31 de mayo de 2022 16:27 PM
Imprimir

¿De qué manera el uso de blockchain podría transformar al sector pesquero?

Un sistema de software basado en blockchain puede proveer mecanismos para transferir información desde la captura hasta el punto de venta

Las acciones que ha tomado el país para revertir la tarjeta amarilla de la Unión Europea, la puesta en escena de la Ley Orgánica de Acuicultura y Pesca y otras iniciativas a nivel privado muestran un progreso en el ámbito de sostenibilidad.

En febrero del 2022 se suscribió oficialmente el Reglamento de la Ley Orgánica para el Desarrollo de la Acuicultura y Pesca, cuya normativa garantizará la sostenibilidad, trazabilidad y transparencia de estos dos importantes sectores productivos del país.

De acuerdo con un informe del Ministerio de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca, este tipo de avances son de vital importancia en el marco del cumplimiento de las recomendaciones de la DG-Mare, para revertir la tarjeta amarilla impuesta por la Unión Europea.

El Reglamento detalla procedimientos de control y sanción, principios del régimen jurídico de la pesca, y garantiza la trazabilidad de productos de exportación, entre otros contenidos.

Y es que la ejecución de este conjunto de normativas, sumado a otras iniciativas permitirá garantizar una transparencia en el sector, un aspecto considerado cada vez más esencial en distintas partes del mundo.

En ese sentido, Pablo Guerrero, director de Conservación Marina de World Wide Fund for Nature -WWF Ecuador-, afirma que si el país desea continuar manteniendo abiertos los mercados de la Unión Europea y Estados Unidos se deben adoptar esquemas de trazabilidad modernos que permitan hacer seguimiento de los productos, a medida que estos se mueven a través de las cadenas de suministro.

“Desde WWF Ecuador hemos venido promoviendo el desarrollo de sistemas modernos de monitoreo y reporte electrónico que son mucho más efectivos y eficientes que los tradicionales, que están basados en observadores humanos y bitácoras de papel”, explica Guerrero.

La innovación también es trascendental. Por ello, un sistema de software basado en blockchain es capaz de proveer mecanismos para transferir información desde la captura del recurso hasta el punto final, interconectando a todos los participantes, como pescadores, distribuidores, procesadoras, supermercados, restaurantes y consumidores.

Cuando se trata de transparencia, las soluciones basadas en este tipo de tecnología permiten el registro descentralizado e inmutable de todas las actividades a lo largo de la cadena de valor. En ese sentido, el profesor de la Facultad de Ingeniería en Electricidad y Computación de la ESPOL, Carlos Mera, indica que desde la perspectiva del consumidor, se puede satisfacer la necesidad de conocer el origen del pescado, quién y cuándo lo capturó y si hubo un adecuado almacenamiento o transporte.

Mientras que desde la autoridad, el uso de esta tecnología permite conocer si un lote de pesca ha sido capturado en una ubicación autorizada, las condiciones de almacenamiento, transporte utilizado, y otros datos.

Mera cita varios casos exitosos de soluciones de trazabilidad y transparencia basadas en blockchain en distintos países. Por ejemplo, en Noruega, la Asociación de Mariscos en colaboración con IBM y otras empresas trabajan para demostrar los beneficios de una trazabilidad basada en esta tecnología y en definir los futuros estándares que tendrá la industria.

Infografía

https://www.vistazo.com/binrepository/768×928/0c0/0d0/none/12727/WBBO/blockchain_452862_20220530155446.jpg

Otra iniciativa, es la que llevó a cabo la empresa Provenance, por medio de un plan piloto realizado en Indonesia, que demostró la efectividad del uso de esta tecnología para la trazabilidad de la pesca de atún. Un tercer caso, es el proyecto colaborativo de pesca de atún basada en blockchain que lleva a cabo WWF en Nueva Zelanda, Australia y Fiyi para disminuir la pesca ilegal y las violaciones de derechos humanos de los pescadores.

En el Ecuador, el uso de blockchain no es un tema extraño para la industria de acuacultura, la cual ha reportado implementaciones de trazabilidad y transparencia por medio de la plataforma de IBM, Food Trust.

Para anclar esta tecnología al sector pesquero ecuatoriano, el docente de la ESPOL considera que los desafíos que enfrentaría una solución de trazabilidad serían similares a los reportados en el plan piloto de Provenance y el proyecto de WWF. Uno de ellos es que, aunque hay plataformas que generalmente ofrecen una cobertura parcial a la cadena de valor y desestiman la fase de captura, empresas maduras ya cuentan con grandes sistemas de software, por ejemplo, un Enterprise Resource Planning (ERP), cuya integración e interoperabilidad con una nueva plataforma descentralizada basada en blockchain pueda demandar un menor esfuerzo.

Otro desafío es que los procesos basados en papel tienen un espacio significativo en la industria pesquera, por lo que el nivel de digitalización requerido podría representar un impacto en el actual paradigma, sumado a la escasez de proveedores de tecnología a nivel nacional y profesionales de software para liderar proyectos de implementación con esta tecnología.

Carlos Mera también considera que la falta de incentivos o un marco regulatorio suficiente que promueva la participación de todos los involucrados en el proceso, pueda significar otro desafío para el sector.

A un paso de la certificación

Los servicios de certificación del Consejo de Administración del Mar (MSC) garantizan la conformidad con estándares reconocidos internacionalmente, que cubren la pesca sostenible y la trazabilidad de pescados y mariscos (mediante certificación de la cadena de custodia) para la pesca extractiva. En Ecuador, el proceso de certificación del MSC se encuentra en una etapa de evaluación completa para la pesquería.

Guillermo Moran, gerente de Tuna Conservation Group, Tunacons, indica que la empresa internacional SCS Global Servicie, calificada por el MSC se encuentra trabajando en responder las últimas observaciones públicas al informe final para la certificación de la pesca de atún aleta amarilla en el Océano Pacifico oriental en los lances sobre Plantados y Brisas, de sus cinco empresas fundadoras (Nirsa, Eurofish, Tri Marine, Servigrup, Grupo Jadran) el cual se espera culminar a finales de este mes de mayo.

$!La certificación MSC garantiza el cumplimiento de estándares reconocidos internacionalmente, que cubren la pesca sostenible y la trazabilidad de pescados y mariscos, mediante certificación de la cadena de custodia, para la pesca extractiva.

Mientras que para el segundo semestre del presente año Morán afirma que también se espera completar el trabajo con el Atún Barrilete que es la especie principal de captura en la flota de cerco, y en el 2023 para la especie de Atún Patudo.

Publicidad