7 de diciembre de 2009 15:29 PM
Imprimir

Cultivo del piñón manso o jatropha

De acuerdo a la literatura, el piñón manso o Jatropha curcas (nombre científico) aparentemente es un cultivo originario de México y Centroamérica.

Según algunos autores, es originario de Brasil e inclusive algunos lo nombran como originario del Paraguay. Hemos observado árboles de piñón en diversas localidades del interior, como: Caacupé, Guayaibí, Choré, Cruce Liberación, General Resquín, Horqueta, Loreto, entre otros lugares. Inclusive se lo cita en un apunte de Botánica del año 1925 con el nombre guaraní de kuri y vai. Actualmente, el nombre de esta planta se está escuchando bastante, debido a que sus frutos dan un interesante rendimiento por hectárea para la obtención del biodiésel.

En el interior del país, esta planta es utilizada para dar sombra, gracias a su rápido crecimiento y su multiplicación, es generalmente en forma vegetativa, por ramas. De acuerdo a los datos que pudimos obtener, en el Instituto Agronómico Nacional, ya en el año 1950 aproximadamente se habrían hecho las primeras pruebas con el cultivo en Paraguay; la jatropa habría sido introducida por los norteamericanos como planta oleaginosa.
Actualmente, luego de casi 60 años, este año se han retomado las investigaciones sobre el cultivo del piñón manso en el Instituto Agronómico Nacional.

CARACTERISTICAS BOTANICAS

El piñón manso es un arbusto de la familia de las Euforbiáceas (de la misma familia que el tártago y la mandioca) y crece hasta 4 a 5 metros de altura, con corteza blanco grisácea y hojas que presentan lóbulos con pecíolos largos de 10 a 15 cm que exudan látex.
Es un arbusto de hojas caducas (en los meses de julio y agosto se queda sin hojas).
Las inflorescencias se presentan en manojos de diez flores. Los frutos son cápsulas, carnosas y de color verde al inicio, luego se van amarilleando, para finalmente secarse. Cada fruto produce tres almendras negras de aproximadamente 2 cm de largo por 1 cm de diámetro.

CULTIVO

Una de las principales ventajas del piñón es que su utilización no compite con los aceites de uso humano como, por ejemplo, girasol, canola, soja, entre otros, pues su aceite es tóxico y es exclusivo para uso en maquinarias (biodiésel).
La semilla prende fácilmente, según experiencias realizadas, en los meses de noviembre y diciembre; la germinación comienza entre los 5-7 días y puede extenderse hasta los 15 días, en condiciones óptimas de temperatura, luminosidad y humedad. Es una planta perenne cuyo ciclo productivo se extiende de 40 a 50 años. No se requiere un tipo de suelo especial, pues crece casi en cualquier parte (suelos arenosos, pedregosos, ácidos), y soporta bajas temperaturas y heladas moderadas. Su requerimiento de agua es sumamente bajo y puede soportar períodos largos de sequía; además puede desarrollarse a partir de 400 a 500 mm de lluvias anuales (Chaco paraguayo). No se recomienda cultivar en suelos anegadizos o inundables (suelos de palmares del Bajo Chaco).

EPOCA DE SIEMBRA

Si bien se puede sembrar en cualquier época del año, es preferible iniciar el cultivo en los meses de setiembre a diciembre, de tal forma de tener las primeras fructificaciones en mayo-junio, del año siguiente (es decir, aproximadamente a los 7- 8 meses meses).

DENSIDAD DE PLANTACION

Existen varios distanciamientos de plantación y dependerá del tipo de productor que lo realice. A continuación, se citan algunos espaciamientos:
2 x 2 metros………. 2.500 plantas por hectárea. Es la mayor cantidad de árboles que podremos cultivar por ha, al 4.º o 5.º año deberá ralearse y se dejará 4 x 2 m.

4 x 2 metros………. 1.250 plantas por hectárea, que en unos años de nuevo deberá ralearse y quedará 4 x 4 metros.

4 x 4 metros ……… 625 plantas por ha.

3 x 1,5 m …… 2.250 plantas por hectárea (ideal para cultivos empresariales).

3 x 3 m. …….. 1.111 plantas por hectárea.

Las altas densidades permiten obtener, buenas cosechas desde los primeros años, pero después esas plantas se molestarán, por la proximidad unas de otras y necesariamente deben eliminarse hileras de plantas.

Dejando 3,5 m ó 4 m entre hileras se pueden realizar cultivos consociados, con poroto, maíz, mandioca, sésamo y otros. Estos espaciamientos son recomendados para los pequeños agricultores o para los que posean pequeñas propiedades.

FERTILIZACION

En suelos de baja fertilidad debería usarse algún tipo de abono o fertilizante.

El abono verde con leguminosas es un procedimiento recomendado para la fertilización de campos cultivados con piñón manso, ya que en general permiten altos rendimientos por hectárea, fijando el nitrógeno de la atmósfera, y transfiriendo al suelo otros nutrientes esenciales como fósforo, calcio y azufre (por descomposición orgánica). Entre las principales leguminosas, se destacan la crotalaria y la mucuna, kumanda yvyra’i , porotos, entre otros.

El aprovechamiento de los residuos de la producción de aceite (torta de tártago) como abono natural, además de enriquecer el terreno con materia orgánica, incorpora al suelo cantidades significativas de nitrógeno, fósforo y potasio, lo que contribuirá a un nivel de productividad constante.
El cultivo tolera los suelos de baja fertilidad, pero hemos observado que la planta responde muy bien a la fertilización o a abonos naturales y puede duplicar la producción.

CUIDADOS CULTURALES

A pesar de que es una planta rústica, debe mantenerse el terreno siempre libre de malezas, principalmente alrededor de las plantas. El espaciamiento adecuado permite realizar carpidas mecánicas con rotativas. Entre los 2 y 3 primeros años permite el consociamiento con otros cultivos, como ser poroto, maíz, entre otros, sin representar una competencia para los mismos.
PLAGAS
El ataque de insectos es escaso debido al látex cáustico presente en diversas partes de la planta. Alguna literatura habla del ataque de ácaros, trips que son relativamente fáciles de combatir con cualquier insecticida sistémico.

ENFERMEDADES

En algunos cultivos en Brasil se ha reportado el ataque de oídio, hongo que forma una cobertura blanca encima de las hojas. Las aplicaciones de fungicidas a base de azufre en polvo han sido eficaces para combatir esa enfermedad.
Como es un cultivo nuevo, de reciente introducción en nuestro país como cultivo comercial, en los primeros años habrá pocos ataques de plagas y enfermedades, pero se irán incrementando con el correr de los años cuando haya miles de hectáreas dedicadas a este cultivo.

COSECHA

Es importante destacar que el piñón manso es una planta que puede ser muy útil para el pequeño productor, ya que las cosechas son manuales; en un ciclo de cultivo, la cosecha se inicia en los meses de noviembre-diciembre hasta mayo-junio.

Las primeras semillas se cosechan a los 7 meses del cultivo, aproximadamente. De momento, se realiza en forma totalmente manual. La mecanización es prácticamente imposible, considerando que la planta florece en forma sucesiva, a partir del mes de octubre hasta marzo-abril y, en cualquier momento, en una misma planta se pueden observar flores, frutos verdes, frutos maduros y frutos secos.
Se está investigando en Europa un tipo de cosechadora que actuaría como una aspiradora seleccionando los frutos por un sistema que operaría con base en la colorimetría de los frutos.

PRODUCTIVIDAD

A los 7 meses, se obtienen aproximadamente 100 a 150 kg de semillas por hectárea. A medida que la planta va madurando, el rendimiento aumenta gradualmente hasta 4 a 7 kg por planta a los 3 a 5 años, lo que con una densidad de 1.000 plantas por hectárea, permitirá obtener 5.000 a 7.000 kg por hectárea.

USOS

Tradicionalmente, la gente lo usa como árbol de sombra por su rápido crecimiento. En la fitomedicina se usa como cicatrizante, para afecciones de la piel; es vermífugo, entre otras cosas. La aplicación más prometedora de esta planta es la obtención de aceite para biodiésel. Una hectárea de plantas maduras (4 a 5 años) produce 1.500 a 2.000 litros de aceite por hectárea. Las semillas producen de 32 a 37% de aceite.

CULTIVO DEL PIÑON MANSO EN AMERICA Y EL RESTO DEL MUNDO

Este cultivo se extiende en las Américas desde los Estados Unidos (estado de Florida), pasando por México, Guatemala, El Salvador, Colombia, Brasil, Paraguay, Argentina y ahora Chile.

Las mayores áreas de cultivo están en la India y África; así, una de las mayores áreas cultivadas del mundo es la de la empresa D 1 OILS que posee un área de más de 200.000 hectáreas cultivadas.

En el Brasil, las investigaciones más adelantadas se encuentran en Minas Gerais en la EPAMIG (Empresa de Pesquisa Agropecuaria de Minas Gerais) en la localidad de Nova Porteirinha, cuyas investigaciones empiezan en el 2004.

En el Paraguay, también existen proyectos de investigación como el que tiene la Facultad de Ingeniería Agronómica (UNA), la Estación Experimental Chaco Central e Instituto Agronómico Nacional del MAG y la Estación Experimental Cetapar de la localidad de Yguazú.

LINKS DE INTERÉS

www.mydreamfuel.com
www.jatroag.com
www.d1plc.com
www.svlele.com
www.jatrophabiodiesel.com
www.jatrophaworld.org
www.jatrophacurcasindia.com
www.globalagriculturalresources.com
www.jatrophacurcasweb.com.ar
www.jatrophachaco.com
www.pinhaomanso.com.br
www.ruralbioenergia.com.br
www.biodieselbr.com

Ing. Agr. Diego González

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *