30 de mayo de 2022 12:11 PM
Imprimir

Por retenciones más brecha del dólar, el productor de soja recibe solo 40% por su cosecha

En el caso del trigo y el maíz, perciben 49%. De lo que resta por vender en granos y subproductos de soja, maíz y trigo, estimado en 21.200 mill/dol, el Estado captará más de la mitad.

Las “retenciones efectivas”, o el monto final que perciben los productores por su cosecha -luego del descuento que se les hace por derechos de exportación y por cobrar en pesos convertidos al dólar oficial- alcanzarían a 60% en el caso de la soja, y al 51% en trigo y maíz.

Es decir, que en el caso de la oleaginosa, el productor recibe 40% de su valor real en dólares, y en el caso de los cereales 49% y, de eso, luego deberá afrontar otros impuestos, como Ganancias, y pagar los costos de producción, de acuerdo a un análisis de la consultora AZ Group.

“El productor de soja que vendió el 26 de mayo a 434 dólares oficiales por tonelada (ya descontadas las retenciones sobre los más de 630 dol/tn que ronda en el mercado de Chicago), en realidad se quedó con 243 dólares cuando convirtió en dólares MEP (que se compra por la bolsa) al importe cobrado en pesos”, precisó a TN Agro el analista Diego Pasi de Az Group.

Pasi apuntó que el valor teórico de lo que aún resta por vender al exterior de maíz, soja y sus subproductos de la campaña 2021/22, como también del trigo 2022/23, sería de 21.291 millones de dólares. “De ese monto, el Estado se quedará con 12.406 millones de dólares cuando se considera el efecto conjunto de los derechos de exportación y el diferencial entre ambos dólares”.

En detalle, de lo que aún restaría por vender de poroto de soja y sus subproductos, del ciclo 2021/22, ingresarían al productor 16.607 mill/dol, pero el Estado se queda con 10.000 mill/dol, contabilizando los derechos de exportación y la brecha cambiaria.

“El cálculo que se tomó para el caso de la soja sumaría lo que aún se podría llegar a exportar como poroto, que en este ciclo sería muy bajo, y la gran mayoría como aceite y harina”, indicó Pasi.

Con los cereales pasa lo mismo: el valor internacional de lo que aún resta potencialmente por vender al exterior de trigo ascendería a US$ 2240 millones, pero el Estado se queda con US$ 1141 millones entre derechos de exportación y diferencial del tipo de cambio.

“Por lo expuesto, cuando el productor vende el trigo a 357 dólares oficiales por tonelada y cobra pesos, solo puede comprar US$ 200 al tipo de dólar MEP. Sufrió una retención efectiva del 51% (en vez del 12%) sobre del precio internacional”, señaló Pasi.

El productor de maíz también enfrenta una “retención encubierta” del 51% en vez del 12% teórico, y cobra el equivalente a US$ 150 MEP en vez de los US$ 269 por tonelada que figuran en la pizarra de Rosario, donde ya se quitan los DEX sobre la valuación de Chicago.

“Si el Gobierno persistiera con su intención de limitar los embarques al exterior y de aumentar los derechos de exportación para evitar nuevas subas en el precio de los alimentos de la población como proclama, podría llegarse a la paradoja de que se quede con más de dos tercios del valor de los granos frente a cero que cobran los países vecinos”, indicó Pasi.

“¿Quién va a aumentar el área sembrada en esas condiciones para satisfacer las urgentes necesidades del mundo? ¿Aún siguen con la idea de seguir subiendo impuestos? ¿Por qué no se bajan impuestos como el IVA a los alimentos básicos, como lo han hecho otros países?”, concluyó el experto en su informe.

Fuente: NAP

Publicidad