29 de junio de 2022 16:24 PM
Imprimir

Uruguay : Detectan la presencia de “picudo rojo de las palmeras” en Canelones

Hasta ahora el insecto era considerado “ausente en Uruguay y la región”; es sumamente agresivo con las palmeras y tiene un fuerte impacto económico al destruirlas en áreas verdes y paisajes turísticos La Dirección General de Servicios Agrícolas (DGSA) a través de la División Protección Agrícola emitió un comunicado en el que advierte sobre la […]

Hasta ahora el insecto era considerado “ausente en Uruguay y la región”; es sumamente agresivo con las palmeras y tiene un fuerte impacto económico al destruirlas en áreas verdes y paisajes turísticos

La Dirección General de Servicios Agrícolas (DGSA) a través de la División Protección Agrícola emitió un comunicado en el que advierte sobre la presencia del insecto denominado “picudo rojo de las palmeras” (Rynchophorus ferrugineus, Coleoptera, Curculionidae) en palmeras de la Phoenix canariensis, en el departamento de Canelones, ante lo cual se está instrumentando un plan de acción específico con el fin de delimitar el brote, evaluar medidas para el manejo y erradicación de la plaga, y si corresponde determinación la nueva condición de esta plaga en el país.

En ese sentido, la DGSA convocó a una reunión para conformar Comité técnico de emergencia fitosanitaria (CTEF) con la academia a través de la Facultad de Agronomía, el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) y la Dirección General Forestal (DGF), la cual asesorará y propondrá medidas y acciones que luego la DGSA deberá decidir cuáles tomar.

El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca informó que el picudo rojo de las palmeras “es una especie originaria del sur de Asia y actualmente tiene una amplia distribución geográfica”.

La plaga afecta esencialmente a las palmeras, pero son más de 40 las especies hospedantes. Los preferidos por la plaga en diferentes partes del mundo son los árboles de coco, palmera datilera, palmera canaria, palmera de Guinea y palmera sagú.

En la destrucción de palmeras en áreas verdes y zonas turísticas está “el mayor impacto económico de esta plaga”.

El insecto adulto es de tamaño grande, de 2 a 5 centímetros, su color es marrón rojizo con manchas negras y con un rostro alargado en forma de pico. Los machos se diferencian fácilmente de las hembras por la presencia de pelos (que se asemejan a un cepillo) en el rostro, mientras que en las hembras es liso.

La larva no tiene patas y varía su coloración de amarillo blanquecino a una tonalidad de amarillenta a café oscuro al final del desarrollo. Tiene la cabeza endurecida de color rojo o café oscuro. Llega a medir 5 centímetros de largo y 2 de ancho. La pupa se encuentra dentro de un capullo de forma oval de 4 a 6 centímetros de longitud construido por la larva con las fibras del interior de la palmera.

Pueden pasar varias generaciones en la misma palmera huésped antes de que ésta muera.

Las hembras pueden poner ente 250 y 400 huevos en los tejidos blandos de la palmera, y cuando las larvas emergen se alimentan del tejido blando del árbol, moviéndose hacia el interior de ésta, dejando un túnel lleno de excrementos y restos de la planta. Las larvas maduras construyen un capullo o cocón (con las fibras de la palmera) dentro del cual pasa al estado de pupa.

Los adultos se encuentran activos durante el día y son capaces de volar para localizar nuevos hospedantes cercanos, aunque también puede recorrer largas distancias en vuelo favorecidos por el viento. Se sienten atraídos por las palmeras dañadas o enfermas, pero también pueden atacar las sanas. El macho produce una feromona de agregación, que atrae a otros adultos a la planta.

El MGAP recomienda que ante casos de sospecha comunicarse a alertapalmeras@mgap.gub.uy

Si se encuentran insectos sospechosos, éstos se deben colocar en un frasco con alcohol al 70% para su conservación y enviar la muestra al Departamento de Vigilancia Fitosanitaria (DGSA-MGAP) en Av. Millán 4703 (Sayago-Montevideo) con datos sobre la fecha de extracción, ubicación y teléfono de contacto, y de ser posible datos del hospedante (género y especie).

Fuente: La Mañana

Publicidad