29 de junio de 2022 12:12 PM
Imprimir

La importancia de los robots colaborativos en la industria agroalimentaria

Frente a la competencia internacional, las empresas del sector agroalimentario tratan de aumentar su productividad. Muchas utilizan robots de paletización o robots Pick and Place para cumplir con los requisitos de cadencia, tiempo de ciclo, higiene y competitividad. Los cobots son más flexibles, seguros, fáciles de usar y menos costosos que los robots industriales convencionales. […]

Frente a la competencia internacional, las empresas del sector agroalimentario tratan de aumentar su productividad. Muchas utilizan robots de paletización o robots Pick and Place para cumplir con los requisitos de cadencia, tiempo de ciclo, higiene y competitividad. Los cobots son más flexibles, seguros, fáciles de usar y menos costosos que los robots industriales convencionales. Pueden ser asignados a diversos procesos como Pick and Place, Packaging, Paletizado o Control de Calidad. Tareas de gran importancia en este sector donde los alimentos deben ser cuidadosamente embalados y cumplir con las normas de higiene. Una interfaz intuitiva hace que la programación de los robots industriales colaborativos y la configuración sean fáciles, incluso para un principiante en cobótica agroalimentaria. 

VENTAJAS DE LA UTILIZACIÓN DE LA COBÓTICA EN LA INDUSTRIA AGROALIMENTARIA 

Una de las principales cualidades del robot colaborativo es su capacidad para garantizar un rendimiento constante, 24h/24 y 7 días/7 gracias a los sensores de fuerza/par. Esto les permite a la vez garantizar una productividad óptima y garantizar una alta calidad de producción, reduciendo al mismo tiempo los residuos de alimentos y materiales. A diferencia de los robots industriales que están programados para realizar una sola actividad, los cobots son versátiles y se pueden reprogramar rápidamente para realizar otra tarea o reconfigurar para un ritmo de trabajo diferente. 

El cobot trabaja en total sinergia con su entorno. Esto incluye a los operadores, con los que el cobot puede operar sin jaula de protección. Gracias a la cobótica agroalimentaria, los operadores ya no tienen que asumir las tareas más repetitivas y fuentes de trastornos musculoesqueléticos. Por último, los cobots favorecen el respeto de las normas de higiene alimentaria. 

MEJORA DE LA PRODUCTIVIDAD 

Un robot colaborativo programado para la actividad agroalimentaria garantiza un mejor rendimiento, una mejor productividad y una fácil adaptación a la velocidad de trabajo. Permite a este tipo de industria tener una mayor flexibilidad y adaptabilidad en cada fase del proceso.

SEGURIDAD E HIGIENE 

La automatización agrícola hace que las tareas más repetitivas sean ejecutadas de forma segura por los cobots. Los diferentes modelos de robots industriales tienen funciones de seguridad y están sometidos a un análisis de riesgos.

MEJOR UTILIZACIÓN DE LOS RECURSOS 

La tecnología cobótica actúa con mayor precisión, permitiendo un uso más eficiente y una mejor gestión de todos los productos utilizados en la industria alimentaria. Esto se traduce en un mejor uso de los recursos y una menor creación de residuos y materiales residuales.

IAA: ¿NUEVOS EMPLEOS CREADOS GRACIAS A LA ROBÓTICA? 

Por el contrario, algunos estudios intentan demostrar que la llegada de los robots a la industria podría tener efectos positivos en el empleo. Según la Federación Internacional de Robótica (IFR), la robótica podría crear millones de puestos de trabajo en todo el mundo. En primer lugar, cuando un producto no puede realizarse sin la ayuda de los robots, por razones de precisión o de coste, por ejemplo. En segundo lugar, cuando el trabajo no puede realizarse en los países desarrollados, debido a normas más estrictas y a la protección de los trabajadores, por ejemplo, pero puede ser realizado por un robot. Por último, cuando el coste de la mano de obra es demasiado elevado en los países desarrollados, el recurso a la robótica puede permitir evitar una deslocalización del conjunto de las actividades de la empresa. En el sector agroalimentario, el informe 2014 de la IFR estima que la robótica ya ha creado entre 50.000 y 100.000 puestos de trabajo en el mundo desde la década de 2000.

Publicidad