4 de julio de 2022 11:13 AM
Imprimir

Recuperan más de 8.000 kilos de plásticos de los envases de agroquímicos del campo

En la provincia de Río Negro se llevó una campaña en colaboración con la organización CampoLimpio

El avance tecnológico de las actividades agrarias generó un aumento en los dessechos derivados de la producción: envases que son de los productos dirigidos a la sanidad de los cultivos. Por año, en la Argentina se generan más de 17.000 toneladas de envases plásticos de productos químicos del campo, según el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación.

La provincia de Río Negro había comenzado en 2006 con campañas de recolección y reutilización de ese tipo de residuos para evitar la contaminación de cursos de agua y prevenir impactos negativos en la salud. Pero desde el año pasado empezó un convenio con la asociación CampoLimpio, una entidad que reúne a más de 100 empresas registrantes de productos agrícolas.

En el caso de Río Negro, este año llevó a cabo su segunda campaña en junio. Se logró reunir más de 38445 envases. Esto representa 8.041 kilogramos de plástico. A nivel nacional, CampoLimpio ya lleva casi 5 millones de kilos de plástico recuperados desde 2019.

“Debemos recolectar todo plástico que se vuelque como fitosanitario. Desde la asociación articulamos con las autoridades municipales, provinciales y el sector privado para desarrollar un sistema de gestión que consiste en recepcionar los envases, depositarlos en centros de almacenamientos transitorios y asegurar su correcto traslado a una empresa recicladora”, comentó a RÍO NEGRO Juan Manuel Medina, vocero de CampoLimpio. La asociación espera consolidar su presencia en la región con su primer centro de almacenamiento en General Roca abierto durante todo el año.

Fue a partir de la sanción en 2016 de la Ley 27.279 cuando el país comenzó a regular el tratamiento integral de los recipientes de herbicidas, fungicidas e insecticidas. En el caso de Río Negro por el momento solo se tratan envases tipo A, que admiten un triple lavado. Es decir, que durante la práctica agrícola se logra volcar un 100% del producto sanitario en la máquina pulverizadora que rocía a los cultivos. Para eso, se debe rellenar el envase hasta un cuarto de su capacidad con agua limpia en tres ocasiones.

Luego de ser usados, el productor debe colocar los recipientes en bolsones que son almacenados en los puntos de acopio. Desde CampoLimpio se revisa cada envase y luego se los transporta a la empresa LP de Roca, la única autorizada en la provincia para triturarlos. Los restos son vendidos a una empresa pampeana que fabrica caños de pvc para las redes de fibra óptica.

“Hay proyectos para fabricar mangueras de riego por goteo. Se puede generar cualquier producto, siempre y cuando no esté destinado al contacto con animales o personas”, detalló a RÍO NEGRO Sebastián Álvarez, funcionario de la Secretaría de Ambiente y Cambio Climático de la provincia, órgano fiscalizador de la campaña .Las autoridades provinciales también promueven campañas de concientización para el buen desarrollo de prácticas agrarias sustentables.

Publicidad