17 de mayo de 2022 11:45 AM
Imprimir

Españoles diseñan un nuevo método de detección de enfermedades porcinas

Mediante la medición de los marcadores de estrés en saliva, los autores han podido caracterizar diversas enfermedades

Como todos los animales, los cerdos pueden verse afectados por el estrés, el cual puede repercutir en la calidad de la producción, o en la merma del rendimiento cárnico, así como afectar directamente al bienestar animal.

Con el objetivo de analizar la asociación entre el estrés y la activación de la respuesta inmune en diferentes enfermedades, con base en análisis salivales, un equipo de investigadores españoles ha llevado a cabo un estudio.

Sobre este asunto, se realizó un primer intento de discriminar entre enfermedades mediante análisis de componentes de la saliva. La analítica salival consistió en la medición de indicadores de estrés psicosocial (cortisol y alfa-amilasa salival), marcadores innatos (proteínas de fase aguda: proteína C reactiva y haptoglobina) e inmune adaptativo (adenosina desaminasa, Cu y Zn) y parámetros de estrés oxidativo (capacidad antioxidante y estado oxidativo).

Un total de 107 cerdos comerciales en crecimiento criados en campo fueron divididos en seis grupos de acuerdo a los signos de enfermedad después de un examen clínico veterinario adecuado. Los grupos fueron de cerdos sanos, cerdos con prolapso rectal, lesiones por mordedura de cola, diarrea, cojera o disnea.

Se observaron asociaciones entre el estrés y los marcadores inmunes con diferentes intensidades. Se observaron asociaciones más altas entre los marcadores de estrés oxidativo y los marcadores de inmunidad adaptativa. Por otro lado, en el estudio se observaron asociaciones moderadas entre los marcadores de estrés psicosocial con los marcadores inmunes tanto innatos como adaptativos.

Asimismo, todas las condiciones patológicas mostraron diferencias estadísticamente significativas en al menos 4 de los 11 marcadores salivales estudiados, sin ningún marcador individual desregulado en todas las enfermedades. Además, cada condición de enfermedad mostró diferencias en el grado de activación de los sistemas analizados que podrían usarse para crear diferentes perfiles salivales.

En este sentido, la cojera y el prolapso rectal fueron las dos condiciones patológicas más alejadas de la condición de salud, seguidas de la disnea. Las lesiones por mordedura de cola y la diarrea estaban lejos de las otras enfermedades, pero cercanas a los animales sanos.

Ante estos datos, los autores explican que “todavía hay espacio para mejoras”, pero “estos resultados preliminares mostraron un gran potencial para la detección y caracterización de enfermedades mediante el perfilado de biomarcadores salivales en un futuro próximo”.

Publicidad