14 de mayo de 2022 15:00 PM
Imprimir

Carne de caballo: en el país está prohibido su consumo y solo se puede exportar

El director Centro Regional Senasa Santa Fe, Facundo Frick, dijo este viernes en AIRE que las faenas clandestinas no pueden ser controladas por el organismo. Y remarcó que las faenas de caballo en Argentina se hacen para exportar y no para el consumo interno porque está prohibido por ley.

Tras la denuncia de un productor de la zona rural de Monte Vera, que afirmó que le robaron cuatro caballos de su establecimiento, de los cuales dos fueron “carneados” en un descampado ubicado en el límite noreste de la ciudad de Santa Fe, el director Centro Regional Senasa Santa Fe, Facundo Frick, dijo este viernes en AIRE que las faenas clandestinas no pueden ser controladas por el organismo. Y remarcó que las faenas de caballo en Argentina se hacen para exportar y no para el consumo interno porque está prohibido por ley.

“Senasa tiene injerencia respecto de la sanidad e inocuidad de los alimentos en los puntos que habilita para la faena de estos animales, hablando siempre de faena. Habilitamos y controlamos la faena dentro de los frigoríficos, las clandestinas escapan al ámbito se Senasa“, dijo el funcionario en una entrevista con Luis Mino en Ahora Vengo. Y agregó: “Tenemos control de los animales vivos. Se hace un registro. Cuando se los faena por fuera de los frigoríficos escapa a nosotros y solamente acompañamos a las fuerzas policiales cuando hay una denuncia”.

Frick contó que en Argentina no se puede comer carne de caballo porque está prohibido, aunque sí se los puede faenar para exportar. Los países europeos son los principales consumidores de carne de caballo.

En el país existen tres frigoríficos de caballos. Uno está ubicado en Colón, Entre Ríos; otro en Río Cuarto, Córdoba, y otro en Mercedes, Buenos Aires. “No tenemos frigoríficos en la provincia de Santa Fe”, señaló el funcionario.

“La carne equina no se consume en el país, sí se exporta. No se permite el consumo interno. En Argentina hay una ley vieja que lo considera al caballo una especie de monumento histórico, por decirlo, de alguna manera, es patrimonio de los argentinos, está prohibido consumirlos, no así faenarlos”, afirmó.

Publicidad