22 de mayo de 2022 11:47 AM
Imprimir

Agua y cultivos de servicios, factores clave para impulsar la intensificación

Productores de Aapresid analizaron las principales variables que influyen en las rotaciones

La rotación de cultivos es una estrategia esencial para que los planteos agrícolas sean sostenibles. No obstante, hay limitantes como el clima o los márgenes económicos que ponen bajo tensión este propósito.

Al respecto, la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid), en su ciclo semanal de charlas con especialistas, denominado Agenda Aapresid, analizó las variables principales que hoy pesan en la rotación.

En un informe de la entidad se analizó el panorama de cada región, particularmente las que tienen dificultades. Jorge Mazzieri, productor Aapresid de la localidad cordobesa de Justiniano Posse, explicó que el agua es el factor más limitante para definir el grado de intensificación. “Cuantificar la disponibilidad hídrica en el primer metro de suelo es el primer paso para diseñar la secuencia más adecuada y su manejo”, dijo.

En el caso de cultivos de servicios (CS), “la disponibilidad de agua determinará cuál es el mejor momento para cortar el ciclo y cuidar el balance hídrico”, sostuvo.

Cuando la oferta hídrica permite apostar a trigo, “las variables a ajustar son calidad de siembra y eficiencia del uso del nitrógeno”, señaló Lucas Grajales, productor Aapresid de Rosario. Para esto último, explicó que usa rolo triturador de rastrojo e incorpora la urea previamente a la siembra del cereal.

En relación con los costos de producción actuales del trigo, los productores coincidieron en que no hay sustentabilidad sin rentabilidad. Sin embargo, sostuvieron que “el mayor problema para diversificar no son los costos de los insumos sino el valor y el ´cortoplacismo’ de los alquileres”, explicó el informe de Aapresid.

La variable agua es aún más determinante cuanta más distancia se encuentre de la zona núcleo. En el sudoeste de Córdoba, con suelos arenosos y menores lluvias, David Roggero, productor de Laboulaye y presidente de Aapresid aplica un manejo de “relojería suiza” para incluir con buenos resultados CS de centeno. “Hacemos siembra aérea de centeno sobre maíz, con secado alrededor de antesis”, dijo.

Contra lo que se suele pensar “en esas latitudes los CS mejoran la cosecha del agua, lo que se refleja en un mayor rendimiento por milímetro para el cultivo sucesor”, añadió Agustín Recondo, productor Aapresid de la localidad cordobesa de Del Campillo y agregó: “en estos ambientes marginales la definición de la rotación es lote a lote y se basa sobre tres factores: el económico, la rotación de principios activos y la necesidad de hacer frente a la problemática de malezas como yuyo colorado”.

Fuente: La Nacion

Publicidad