15 de junio de 2022 21:07 PM
Imprimir

Investigadores del INTA obtienen una vacuna contra la Escherichia coli en bovinos

Un equipo del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) desarrolló una vacuna recombinante capaz de reducir la Escherichia coli enterohemorrágica en bovinos, principal reservorio de la bacteria responsable del Síndrome Urémico Hemolítico (SUH) en niños. Los resultados preliminares de ensayos experimentales realizados en terneros tuvieron saldos positivos para la disminución del patógeno en menores de […]

Un equipo del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) desarrolló una vacuna recombinante capaz de reducir la Escherichia coli enterohemorrágica en bovinos, principal reservorio de la bacteria responsable del Síndrome Urémico Hemolítico (SUH) en niños.

Los resultados preliminares de ensayos experimentales realizados en terneros tuvieron saldos positivos para la disminución del patógeno en menores de cinco años, destacó hoy el INTA en un comunicado.

“La vacuna está constituida por proteínas recombinantes que reduce la carga bacterial con muy buena reacción inmune de anticuerpos que pueda bloquear la unión del patógeno al tracto gastrointestinal y, de ese modo, inhibir o disminuir la colonización”, explicó Daniel Vilte, especialista del Instituto de Patobiología del INTA y uno de los encargados de la investigación.

La prueba se desarrolló en terneros debido a que el ganado bovino es una de las principales fuentes de infección para los humanos, según precisó el organismo que depende del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.

El SUH es una enfermedad sistémica grave que afecta principalmente a niños menores de cinco años, y la Argentina tiene una de las tasas de incidencia más altas del mundo, con aproximadamente 500 casos por año.

La enfermedad se transmite vía alimentos, agua y de persona a persona a través de las manos; como también por el contacto directo con animales y su materia fecal, y por medio de aguas recreacionales.

En este sentido, la vacunación del ganado bovino “reduciría la excreción bacteriana disminuyendo así la contaminación de la carne bovina y otros alimentos”, puntualizó Vilte.

El flamante producto del INTA también apunta a “favorecer la exportación de carne, ya que algunos mercados detectan la presencia de serotipos portadores de toxinas Shiga para el ingreso de la mercadería”, concluyó el especialista. (Télam)

Fuente:

Publicidad