30 de junio de 2022 10:31 AM
Imprimir

Las importaciones de porcino en Argentina, a su nivel más alto en 20 años

Las importaciones de carne de cerdo en Argentina se encuentran en su nivel más alto desde 1999, según informan diversos medios locales, entre ellos El Destape en su página web, haciéndose eco de un reciente informe de la consultora JLU. Así, y según el citado informe, la cifra de las importaciones es considerablemente alta, añadiendo […]

Las importaciones de carne de cerdo en Argentina se encuentran en su nivel más alto desde 1999, según informan diversos medios locales, entre ellos El Destape en su página web, haciéndose eco de un reciente informe de la consultora JLU.

Así, y según el citado informe, la cifra de las importaciones es considerablemente alta, añadiendo la circunstancia de que, históricamente, el segundo semestre es de mayor volumen que el primero. 

El análisis se detiene en señalar a China como una de las causas principales de los problemas en los países exportadores de carne de cerdo, que incluye a la Argentina. Desde mediados del año pasado, el gigante asiático levantó la fuerte demanda que había creado en el mercado internacional por la aparición en su territorio de la peste porcina africana. 

Una fuerte liquidación de criaderos chicos y medianos primero y la quiebra de una trader de capitales chinos y brasileños, les permitieron hacerse de carne de cerdo a precio muy bajo y la posibilidad de frenar nuevas compras, lo que provocó una caída estrepitosa en los valores del cerdo en los países exportadores, y que su participación era muy importante. 

Brasil, cuarto exportador mundial y quien destinaba el 30% de su producción al mercado externo, fue uno de los más afectados. Los resultados en ese país vecino fueron de una caída abrupta del precio local, muy por debajo del costo de producción, mostrando una pérdida importante por cada cerdo terminado. Esto generó una necesidad de Brasil de buscar nuevos mercados para colocar sus excedentes y los países de la región -como la Argentina- fueron los más rápidos de llegar, obviamente con precios muy bajos.

Lo que sucede desde los últimos 12 meses atenta con volver a repetir lo del 2020, cuando el país logró quedarse con un saldo comercial favorable. En ese sentido, el informe de la consultora soslayó: “Hoy sobra carne porcina en el mercado, por el aumento en la producción local, la falta de exportaciones y la enorme cantidad importada. Y el hilo se corta por lo más fácil, el productor porcino local, al cual o se le demoran las entregas a faena (aumento significativo del peso de venta en los últimos meses), o se le baja el precio que recibe”.

Fuente: Eurtocarne

Publicidad