30 de mayo de 2022 12:17 PM
Imprimir

Buenos rendimientos de pastos para “agrandar el campo al productor”

No es posible desarrollar una buena ganadería si no somos capaces de ofrecer pasto en los momentos claves. La ganadería, el sector criador necesita pasto de calidad todo el año, La Mañana dialogó con el Ing. Algorta sobre cuáles son las herramientas para lograrlo de forma eficiente. Desde hace 12 años y ante la oferta de trabajar […]

No es posible desarrollar una buena ganadería si no somos capaces de ofrecer pasto en los momentos claves. La ganadería, el sector criador necesita pasto de calidad todo el año, La Mañana dialogó con el Ing. Algorta sobre cuáles son las herramientas para lograrlo de forma eficiente.

Desde hace 12 años y ante la oferta de trabajar con nuevas especies de semilla para generar pasturas con gramíneas y leguminosas adaptadas a distintas zonas del país, el Ing. Agr. Mateo Algorta crea Valle Verde, empresa que el año pasado y luego de 5 años trabajando juntas, se fusiona con Serkan creando Valle Verde & Serkan Semillas.

“Es la fusión de dos empresas uruguayas”, dijo Algorta a La Mañana. “Nos dedicamos a la semilla forrajera, de todo tipo de pasturas y para todos los ambientes, con especies que no son tan comunes y que poco a poco se han ido impuesto en el mercado gracias a sus buenos resultados. La novedad es que son pasturas de verano, y desde el primer día sabíamos que el desafío era trabajar con semillas de pasturas de variedades que den valor a la par o superando a las más productivas” de las ya conocidas.

Para lograrlo “trabajamos en nuestro campo demostrativo”, las comparamos con las más productivas y las que mejor resultan”, y a aquellas que igualan o mejoran las conocidas por el mercado local “las incorporamos a nuestra cartera de productos” de tal manera que cuando llega al productor “ya pasaron por nuestro filtro y por la evaluación del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria” (INIA).

La “gran diferencia” que ofrece Valle Verde & Serkan Semillas “es que en los últimos años todo el mercado se enfocó en pasturas templadas que son las invernales, llámense raigrases, festucas, etc., las típicas que conocemos y que tienen un ciclo productivo desde el otoño, pasando por el invierno y hasta finales de primavera. Sin embargo aportan poco y nada durante el verano, y si éste es seco muchas veces se pierden”.

Para aprovechar ese período de bajo o nulo aporte, la empresa preparó “una gama de pasturas megatérmicas que presentamos en el mercado como Megamix de Pasturas Megatermicas Subtropicales Perennes, o sea pasturas de verano que tienen un ciclo productivo contrario a lo que estamos acostumbrados”. De esa manera se ha logrado cambiar eso de que la llegada del verano nos deje sin pasturas.

“Megatérmicas son aquellas pasturas cuyo origen natural está en los climas de mayor calor y aridez, con mucha eficiencia en el uso de agua, lo que facilita ante falta de precipitaciones”. Unos pocos milímetros son suficientes para “hacer explotar” el campo, además de que hay variedades que “toleran las heladas”.

Por otra parte, el Ing. Algorta señaló que fue lanzado el programa Grass Fed Pro 365. “Grass Fed es el concepto mundial de alimentación a pasto que está cada vez más demandado por el consumidor” que pide leche Gras Fed, carne Gras Fed. En el mundo “se busca consumir productos en el cual el animal haya estado en su medio natural” que para Uruguay eso también pasa por un “sistema ganadero pastoril innovador y eficiente”.

Esa eficiencia pasa a su vez por “promover sistemas pastoriles y que el productor tenga alta producción de pasto durante todo el año diversificando pasturas templadas, invernales en algunos potreros, y megatérmicas con alta producción en verano en otros”.

La clave está en la complementación de las pasturas diversificando la siembra en potreros, lo que “va a generar que las vacas recuperen condición corporal más rápidamente, que se alcen y se preñen más rápidamente, que desteten terneros más pesados”, pudiéndose invernar en verano vacas y novillos, aumentando la carga porque estas pasturas permiten en 6 meses de verano tener 4 unidades ganaderas con una ganancia de kilos en estaciones que generalmente no las tiene.

“Son pasturas rústicas, productivas, adaptadas a un rango muy amplio de suelo”, subrayó.

Adaptación al clima y los suelos de Uruguay

La limitante que tiene Uruguay son las heladas invernales, “un problema que las subtropicales son capaces de tolerar, y a pesar de las heladas persisten” durante varios años.

“También creamos nuevas variedades con mayor adaptación al clima de Uruguay, tenemos una apuesta al desarrollo local de estas variedades que son australianas adaptadas a las condiciones de Uruguay”, subrayó Algorta.

En cuanto a los suelos, “pueden ser usadas en varios tipos. Las megatérmicas tienen un menor requerimiento de suelos que las templadas”, por tanto, aquel productor que tiene un “campo bueno y otro medio pelo, podría sembrar una buena pastura templada en la mejor área, y megatérmica en el de menor calidad”.

Por otra parte, en los campos del sur “la duración es menor que en el norte debido a la rotación agrícola ganadera” más propia de esa zona y ya no tanto en el norte, puntualizó. “La megatérmica resulta muy bien en campos arenosos, ácidos o muy ácidos”. Cada variedad de especies tiene una característica particular y tolera una limitante particular por lo que su uso es recomendado según las características del establecimiento.

Agrandar el campo de cada productor

Las pasturas megatérmicas no sólo generan buenos resultados en Uruguay, también en los otros países del Mercosur: “En el norte de Argentina se usan hace 25 años en condiciones más extremas que las nuestras. También se usan al sur de Brasil que en ese país es una zona muy parecida a Uruguay, no así el resto que es tropical”.

“En Paraguay, que es un mercado distinto, también fueron probadas y funcionan muy bien”; y el mismo resultado positivo se registró en Australia y Sudáfrica.

Para Uruguay este año se espera un crecimiento en la venta y adopción de estas pasturas que cada vez son más aceptadas por sus características. “Muestran rusticidad e implantación en condiciones de déficit hídrico, y muy buena respuesta, con un potencial productivo en secano de hasta 15.000 kilos en materia seca, medida en INIA, cuando la festuca produce 12.000 kilos el mejor año”.

“El campo uruguayo produce en promedio 4.000 kilos de materia seca, una pradera en sus 3 mejores años produce en promedio 8.000 kilos de materia seca, y la megatérmica produce 12 o 15.000 kilos de materia seca y llega al quinto año produciendo mínimo 8.000 kilos, según estudios del INIA”. Esos rendimientos “permiten agrandar el campo al productor”.

Es como agregar campo al predio

El Ing. Agr. Mateo Algorta de Valle Verde & Serkan Semillas, explicó el resultado de las pasturas Megamix (megatérmicas) señalando que si un establecimiento “tiene 100 hectáreas que salen de la rotación agrícola ganadera, y hay que hacer el 75% en la pradera típica y el otro 25% con Megamix, éste 25% va a permitir pasar en verano con la misma carga que el otro 75%”.
“No es una versus otra, es diversificar diferentes pasturas para que el productor siempre tenga potreros con alta producción de pasto para seguir engordando o aumentar la carga”, sintetizó.

Publicidad