4 de julio de 2022 12:18 PM
Imprimir

Exportación de carne de res cae 39% hasta abril

Bolivia : Entre enero y abril de este año, Bolivia solo logró exportar 5.148 toneladas de carne bovina, un 39% menos de lo registrado en el mismo período de 2021 cuando se alcanzó a comercializar 8.409,2 toneladas al mercado externo. De acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) extraídos por LA RAZÓN, el […]

Bolivia : Entre enero y abril de este año, Bolivia solo logró exportar 5.148 toneladas de carne bovina, un 39% menos de lo registrado en el mismo período de 2021 cuando se alcanzó a comercializar 8.409,2 toneladas al mercado externo.

De acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) extraídos por LA RAZÓN, el valor de las exportaciones de carne de res al primer cuatrimestre de este año alcanzó a los $us 34 millones, es decir, un 11% menos respecto a 2021 cuando se vendió al exterior por $us 38,2 millones.

Según el INE, entre los tipos de carne bovina que se exportaron están carne deshuesada, carne fresca o refrigerada, carne congelada, carne tipo trimming (recortes que son industrializados para la producción de patés, por ejemplo), además de preparaciones y conservas de carne (principalmente hamburguesas).

Para el exgerente de la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz) y actual consultor ganadero, Javier Landívar, la reducción en las exportaciones de carne de res se debe a las restricciones impuestas el año pasado por el Gobierno nacional con el “supuesto” objetivo de garantizar el abastecimiento en el mercado interno, pese a que existe una sobreproducción de carne bovina.

“Este año vamos a exportar lo mismo que el año pasado, no por una situación del sector ganadero, sino por una situación de restricciones por las limitaciones que nos ha puesto el Gobierno en la exportación. El año pasado se exportó un poco más de 16.000 toneladas, este año vamos a llegar a la misma cantidad de exportación, no vamos a tener ningún avance”, lamentó Landívar en entrevista con LA RAZÓN.

Con el objetivo de garantizar el abastecimiento de carne de res en el mercado interno, los ministerios de Desarrollo Rural y de Desarrollo Productivo aprobaron en abril del año pasado una resolución biministerial suspendiendo de manera temporal la exportación de carne bovina y sus derivados. La medida, según los gremios que agrupan a los ganaderos del país, afecta a la economía boliviana y a la reactivación del sector.

Hasta septiembre del año pasado, las ventas alcanzaron cifras récord y llegaron a las 16.742 toneladas, lo que representó unas 742 toneladas de excedente que fueron comercializados al exterior pese a que el Gobierno solo autorizó 16.000 toneladas.

Mientras que a finales de 2021 las exportaciones de carne registraron un récord alcanzando las 19.121 toneladas por un valor de $us 98,1 millones, según el INE.

En 2021 la producción de carne bovina en el país llegó a cerca de 213.450 toneladas, una cifra que mostró una recuperación en comparación con 2020, cuando se cifró un poco más de 193.172 toneladas, un aumento del 10,5%.

Hasta abril de este año, Bolivia exportó carne bovina a cuatro mercados (China, Hong Kong, Ecuador y Perú), siendo el principal comprador el gigante asiático con 4.239,6 toneladas por $us 29,2 millones y en menor cuantía el mercado peruano con 277,5 toneladas por $us 1,3 millones (ver cuadro).

Mientras que en 2021, al mismo periodo (enero-abril), se comercializó la carne bovina a seis mercados (China, Perú, Ecuador, Rusia, Congo y Gabón) y el mercado chino también fue el principal comprador que adquirió un 40,5% más respecto a abril de este año; es decir, ese año se comercializó a ese país 7.121,4 toneladas y esta gestión solo alcanzó a las 4.239,6 toneladas.

Respecto a las ventas realizadas al cuarto mes de 2019, solo alcanzaron a las 1.222 toneladas de carne bovina y en 2020 subió a las 3.266,6 toneladas.

Durante este año, las ventas fueron en ascenso ya que en enero solo se comercializó 206,2 toneladas y en abril alcanzó las 2.053,8 toneladas. De igual manera, el precio se incrementó de un millón a $us 14,1 millones.

El gerente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, dijo que el único producto boliviano que ha destacado en el mercado de China es la carne bovina, por lo que planteó trabajar en la exportación de otro tipo de carnes como la de pollo y cerdo.

“Tendríamos que trabajar la parte sanitaria y abrir mercados en Asia, que son insaciables y con eso nos bastaría y sobraría”, dijo.

 Hasta fin de año se prevé exportar solo unas 16.000 t

Por segundo año consecutivo, las exportaciones de carne bovina se mantendrán en unas 16.000 toneladas, ya que el Gobierno restringió en la gestión pasada las ventas externas con el objetivo de garantizar el abastecimiento del producto en el mercado interno.

El exgerente de la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz) y actual consultor ganadero, Javier Landívar, dijo que en las negociaciones que sostuvieron hasta marzo de este 2022 con el Gobierno, se estableció que solo se permitirá la exportación de unas 16.000 toneladas.

“En realidad, las negociaciones (con el Gobierno) quedaron en eso, en 16.000 toneladas, no se puede exportar nada más, si las 16.000 toneladas se las llega a exportar hasta agosto o septiembre, se cierra la exportación, pese a que sigamos teniendo excedente, no se puede exportar porque hay una restricción”, indicó Landívar.

Landívar afirmó que las exportaciones de la carne bovina empiezan a incrementarse a partir de septiembre, debido a que el principal comprador, China, realiza una mayor demanda.

Para cumplir con el requerimiento afirmó que los embarques desde Bolivia deben ser enviados al menos 40 días antes para llegar al gigante asiático.

No obstante, explicó que, como sector productor de carne bovina, se proyectó exportar este año unas 30.000 toneladas, pero por las restricciones impuestas por el Gobierno solo se cumplirá con las 16.000 toneladas.

Las autoridades nacionales restringieron en abril de 2021 la exportación de carne y pidieron a los productores priorizar el mercado interno, ya que los comercializadores (carniceros) denunciaron un desabastecimiento y un alza del precio de la carne.

“Solo son las restricciones que se tiene de parte del Gobierno debido a un supuesto desabastecimiento, que en realidad nunca hubo desabastecimiento de carne”, añadió el empresario.

A causa de las restricciones, Landívar afirmó que las negociaciones con otros mercados como Japón, Corea del Sur, Vietnam, Egipto y Chile se paralizaron, pese a que se tenía avances para comercializar la carne bovina.

De acuerdo con el viceministro de Comercio Exterior e Integración, Benjamín Blanco, Bolivia dejó de exportar materia prima y actualmente comercializa al exterior productos industrializados como la carne de res.

Los diversos cortes de res que son para el mercado externo. Foto. La Razón Archivo.

Ganado en pie sale de forma ilegal a Perú y Brasil

El presidente de la Confederación Nacional de Trabajadores en Carne de Bolivia (Contracabol), Jesús Huchani, lamentó que el Gobierno no cumpla con los controles fronterizos para evitar la salida ilegal de ganado en pie. Afirmó que las reses salen hacia Brasil y Perú.

“Lamentablemente por vía Brasil sigue saliendo el contrabando, medianamente hemos paralizado por el lado de Perú, pero por el lado de Brasil sigue el contrabando, porque el mercado de Brasil está pagando un poco más que el mercado boliviano”, explicó el dirigente en contacto con LA RAZÓN.

Dijo que al estar Santa Cruz al lado de Brasil es más conveniente para algunos productores ganaderos sacar la carne a ese país. Además, tiene un costo más atractivo. “En pesos bolivianos nos llevan una diferencia de 4 a 5 el kilo gancho”.

Tras la denuncia en 2021 por parte de los carniceros, el Gobierno inició controles en las zonas fronterizas. No obstante, la fuga de ganado en pie continúa hacia Brasil y Perú.

Asimismo, Huchani dijo que, debido a la priorización de la exportación de carne por parte de los ganaderos, se desabastece al mercado interno y solo se entrega carne de segunda y tercera calidad. “Con los cortes menores se queda al remate en los mercados de Santa Cruz y luego llega a los mercados de La Paz (cortes) llámese costilla, osobuco, pecho, carnes para sopa; sí está abastecido en el mercado interno, pero la carne de primera se está exportando”, indicó. Además, dijo, el precio de la carne bovina en los mercados del país se incrementó el año pasado entre Bs 2 y Bs 4 el kilo gancho y no se redujo hasta la fecha.

Fuente: La razon

Publicidad