30 de mayo de 2022 18:46 PM
Imprimir

El 15 de junio vence el plazo para certificar hacienda para China

Se van acabando los plazos para hacer la determinación del estatus sanitario (DOES) de los rodeos vacunos, un requisito indispensable para certificar que no hay brucelosis en el establecimiento. La normativo primero se encargó de los productores más grandes, por eso los que cuentan con más de 300 vacas debieron determinar el estatus sanitario de […]

Se van acabando los plazos para hacer la determinación del estatus sanitario (DOES) de los rodeos vacunos, un requisito indispensable para certificar que no hay brucelosis en el establecimiento. La normativo primero se encargó de los productores más grandes, por eso los que cuentan con más de 300 vacas debieron determinar el estatus sanitario de sus rodeos antes del 31 de julio del año pasado para poder seguir vendiendo esa categoría con destino a China, que compra el 75% de la carne vacuna argentina que sale al exterior, por lo que la DOES resulta fundamental para no quedar afuera de ese mercado.

Las empresas con menos de 300 vacas originalmente tenían tiempo hasta el 30 de noviembre de 2021 para certificar que están libres de brucelosis. Pero, debido al bajo cumplimiento general registrado, esa fecha fue pasando para más adelante, como una manera de no dejar afuera a tantos competidores. El Senasa primero les extendió el plazo hasta el 28 de febrero de este año, para luego extenderle la moratoria de manera indefinida en marzo pasado. Como el cumplimiento era bajo, el Senasa fue corriendo la fecha, que originalmente era el 30 de noviembre. Ahora se acabó la paciencia.

Pero los tiempos se agotaron y ahora el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria decidió que llegó el momento de aplicar un “corte” definitivo al tema. Por eso estableció el 15 de junio como fecha límite para que los establecimientos con menos de 300 vacas obtengan la DOES, tanto para poder exportar como para hacer movimientos de hacienda entre establecimientos.

Eso implica que las empresas ganaderas con menos de 300 vacas que no hayan presentado la DOES ante el Senasa al 15 de junio, a partir de esa fecha deberán comercializar hacienda con la leyenda “No Apto China” en el Documento de Tránsito Electrónico (DTe) hasta tanto cumplan con esta determinación obligatoria. Es decir: en los hechos no podrán vender más vacas a los frigoríficos exportadores, que son los que realmente luego concretan el negocio con el gigante asiático.

El 55% de la hacienda certificada

El Senasa, según se indica en la resolución 277/2022 publicada el lunes pasado en el Boletín Oficial, entiende que con el 55% de la hacienda con DOES correspondiente a los rodeos con menos de 300 vacas, se ha “logrado un alto cumplimiento” de la norma, con lo cual es factible volver a establecer una fecha para exigir el cumplimiento total de la misma.

Y además indicó que para “la nueva fecha límite (15 de junio) para la realización de la DOES se ha considerado la fecha de finalización de la campaña de vacunación antiaftosa en la mayoría de las provincias de la zona central y norte del país, lo que permitirá un mayor plazo para el cumplimiento de los diagnósticos requeridos”.

La baja adopción del DOES en las empresas ganaderas de menor escala generó, en los hechos, una suerte de “cepo sanitario” que redujo la oferta de vacas disponibles para faena con destino a China, lo que promovió un “contrapeso” formidable al “cepo exportador” implementado por el gobierno nacional con el propósito de “tirar abajo” los precios de la hacienda.

Con la implementación de la norma sanitaria, desde agosto del año pasado los frigoríficos exportadores ya no pueden acceder a todas las vacas disponibles en el mercado, sino solamente a aquellas que sean “Apto China”, es decir, las provenientes de empresas ganaderas con la DOES certificada por Senasa.

Redacción  / Senasa

Publicidad