25 de mayo de 2022 16:49 PM
Imprimir

Plagas resistentes: panorama actual y perspectivas según Aapresid

Una problemática que avanza silenciosamente y obliga a dar un volantazo en la manera de producir. ¿Hacia dónde vamos? Una nota exclusiva de la REM de Aapresid sobre el futuro de las resistencias en plagas.

Si bien la resistencia de malezas es más popular, las resistencias en plagas es una problemática transversal a todas las plagas. De cara al 30º Congreso Aapresid “A suelo abierto”, la Red de Manejo de Plagas (REM) acerca un pantallazo de las principales perspectivas mirando a futuro.

Lo hace con el foco puesto en retrasar su aparición y proteger las tecnologías disponibles, que han permitido grandes avances en el manejo agrícola y que son el resultado de muchos años de investigación.

Situación actual de resistencias

Con la última incorporación, Digitaria sanguinalis resistente a glifosato, la lista de malezas resistentes sigue extendiéndose año a año. Actualmente existen 42 biotipos con resistencias, tanto simples como múltiples -es decir, que corresponden a más de un principio activo.

Gráfico: Resistencias de malezas acumuladas. Fuente: REM 2022.

Las gramíneas presentan la mayor cantidad de biotipos resistentes, en comparación con las latifoliadas, aunque Conyza spp. es la maleza más problemática por el momento, con mayor presencia y área de dispersión en el territorio y con resistencias múltiples.

En cuanto a principios activos, el glifosato es el que mayores casos de resistencias y tolerancias presenta, seguido por los graminicidas, ALS y hormonales.

aapresid

Por año aparecen en promedio cuatro nuevas resistencias. Si bien este número es alarmante, hay un hecho aún más preocupante, y son las multirresistencias. En nuestro país hay pocos casos de éstas últimas, pero la problemática no es lejana. En Brasil ya se encontraron biotipos de Conyza resistentes a cinco sitios de acción, lo cual significa una gran complejidad en su control.

El trabajo de la REM

La REM sigue muy de cerca la problemática desde 2013, a partir de sus mapas, que permiten observar su avance en el territorio argentino. Lo más destacado del mapeo de 2021. Allí se registró el avance de malezas resistentes o tolerantes en 449 partidos o departamentos nuevos, liderado por Conyza spp. resistente a ALS y seguido por el complejo de nabos resistentes a 2,4D y a glifosato.

Esto evidencia que la problemática, además de expandirse, se complejiza debido al aumento de biotipos resistentes a otros herbicidas diferentes al glifosato.

Imagen: Evolución de la presencia de Conyza spp. resistente a ALS. Fuente: REM 2021.

Enfermedades, el enemigo silencioso

En la Argentina ya existen casos comprobados de resistencias de enfermedades a fungicidas y otros continúan en estudio.En trigoMarcelo Carmona y Francisco Sautua, fitopatólogos de la Fauba, confirmaron el primer reporte en América del Sur de la resistencia de Drechslera tritici-repentis (mancha amarilla) a estrobilurinas.Por otro lado, el equipo liderado por Ignacio Erreguerena, de INTA Manfredi, confirmó -también por primera vez en Latinoamérica-, la presencia de poblaciones de Ramularia collo cygni. Este patógeno es responsable del salpicado necrótico de la cebada, resistentes a estrobirulinas.

Insectos: el costo oculto de no hacer refugios

En el caso de los insectos, las resistencias observadas no son a insecticidas foliares sino a los eventos genéticos insecticidas que fueron incorporados a los cultivos.En el caso de maíz, se confirmó la resistencia de Spodoptera frugiperda(gusano cogollero) a la proteína Cry1Ab y se observa una reducción en la eficacia de control en Cry1A105 y Cry2Ab, mientras que las proteínas del tipo Vip aún conservan su poder.Por otro lado, la problemática es creciente en la soja Bt. Esta también tiene proteínas insecticidas del tipo Cry y en las últimas campañas se detectaron fallas de control para las especies Rachuplusia nu (medidora) y Chrysodeixis includens (falsa medidora).Cabe mencionar que en el cultivo de algodón, en donde también hay eventos Bt del tipo Cry1Ac, se observaron fallas de control a campo en Pectinophora gossypiella (gusano rosado).

El ABC Rural

Publicidad