2 de julio de 2022 00:21 AM
Imprimir

Finaliza siembra de áreas de invierno en fecha óptima

Uruguay : Hay crecimiento en colza y trigo, con leve baja en cebada

La siembra de cultivos de invierno está prácticamente terminada con buena implantación de los cultivos en todas las zonas agrícolas del país. “Estamos consolidando una buena siembra, con crecimiento de área respecto al año pasado. Esperemos que el clima acompañe, que se logran buenos rendimientos y que se revierta esta caída de precios que es preocupante, porque se plantó con costos bastante altos”, afirmó a El País el gerente comercial de Copagran, filial Paysandú, Ing. Agr. Luis Simean.

PUBLICIDAD

El grueso de trigos, cebadas y colzas están bien implantadas. “La situación de los cultivos es muy buena”, remarcó el entrevistado. “Hubo algunas resiembras puntuales de colza, pero no fueron significativas. Todo se sembró dentro de las fechas óptimas”, agregó.

La colza, una oleaginosa de invierno que viene ganando área en las últimas zafras, se comenzó a sembrar en mayo, la cebada casi toda en junio y lo que va quedando para los primeros días de julio “es muy poquito, alguna chacra chiquita y puntual o chacras de segunda que van atrás del maíz y se están cosechando en estos días”, explicó el gerente comercial de Copagran Paysandú.

Los precios al momento de tomar la decisión de plantar las áreas de invierno estaban altos y eso, más allá de los costos, generó crecimiento de las áreas para casi todos los cultivos. Los precios de los granos se dispararon hasta hace 10 o 15 días atrás, debido a la incertidumbre que genera la guerra entre Rusia y Ucrania con el aprovisionamiento de granos.

Esos países son fuertes productores de trigo y otros granos, que son básicos en la alimentación mundial.

Crecimiento. Respecto al incremento de la superficie de invierno, Simean recordó que en colza “el área se fue al doble de la que teníamos el año pasado, la cebada quedó levemente por abajo y en trigo el aumento es de entre 10% y15%”, agregó el técnico de Copagran Paysandú.

Lo que más preocupa hoy a productores y empresarios es la caída de valores que están teniendo los granos, luego de un periplo bastante largo de subas.

“Los productores tomaron la decisión de sembrar con una cebada a entre US$ 350 y US$ 390 por tonelada, hoy el precio cayó bastante. Por suerte mucha gente fue vendiendo lo que podía, que eran 2.000 kilos por hectárea, pudiendo captar esos precios destacados”, detalló Simean.

Si el clima ayuda y no hay problemas de enfermedades, la esperanza de los productores y empresarios se centra en lograr buenos rendimientos.

Fertilizantes a precios de oro

Los costos de implantación de los cultivos de invierno subieron drásticamente. Los fertilizantes, que históricamente cotizaban a entre US$ 500 y US$ 600 por tonelada treparon hasta US$ 1.300 por tonelada. En este insumo la suba está 30% o 40% por encima del aumento anterior, donde ya habían quedado caros.

Fuente: El Pais

Publicidad