22 de junio de 2022 13:05 PM
Imprimir

Industria láctea advirtió que se está poniendo en riesgo la credibilidad país y el futuro del Uruguay

Ante la profundización del conflicto

El Ministerio de Trabajo presentó ayer, en el marco del Consejo de Salarios, una segunda redacción de cláusula de paz que fue rechazada por la Federación de Trabajadores de la Industria Láctea (FTIL). Luego, e gremio anunció que incrementará sus medidas y amenazó con afectar las exportaciones, solicitando entrevistas a las embajadas de los países con los que se negocia.

Eso motivó que la Cámara de la Industria Láctea del Uruguay (CILU) emitiera el siguiente comunicado:

1) Se mantiene la propuesta económica que es significativamente mejor que los lineamientos del Poder Ejecutivo (recuperación de 1.6% en 18 meses) y de la mayoría de los convenios firmados en otras ramas de actividad y la CILU estaba dispuesta a aceptarla (se recupera en 24 meses el “período puente” (pandemia) de 4.82%, asegura inflación anual futura, y durante 2025 se otorga partida mensual de $ 2.000).

2) La nueva cláusula de paz propuesta por el MTSS:
a) dispone que, el compromiso de paz no alcanza las siguientes situaciones: Reivindicaciones salariales originadas por actualizaciones tecnológicas futuras y ya concretadas, en cuanto no hayan sido puesta en funcionamiento. – Reestructuras operativas o funcionales. – Afectación de condiciones de trabajo no vinculadas a aspectos salariales. – Afectación de fuentes laborales – O cualquier acto o decisión de similar tenor no vinculado directamente con aspectos salariales.
b) deja establecido a texto expreso que “en ningún caso se restringirá de ninguna forma las instancias bipartitas o tripartitas en la que pueda plantearse o negociar sobre cualquier asunto que las partes entiendan pertinente”.

3) La FTIL desestimó, sin ningún análisis, la nueva cláusula de paz, amenazando nuevamente y en forma irresponsablemente afectar las exportaciones y anunciando la solicitud de entrevistas con las embajadas de aquellos países a los que Uruguay exporta, lo que, sin duda, afectará no solo a la totalidad de la cadena láctea, sino también a los intereses del País.

La CILU remarca su apuesta siempre al diálogo responsable y nuestro compromiso de defender la sustentabilidad de la cadena Lactea y de los productores lecheros.

Llamamos a la REFLEXION DE TODOS los trabajadores, autoridades, partidos políticos y organizaciones sindicales porque se está poniendo en riesgo la credibilidad y futuro del país con serias e irresponsables amenazas a un sector que orgullosamente ofrece extraordinarios beneficios laborales.

Fuente: El Pais

Publicidad