28 de junio de 2022 15:35 PM
Imprimir

Analizan detalles del combate a la bichera en Panamá

La misión uruguaya visitó Copeg y sigue con varias reuniones

La delegación uruguaya, encabezada por el Ministro Fernando Mattos, visitó ayer la sede de la Comisión Panamá-Estados Unidos para la Erradicación y Prevención del Gusano Barrenador del Ganado (Copeg) y más allá de las reuniones, hoy tiene visitas de campo.

La idea de Uruguay es conocer a fondo la experiencia de Panamá en la erradicación de esta parasitosis, que le cuesta anualmente alrededor de US$ 40 millones. La delegación compatriota está compuesta además por el Director General de los Servicios Ganaderos, Dr. Diego De Freitas, el titular de la División Sanidad Animal, Dr. Martín Altuna, otros técnicos de ese departamento sanitario y representantes del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria, Secretariado Uruguayo de la Lana, Plan Agropecuario y representantes de gremiales.

En paralelo acompaña a los visitantes la Embajadora de Uruguay en Panamá, Ramona Franco, representante permanente ante la Agencia Internacional de Energía Atómica, que tiene un rol fundamental en la lucha contra esta parasitosis.

Desafío.
Mattos dijo ayer en la planta de la Copeg que para Uruguay “es un importante desafío” llevar adelante una campaña contra el gusano barrenador del ganado o mosca de la bichera, “por la localización geográfica del país y porque tenemos más de 1.000 kilómetros de frontera”.

A su vez, el secretario de Estado destacó la experiencia exitosa de Panamá y Estados Unidos en la erradicación de esta plaga. “Vinimos con una importante delegación, productores, investigadores y los servicios oficiales, lo que demuestra el interés de Uruguay en llevar adelante esta campaña”. El programa demandará “una importante inversión que será asumida por el sector productivo, aunque para el inicio del primer año estarán los fondos que saldrán de Rentas Generales. Es por eso que el titular del MGAP insistió en que para Uruguay “es muy importante conocer muy bien el proceso, porque una vez que se decide iniciar no se puede parar”.

La misión uruguaya comenzó la gira en las instalaciones de la planta de Copeg, donde se realiza la irradiación de las moscas y la cría de moscas estériles que luego son liberadas (en forma de pupas) en el territorio afectado. Al aparearse con las moscas y haber sido irradiadas, evitan la reproducción del parásito, bajando drásticamente sus poblaciones en territorio y por consiguiendo, tirando abajo la incidencia de las bicheras en la ganadería.

Los Directores Generales de la Planta de Copeg, Enrique Samudio por Panamá y Roberto Pantaleón por Estados Unidos, dieron la bienvenida a la comitiva.

Por otro parte, Rebeca Bech, Sub Administradora Asociada para Programas de Acción del Departamento de Animales y Plantas, perteneciente al Departamento de Agricultura de Estados Unidos, explicó que el plan de combate al gusano barrenador desarrollado por Panamá “es uno de los programas más importantes que tenemos (en Aphis-USDA)”.

En Uruguay la mosca de la bichera es una plaga endémica “el ambiente es distinto y la biología se comporta de manera distinta por eso tenemos que estudiar y conocer bien la experiencia”, sostuvo el Ministro Mattos.

“Esperemos que en Uruguay pueda ser igual de exitosa”, dijo el secretario de Estado, reconociendo que es fundamental la cooperación de otros países porque esta plaga no conoce fronteras”. El gobierno está firme en su decisión de eliminar las mosca de la bichera en Uruguay y trabaja con los productores.

Fuente: eL pAIS

Publicidad