30 de mayo de 2022 22:06 PM
Imprimir

El mercado mundial de carne ovina sigue firme

Con una menor oferta global, demanda sostenida y China que deberá aumentar su ritmo de compras, se prevén buenos valores

Impulsado por los precios de la carne, el sector ovino sigue apostando a valorizar más su producción con un menor stock, porque el producto es una delicatessen y el mundo lo sabe. Uruguay no produce volumen, produce calidad y a eso apuesta cada vez más, buscando sacarle más provecho a su forma de producir y a la valorización de esos atributos, que muchas veces pueden ser certificables, si se justifica el precio en los nichos de alto valor.

“El mercado mundial de carne ovina sigue muy firme”, afirmó a El País Christian AngioCEO de Frigorífico San Jacinto.

El ejecutivo recordó que si bien “China aflojó un poco en sus compras, la demanda sigue sostenida”. El gigante asiático es el mayor comprador en volumen, es un mercado que lleva la carcasa entera y se puede entrar con hueso. Luego de comprar fuertes volúmenes y de llevar el precio del ovino a niveles históricos, hoy “trata de moderar un poco los precios”, pero “la demanda continúa sostenida”.

Según la visión de Angio, lo que está sosteniendo esa firmeza “es que en el mundo hay menor oferta del producto” y es por eso que afirma no ver “un descenso de la tracción” desde la demanda. “Observo un mercado firme en todas las carnes, con una oferta ajustada en la ovina”, remarcó el CEO de San Jacinto.

Sin ánimo de hacer futurismo y teniendo en cuenta que el mercado mundial puede ser afectado por cualquier evento inesperado, Angio estimó que posiblemente “los precios se puedan mantener”, mostrando una volatilidad menor a la que pueda verse en el precio de la soja. El mismo concepto es válido para la carne bovina. “Veo un mercado muy firme”, reafirmó Angio.

Es normal que a esta altura del año el mercado de carne ovina se desacelere y China importe menos volumen porque hace su zafra, pero retomará la firmeza y la demanda despertará sostenida.

Christian Angio, CEO de frigorífico San Jacinto, auguró firmeza para el ovino.
Christian Angio, CEO de frigorífico San Jacinto, auguró firmeza para el ovino.

Análisis. Se viene de 2021 con una faena elevada, producto de esa demanda alocada de China. Con un stock de 6,2 millones de cabezas, el año pasado Uruguay faenó 1.370.300 cabezas, cifra que mostró un incremento de 36% respecto al año previo, según lo establecen los datos del Anuario Interactivo 2021 del Instituto Nacional de Carnes (INAC).

China se mantiene como el principal importador de todas las carnes: en 2021 importó un valor de US$ 28 000 millones, cifra que representa el 27% de la importación mundial y fue el principal importador de carne ovina y menudencias. Según el INAC, el acceso de la carne ovina uruguaya en los mercados internacionales aumentó de 39% a 46%.

Este incremento se explica mayormente por el aumento de la participación de China en el mercado importador de esta proteína. China pasó de representar el 34% del flujo importador al 44% de este entre 2020 y 2021. Esta ganancia de acceso se compensó parcialmente con la disminución de las exportaciones uruguayas al mercado europeo, las cuales no superaron el millón de dólares en 2021.

Crecimiento. La faena de ovinos registró en 2021 un incremento respecto al año anterior del 36% y un aumento de 60% respecto a 2019. Aún así, este número estuvo por debajo de lo que fue la faena en 2013 y 2014, años que superaron el 1,4 y el 1,6 millones de ovinos faenados, respectivamente, según el Anuario Interactivo del INAC.

Se destacó el crecimiento que hubo el año pasado -especialmente en el primer semestre- con una variación de 117% respecto del mismo período del año anterior, mostrando un comportamiento diferente a la zafra habitual del rubro.

Analizando las variaciones por categoría de 2021 respecto al 2020, se observa crecimiento en todas ellas.

Los corderos aumentaron su participación un 26%, mientras las ovejas crecieron un 84%. Preocupa mucho la alta faena de ovejas porque implicará una nueva caída del stock.

En carneros, la variación fue de un 83%, al tiempo que borregos y capones aumentaron un 42% y un 6%, respectivamente.

En cuanto a la estructura de las categorías de la faena de ovinos, INAC destacó que el 56% de los animales fueron corderos (760.786), al tiempo que las ovejas representaron el 28% (380.486).

En menor medida, los capones fueron el 12% (161.772) y los borregos representaron un 4,2 % (57. 816).

En comparación con años anteriores, la categoría de ovejas ha ido ganando participación. De un 22% de la faena, en 2019, pasó a un 28% en 2021, debido a una alta demanda por animales adultos, duplicando el volumen de la categoría respecto al anterior año.

Por otro lado, los corderos representaron un valor similar a 2019, pero por debajo del 60% de 2020. De todas formas, existió un incremento absoluto en la faena de la categoría, ubicándola en el mayor valor de los últimos siete años.

Por su parte, la faena de capones y borregos aumentó en menor medida, perdiendo participación en el total de animales faenados.

La faena de ovinos en 2021 se llevó a cabo en 17 establecimientos habilitados a nivel nacional. El 80,3% de los animales fue faenado en los primeros cinco, en las siguientes proporciones: Nirea SA (21,8%); Somicar S. A.(19,8%); Frigorífico Las Piedras S. A (18,0 %); Frigorífico Frigocerro S. A.(13,8 %), y Frigorífico Casablanca ( 6,9 %).

Para la categoría de corderos, el peso promedio se ubicó en 16,5 kg por animal, apenas por debajo de los 16,7 kg de 2020. En ovejas en 4.a balanza, en 2021 se registró un promedio de 19,6 kg.

Alta faena de ovejas obliga a incorporar más borregas

La faena de ovejas es elevada y preocupa, pero las majadas incorporaron vientres jóvenes y con mayor vida productiva, asegurando la máquina de cría. En momentos en que los corderos valen, al igual que el resto de las categorías, el productor se esfuerza para producir más y lucha contra las limitantes que el rubro ovino continúa enfrentando, que desmoralizan mucho al productor.

Ahora es momento de realizar las ecografías para saber qué carga fetal tienen las ovejas y poder aplicar la tecnología disponible para producir más y mejores corderos. Para las encarnadas de otoño -período de servicio de 37 a 40 días de servicio- la ecografía debe realizarse de 30 a 60 días del retiro de los carneros; o bien, de 70 a 100 días de iniciados los servicios.

En 2021 se registró la mayor exportación de carne ovina

Las exportaciones de carne ovina uruguaya siguen mostrando un crecimiento sostenido desde su caída en 2015, tanto en valores como en toneladas, mostrando en 2021 las cifras más altas de los últimos 10 años, según los datos del Anuario Interactivo del Instituto Nacional de Carnes (INAC).

El ingreso por exportaciones de carne ovina fue US$ 124 millones, representando un aumento de 64% respecto a 2020, lo que significa un 4% del total del sector cárnico, por detrás de carne bovina, menudencias y subproducto residual comestible. El volumen expresado fue 24.074 toneladas peso carcasa, aumentando un 38% respecto al año anterior y constituyendo el mayor volumen de la última década.

El año pasado, el valor promedio de la carne ovina exportada fue de US$ 5162 por tonelada peso carcasa, resultando 19% mayor que en 2020 (11% más respecto a 2019). Fueron US$ 816 adicionales por cada tonelada y -al igual que sucedió con la carne bovina- se ubicó como el valor promedio anual más elevado de la serie del INAC.

Respecto a los destinos el año pasado hubo una importante disminución del Mercosur y de la Unión Europea en los últimos tres años, con un crecimiento de las colocaciones en China. En términos de volumen, China alcanzó 19.176 toneladas peso canal, representando un 80% del total exportado, con una variación de 74,2% respecto a 2020, manteniendo el crecimiento que ha demostrado durante los últimos años. En segundo lugar se ubica el Mercosur, con Brasil a la cabeza. A pesar de tener una participación decreciente, el Mercosur completó 2.510 toneladas peso canal. En tercer lugar se encuentra USMCA (los mercados de América del Norte), destino que viene teniendo una mayor actividad en las exportaciones ovinas en los últimos tiempos, dada la habilitación de entrada de carne con hueso a Estados Unidos, para cortes procedentes de los corderos que generan los compartimentos ovinos de alta bioseguridad, que continúan apostando a crecer, tanto en número, como en volumen de corderos a procesar.

A este mercado, sin embargo, han disminuido sus exportaciones para el año 2021 -en un 25,3%, unas 1.333 toneladas peso canal comparando con el volumen de 2020, cuando se habían colocado 1.784 toneladas peso canal.

Fuente: El Pais

Publicidad