17 de mayo de 2022 11:53 AM
Imprimir

La planta local del Swift retoma la faena, pero sigue esperando por los cortes kosher

Este martes la planta de Venado Tuerto del frigorífico Swift retomará la faena con su personal a pleno luego de varios meses de tareas acotadas y garantía horaria en sus 300 empleados. No obstante, todavía sigue sin definición la reapertura del mercado de cortes kosher, que es el principal sustento de la planta ubicada sobre […]

Este martes la planta de Venado Tuerto del frigorífico Swift retomará la faena con su personal a pleno luego de varios meses de tareas acotadas y garantía horaria en sus 300 empleados. No obstante, todavía sigue sin definición la reapertura del mercado de cortes kosher, que es el principal sustento de la planta ubicada sobre la ruta nacional 33.

Mañana comienza la faena con unos 200 animales por día aproximadamente”, confirmó el secretario general del Sindicato de la Carne, Christian Crudelli, lo que ya permite el regreso del personal a las actividades plenas. Más allá de esta decisión de la empresa de habilitar la faena en el frigorífico local, el dirigente gremial aclaró que “todavía estamos a la espera de que se pueda arrancar con los cortes kosher, algo que no está confirmado pero sí tenemos la esperanza de que se dé en poco tiempo”, lo que garantizaría varios meses de trabajo.

La planta de Venado Tuerto del frigorífico Swift inició un cese en la faena en diciembre y estaba previsto que se extendiera al menos hasta abril ante la falta de mercado para la producción, que está concentrada en los cortes kosher para la colectividad judía. Cuando los rabinos se van del país para las celebraciones religiosas esa producción se frena y el personal queda con tareas acotadas.

Más allá de esta situación, que ya se dio en años anteriores, la empresa de capitales brasileños conserva a su personal (alrededor de 300 trabajadores) a la espera de retomar la faena, limitándose mientras tanto al desposte de animales. Ahora se reanudan las tareas con unas 200 reses diarias, lo que sería el presagio de un pronto restablecimiento de la producción kosher.

Publicidad