entonces, el pulso de la volatilidad en las cotizaciones latió según los dichos de los países implicados en la disputa, Estados Unidos y el Reino Unido por el lado de la OTAN, y Rusia.

Fundamento bajista agrícola

Dentro de un mercado que actualmente tiene a la especulación con un eventual conflicto bélico como factor desestabilizante, hoy SovEcon aportó un fundamento bajista propio del mercado agrícola, al elevar de 81,25 a 84,80 millones de toneladas su proyección sobre la cosecha de trigo 2022/2023 en Rusia –se inicia a fines de junio–, gracias a las buenas condiciones climáticas vigentes en lo que va del invierno. En la campaña 2021/2022 la producción rusa fue de 76 millones de toneladas, según esta firma.

“Restan varios meses para el inicio de la nueva cosecha y muchas cosas pueden cambiar, pero el invierno hasta el momento fue casi ideal para los cultivos, especialmente en el sur, región agrícola clave con sus variedades de invierno, que en 2021 participó con el 45% de la oferta total de Rusia”, detalló Sizov.

Esas buenas condiciones referidas fueron temperaturas que en general estuvieron por encima de lo normal y un nivel de humedad acumulado por las lluvias que resulta sustancialmente mayor al usual para las zonas agrícolas del sur ruso. Además, las abundantes precipitaciones también mejoraron las reservas de nieve para las región central y para el valle del Volga.

El especialista contó que es posible que haya cierta disminución en la aplicación de fertilizantes, sin embargo, “se espera que tenga un efecto limitado en los rendimientos generales. Algunas autoridades regionales reportan la disponibilidad de fertilizantes en un nivel cercano al del año anterior”.

La “calma” en la zona del Mar Negro hoy también repercutió sobre el mercado de maíz en Chicago, dado que Ucrania es el cuarto mayor exportador del grano grueso –en lo que va del ciclo comercial despachó 17,40 millones de toneladas de maíz, 4,68 millones más que un año atrás, según la Aduana ucraniana– y un conflicto bélico podría afectar el comercio y desplazar un competidor de Estados Unidos. Por esto, y por las ventas de los fondos de inversión, la posición marzo del cereal en la plaza estadounidense cayó US$6,99 y terminó la jornada con un ajuste de 251,17 dólares por tonelada.

El panorama bajista en Chicago lo completó la soja, con una quita de US$6,89 sobre el contrato marzo, que quedó en 569,99 dólares por tonelada. En este caso, se amplió la toma de ganancias iniciada ayer por los fondos por el avance de la cosecha en Brasil y por el dato de molienda de enero en EE.UU. menor al previsto por los operadores.

Sobre el primero de los fundamentos, ayer la Compañía Nacional de Abastecimiento (Conab), dependiente del Ministerio de Agricultura de Brasil, relevó el avance de la cosecha de soja sobre el 25% del área apta, frente al 16,8% de la semana anterior y al 10,1% de igual momento de 2021.

El agregado agrícola del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos en Brasil hizo su aporte a la tónica bajista al estimar en 134,50 millones de toneladas la producción brasileña de soja, por encima de los 134 millones proyectados por el organismo en su último informe mensual y lejos de los 125,47 millones calculados el jueves pasado por la Conab. Además, hoy la firma brasileña Agroconsult redujo de 134,20 a 125,80 millones de toneladas su pronóstico.

Y en cuanto a la molienda estadounidense, la Asociación Nacional de Procesadores de Oleaginosas relevó hoy en 4,96 millones de toneladas el volumen de soja procesado durante el mes pasado, por debajo de los 5,08 millones previstos por el mercado y de los 5,07 millones de diciembre.

Mercado local

En la plaza local las pérdidas se reflejaron principalmente en el Matba Rofex, donde las posiciones marzo y julio del trigo resignaron US$3,30 y 3,90, al terminar la jornada con ajustes de 250,20 y de 254,10 dólares por tonelada.

En el mercado físico las ofertas de los exportadores se mantuvieron en 245 dólares por tonelada para el cereal con entrega inmediata en las terminales del Gran Rosario, pero retrocedieron de 255 a 250 dólares para los puertos de Bahía Blanca y de Necochea.

Respecto del maíz, las pizarras del Matba Rofex mostraron quitas de US$6 y de 4,30 sobre los contratos marzo y abril, cuyos justes resultaron de 237 y de 234,50 dólares por tonelada.

Por maíz con entrega inmediata los exportadores elevaron de 265 a 270 dólares por tonelada su propuesta para Bahía Blanca, mientras que mantuvieron estables sus ofertas para el Gran Rosario y para Necochea, en 265 y en 235 dólares por tonelada, respectivamente.

En cuanto al maíz de la próxima cosecha, para las entregas en abril, los precios quedaron sin cambios, en 235 dólares para el Gran Rosario; en 260 dólares para Bahía Blanca, y en 265 dólares para Necochea.

Acerca de la soja, las posiciones marzo y mayo en el Matba Rofex perdieron US$2,10 y 3,80, en tanto que sus ajustes fueron de 409 y de 408,20 dólares por tonelada.

Sin cambios se negoció la soja con entrega inmediata sobre las terminales del Gran Rosario, dado que los compradores volvieron a ofrecer 420 dólares por tonelada. Por grano de la próxima cosecha, para las entregas en mayo, las propuestas mejoraron de 395 a 400 dólares.

Dante Rofi

Fuente: La Nacion

Publicidad