6 de junio de 2022 17:57 PM
Imprimir

Dos acueductos son la gran apuesta de una provincia para transformar su “desierto”

En Mendoza, que en la última década aumentó 1000% su producción de novillos pero aún no se autoabastece de carne, se realizarán dos obras en el sur y el este provincial que apuntan a una mayor actividad

La ganadería busca despegar en tierra cuyana, de la mano de los productores unidos, de la asistencia oficial y de los inversores privados, dándole un uso inteligente y eficiente al agua, en medio del desierto. De hecho, los resultados vienen siendo prometedores, ya que el sector registra un constante crecimiento, con todas las “patas” trabajando de manera mancomunada. En una década, el incremento en la producción de novillos superó el 1000%.

La apuesta ahora es a dar otro gran salto, al menos en el sur y el este provincial, con la concreción de los esperados acueductos “Monte Comán-La Horqueta”, en San Rafael, y “La Paz”, respectivamente, a licitarse en la segunda mitad del año, luego de contramarchas y promesas de larga data.

Así, la provincia del oeste argentino pretende dar un giro en su matriz productiva y empezar a generar nuevas apuestas de desarrollo, más allá del vino, el petróleo y la producción agrícola. Bajo este escenario a futuro, empiezan a tomar protagonismo la vaca “perfectamente atendida” en zonas áridas.

“El desierto es más conveniente para tener animales, que tratar de convertir ese campo en lugar cultivable. En estas extensiones, donde el ganado vive muy bien, al tener buen acceso al agua, se da un nivel de carne impresionante; y aumenta la producción por la calidad”, contó a LA NACION Mario Isgró, ministro de Planificación e Infraestructura Pública de Mendoza, uno de los principales encargados en potenciar al sector ganadero a través de las esperadas obras de entubamiento.

“Podés tener hasta cámara frigorífica, con el desposte listo para comercializar al destino final. Hoy, la carne que se produce en Mendoza no alcanza a abastecer el 10% del requerimiento. Por eso, hay una gran oportunidad para seguir creciendo”, sumó el funcionario.

Así, el plan ganadero mendocino, que viene desarrollándose, principalmente en el sur provincial, empieza a ampliarse. No sólo se apuesta al acueducto sureño de San Rafael, sino al de la Paz, en el límite con San Luis, clave para potenciar a la actividad, y comenzar a generar más competencia con otras regiones del país.

Ambas obras están en proceso de inicio de la licitación, por lo que se estima el arranque en julio. Ya tienen los proyectos ejecutivos listos desde hace tiempo, y las autoridades entienden que a fines del año próximo estarían operativos. Eso sí, la demanda de los productores es creciente, y en algunos casos, urgente.

Los mendocinos consumen el equivalente a 450.000 novillos gordos
Los mendocinos consumen el equivalente a 450.000 novillos gordos

“Vemos con mucho agrado que avance la licitación. Son obras que traen el arraigo rural que necesitamos para nuestros puesteros y también en la parte productiva, ya que donde uno tiene una vaca puede tener tres; con los acueductos vamos a tener mayor producción. Con las aguadas habrá mejor aprovechamiento de los campos”, expresó a LA NACION Roberto Francisco Ríos, presidente del Clúster Ganadero Bovino de Mendoza, integrado por productores, entes gubernamentales, asociaciones intermedias, técnicos y empresarios del sector.

Específicamente sobre el proyecto en San Rafael puso en valor el beneficio que esto traerá en los puestos policiales y en la escuela albergue de la zona. Asimismo, hay otra cuestión determinante, que amerita una actuación urgente. “Sobre la parte este de esa región, se han bajado las napas freáticas, las cuales ya están contaminadas con algo de arsénico. Por eso, necesitamos de inmediato la obra, porque sino hay que sacar a las vacas”, advirtió el dirigente.

Proyecto

Monte Comán- La Horqueta es la gran apuesta, con fondos provinciales, luego de algunos traspiés e irregularidades en el proceso anterior, que acabaron con la posibilidad de financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Ahora, el gobernador Rodolfo Suarez (UCR) comprometió recursos locales para no dilatar más la obra, que se realizará en tres etapas y permitirá la explotación de 91 desarrollos ganaderos en la región, por un monto de 11 millones de dólares, mejorando el abastecimiento de agua a casi 435.000 hectáreas.

En tanto, La Paz, ya cuenta con todo el proceso administrativo concluido, con financiamiento aprobado por el Ministerio del Interior, a través del Fondo Fiduciario de Infraestructura Regional (FFFIR), por lo que se espera el “apto final” de Nación para hacer el llamado a licitación internacional, por una obra de 12 millones de dólares.

“En breve podemos tener ambas obras en ejecución; no veo nada que lo impida. Ojalá estén funcionando ambos a fines del 2023″, señaló Isgró

Por su parte, en cuanto a la asistencia oficial de Mendoza al sector, el Ministerio de Economía y Energía de la provincia ya ha realizado una inversión de más de 450 millones de pesos durante el 2021. Este número fue puesto sobre la mesa a comienzos de mayo durante la tradicional Fiesta Nacional de la Ganadería, que se realiza cada año en General Alvear, la cual se abre con el clásico remate de hacienda.

El titular de la cartera, Enrique Vaquié, junto al director de Ganadería, Damián Carbó, no dejan de destacar el apoyo que realiza el Estado provincial al sector. “Además del crecimiento natural impulsado por nuestros propios productores, el modo en que se está desarrollando esta actividad en nuestra provincia ha ido captando la atención de inversores, quienes están apostando a invertir en el sector ganadero”, comentó Vaquié.

“La ganadería es una salida productiva muy fuerte que encontró hace un tiempo Mendoza y que viene dando muestras de crecimiento constante”, sumó el funcionario, destacando además los programas de inversión productiva, como Mendoza Activa, los cuales permiten a las cámaras del sector y sus asociados tener a mano más herramientas de financiamiento, incluso para acceder a sistemas de riego por pivot. En este sentido, el gobernador Suarez, durante la apertura de las sesiones ordinarias legislativas, en su discurso del 1° de Mayo, puso en valor la obra del sur provincial y la pronta apertura de la convocatoria para la licitación del acueducto.

Demanda creciente

Desde la cartera de Economía remarcaron que quienes lograron acceder a las diferentes propuestas de financiamiento fueron principalmente productores pecuarios y que, de a poco, se fue despertando el interés de productores vinculados a la producción de miel y de porcinos. “Nuestra provincia tiene gran potencial de crecimiento en cuanto a producción. Según las últimas estimaciones, han ingresado a la provincia más de 90 millones de kilos en productos cárnicos y otros más de 50 millones de kilos en productos lácteos. Esto muestra a las claras que todo lo que se produzca en Mendoza puede venderse en nuestra provincia. La demanda existe”, dijo el funcionario.

Según datos oficiales, la provincia cuyana cuenta con más de 1,4 millones de cabezas de ganado distribuidas en más de 6000 establecimientos productivos y en manos de 9641 productores. En este sentido, durante los últimos años, viene aumentando la cantidad de animales y de kilos producidos en Mendoza. “Solo en la producción de bovinos, Mendoza cuenta con alrededor 480.000 animales. Esta cifra representa alrededor de 30% del total de cabezas. El resto se divide entre producción caprina, de ovinos, equinos y porcinos”, indicó el director provincial de Ganadería.

Del total de establecimientos productivos de la provincia (6532), poco más del 70% se dedica principalmente a la recría y engorde de los animales (4700). Así, Carbó ponderó que Mendoza viene trabajando fuertemente sobre este punto para ir ampliando el porcentaje de abastecimiento del consumo mendocino.

Desde 2010 a la actualidad, la tierra “del sol y del buen vino” ha logrado pasar de 5000 novillos a 51.135, principalmente a raíz de la implementación de la Ley de Fomento Ganadero 7074, lo que representa un crecimiento por encima del 1000%. Los mendocinos consumen el equivalente a 450.000 novillos gordos, lo que representa aproximadamente entre el 11 y el 12% de la demanda.

Pablo Mannino

Fuente: La Nacion

Publicidad