8 de diciembre de 2009 07:14 AM
Imprimir

Un proyecto escolar para salvar vidas podría convertirse en ley

Novedoso. Ante la imposibilidad de evitar que los animales salgan a las rutas, docentes y alumnos crearon un sistema que permite a los conductores divisarlos a buena distancia. Niccolai se interesó en la propuesta

En cuestión de días, especialistas de la Dirección de Seguridad Vial de la provincia tendrá en sus manos el proyecto denominado Una luz en el camino, creado por el Club de Ciencias Guillermo Heredia del Colegio Cristiano Evangélico de Frías. Consiste en la utilización de cintas refractarias que colocadas en vacunos y yegüarizos permitirán reducir el número de accidentes de tránsito en las rutas santiagueñas.
La propuesta ya fue revisada por el vicegobernador Ángel Niccolai, quien dispuso enviar toda la documentación a la Dirección de Seguridad Vial, para determinar si es aplicable y, de ser así, sería remitida a la Legislatura para convertirla en ley.
Así lo informaron los profesores David Frías, Randolfo Velázquez, María Juárez y la alumna expositora Melina Pérez, quienes el miércoles último mantuvieron una reunión con el vicegobernador para presentarle el proyecto e interiorizarlo sobre los detalles de su aplicación.
Puntualmente la iniciativa de docentes y alumnos frienses consiste en la fabricación de precintos refractarios realizados en cuero de descarne cocido a un material hidrófilo sobre la cual va adherida una cinta refractaria 3-M, cuyo material de sujeción es la caravana, material aprobado por Senasa y la Unión Europea, irá ubicado en las cuatro patas y el cogote del animal vacuno o yeguarizo específicamente.
De acuerdo a las pruebas realizadas en la ruta, con este mecanismo los animales son visualizados por los conductores en una distancia de entre 300 a 600 metros, lo suficiente para evitar una colisión.
“La reunión con el vicegobernador duró aproximadamente 40 minutos y le mostramos en profundidad cómo se ha trabajado en la concreción de esta idea y le solicitamos al Dr. Niccolai la posibilidad de que se transforme en ley en la provincia y que el gobierno lo ejecute fabricando los cinturones refractarios y distribuyéndolos a los productores santiagueños a través del Inta”, explicaron los docentes.
Luego precisaron: “No sólo nos sentimos agradecidos por la predisposición del vicegobernador sino por la intención demostrada al sostener que en estos días lo pondría en conocimiento de la Dirección de Seguridad Vial y luego nos convocaría a una sesión de la Legislatura para que podamos exponer ante los diputados los detalles del mismo con el fin de que pueda transformarse en ley, un anhelo de toda nuestra institución”.

Alcance. La idea de los frienses llegó hasta la 33ª Feria Nacional de Ciencia y Tecnología que se realizó del 9 al 13 de noviembre en Las Termas de Río Hondo, luego de obtener el segundo premio en la instancia provincial para representar a Santiago entre los 6 mejores proyectos.

Buena crítica. Cuando la gente fue tomando conocimiento en las distintas instancias de la Feria de las Ciencias algunos sugirieron que lleven la propuesta a la Cámara de Diputados de la provincia para que se pudiera aplicar en todo el territorio santiagueño.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *