8 de junio de 2022 12:38 PM
Imprimir

Ovejas bombero, el futuro de la lucha contra los incendios forestales

España : Los ganados caprino, ovino y bovino pueden ser muy útiles a la hora de reducir la capacidad que tiene el fuego de expandirse. Algunas CCAA ya han empezado a utilizarlos

Las altas temperaturas de estas últimas semanas y la falta de lluvias son el caldo de cultivo para los incendios forestales. Pero hay montes mejor preparados para evitar fuegos. Son los que cuentan con ganado en extensivo que previenen el riesgo de incendios forestal. La extinción es la respuesta, pero no la solución, ya que, según los expertos, los incendios se apagan en invierno con una buena gestión forestal.

Una iniciativa que aúna a bomberos, ingenieros forestales, el Departamento de Agricultura de la Generalitat de Cataluña, pastores y carniceros es Ramats de Foc o Rebaños de Fuego. En las comarcas de Gerona, rebaños de caprinoovino bovino ramonean por los montes y evitan que la maleza y matorrales crezcan de forma desmedida y se sequen, creando un pasto para las llamas.

En Gran Canaria se han sustituido matorrales inflamables como retamares o cañaverales por pastizales en lugares estratégicos

Con un plan de pastoreo diseñado por los cuerpos de gestión de incendios, se identifican las zonas estratégicas donde el ganado puede intervenir. Posteriormente, los productos cárnicos y lácteos se venden en carnicerías y restaurantes con el sello de Ramats de Foc, como un valor añadido que conserva los montes. Los consumidores contribuyen a luchar contra los incendios forestales y a mantener la ganadería extensiva y la biodiversidad en los montes.

En la Comunidad de Madrid, más de 19.000 cabras, ovejas, vacas y caballos ayudan desde 2011 a la prevención de incendios forestales, desbrozando caminos y vías pecuarias y ayudando a mantener los cortafuegos despejados.

Este año han empezado un proyecto piloto para implantar collares con sistema de geolocalización (GPS) en algunos animales para realizar un pastoreo controlado y saber dónde están, y así poder dirigirlos a zonas más vulnerables. Los técnicos del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid se encargan de planificar, desarrollar y acordar con los propietarios de los rebaños las zonas que convienen ser pastoreadas y que presentan mayor riesgo de incendio.

El pastoreo se realiza durante todo el año y la vegetación permanece controlada. Según un estudio realizado por investigadores del CSIC en Andalucía, el coste de emplear ganado frente al desbroce mecánico con motodesbrozadora para control de la vegetación en cortafuegos es un 75% menor. Los medios mecánicos se realizan de forma intermitente, mientras que el ganado cuida de los montes a diario. Los investigadores concluyen que “el pastoreo en cortafuegos es una opción notablemente menos costosa que el desbroce mediante motodesbrozadoras”.

Foto: Fuente: iStock

El problema de los incendios forestales no termina cuando la tierra queda devastadaSarah Romero

En Gran Canaria los rebaños de ovejas y cabras también ayudan a evitar incendios forestales. Así, mediante autorizaciones en monte público, los pastores están recuperando vías pecuarias utilizadas desde antaño para la trashumancia entre la costa y la cumbre. También se han sustituido matorrales inflamables como retamares o cañaverales por pastizales en lugares estratégicos para prevención de fuegos.

En Andalucía existe la Red de Áreas Pasto-Cortafuegos (RAPCA) en la que mediante el manejo controlado de ganado se reduce el riesgo de incendios forestal. En esta red participan 69 pastores con 31.900 cabras y ovejas, que se encargan de mantener más de 2.300 hectáreas de cortafuegos sin maleza bajo el arbolado.

Pastoreo para limpieza de cortafuegos

Con el pastoreo, se reduce la carga de combustible, controlando el desarrollo del matorral en las áreas cortafuegos, y así disminuye el riesgo de incendios y se facilitan las tareas de extinción.

Además, los rebaños protegen el suelo, ya que el pastoreo controlado garantiza la permanencia de la cubierta vegetal diseminando semillas y abonando. También mejoran la biodiversidad, porque cuando no hay pastoreo, las plantas más competitivas desplazan al resto y el monte es menor diversidad y calidad.

Publicidad