5 de julio de 2022 10:46 AM
Imprimir

Los tres lineamientos económicos que Alberto F pidió a Silvina Batakis

La ministra de Economía asumió ayer a la tarde. Por la mañana fijó con el Presidente las prioridades para el inicio de su gestión

La ministra de Economía de Argentina, Silvina Batakis, asumió este lunes a las las 17 horas en el Salón Blanco de la Casa Rosada. Por la mañana, la nueva funcionaria se reunió con el presidente Alberto Fernández , quien le dio las siguientes directivas:

-Cumplir con acuerdo con el FMI.
-Avanzar con la segmentación de tarifas públicas.
-Adoptar medidas para mejorar el poder adquisitivo de los salarios.

El acuerdo con el Fondo supone implementar políticas monetarias, cambiarias y fiscales. Estos tres puntos requieren subir la tasa de interés por encima de la inflación, que el tipo de cambio que no se atrase y ajustar el gasto público.

En este contexto, avanzar con el ingreso universal, que reclamó la vice presidenta Cristina Fernández de Kirchner demandará ingresos que el fisco no cuenta. Si bien no hay precisiones sobre el universo de beneficiarios y el monto, cabe recordar que el IFE significo casi 2 puntos del PBI.

Mejorar el poder adquisitivo de los salarios es una consigna que los principales referentes de la CGT tienen como motivo de preocupación. Es más, este lunes por la tarde se reunirán para analizar los últimos acontecimientos. En el mercado circulan trascendidos sobre la posibilidad de aumentos por decreto, dentro de la concepción que muchas empresas tuvieron resultados extraordinarios, pero hasta el momento son sólo versiones.

Agujero fiscal
Los analistas consideran que la cuestión fiscal es uno de los mayores problemas que enfrenta Batakis. El acuerdo con el Fondo establece que la expansión del gasto público del primer semestre – casi 13% – deberá revertirse en una contracción cercana a 8%.

Evalúan que, con escasas reservas en divisas, sin financiamiento externo, con crecientes dificultades para conseguir crédito en pesos y con la restricción de no poder emitir más -so pena de acelerar la inflación-, al Gobierno no le queda otra posibilidad que llevar una política de austeridad en el gasto público.

Dada la rigidez de las erogaciones – hoy agravada por las necesidades energéticas – aplicar políticas de austeridad demanda decisiones políticas desagradables, como podrían ser, por citar sólo algunos ejemplos, no llevar adelante la compra de computadoras para el área de Educación, recortar el gasto en salud (salvo vacunas) o limitar la obra pública.

Precisamente días atrás circuló en el ministerio de Economía un informe reservado en el que se señala que, con los actuales requerimientos de la política, “el déficit fiscal no es financiable”.

Deudas

Hasta fines del mes pasado, la intención del equipo económico fue cerrar -como sea- la meta acordada con el FMI. Esto se logró con un gasto del Tesoro algo superior a los 800 mil millones de pesos, pero dejando impagos unos 150 mil millones, casi un 20% de las erogaciones demandadas.

Un botón de muestra: todavía no se pudieron conseguir los 4.000 millones de pesos necesarios para pagar a los censistas.

Los datos del gobierno arrojan que la meta fiscal del segundo trimestre se cumplió, con un desequilibrio equivalente a 0,7% del PIB, pero en el tercero será necesario un recorte del déficit a 0,3%, es decir una reducción a menos de la mitad.

Esto, además, en un contexto de demandas crecientes. Una de las más importantes: mientras el ex ministro Guzmán tenía previsto destinar en julio 120.000 millones de pesos a Energía, el titular de esta área, Darío Martínez, pide 300.000 millones.

Otro de los temas complejos que se presentan a la nueva ministra es la segmentación de tarifas. Hasta el momento si se ingresa en el sitio se observa que no es posible llenar el formulario ideado durante por el equipo del ex ministro Guzmán.

Ahora existen algunas dudas, se continuará con el formulario de Economía o el anterior diseñado por la Secretaria de Energía, Además, se conoce en el Palacio de Hacienda que Guzmán no llegó a cuantificar la disminución del gasto en subsidio en caso de llevarse a cabo con éxito la segmentación.

De alguna manera la suba del tipo de cambio muestra la incertidumbre que causo la designación de Silvina Batakis.

Declaraciones

Tras asumir su cargo, Batakis dio algunas respuestas respecto de las cuestiones habladas con el Presidente, por ejemplo resaltó que trabajará para lograr el equilibrio fiscal, en línea con el programa económico.

“Creo en el equilibrio fiscal y vamos a avanzar en ese sentido”, dijo.

La ministra habló a la prensa en Casa Rosada, luego de que el presidente Alberto Fernández le tomara juramento en el Salón Blanco. “Mantuvimos una reunión con el Presidente a la mañana en Olivos y ahora a la tarde y estamos seguros que el crecimiento de la Argentina tiene que ver con el manejo fiscal de nuestras cuentas, con seguir el programa económico que el Presidente vino marcando y lograr más exportaciones y revalorizar nuestra moneda”, afirmó.

En ese sentido, puntualizó que esa meta se logra “a través de conseguir más reservas y más exportaciones, que implica no sólo fortalecer la moneda, sino crear más puestos de trabajo en todo nuestro país”.

“Nosotros queremos desde el inicio de esta gestión de Gobierno tener una mirada que realmente sea federal, que incluya a todos y todas las argentinas y hacerlo es además liberar la cantidad de recursos enormes que tiene nuestro país y ponerlo a disposición de ese sendero de crecimiento”, continuó Silvina Batakis.

“Esa va a ser la tarea a la cual yo voy a estar abocada y es también lo que me pidió el Presidente. Estos son básicamente los tres ejes con los que vamos a arrancar que tienen que ver con esta solvencia del Estado argentino, con ese programa económico que vamos a continuar. Yo creo en el equilibrio fiscal y creo que tenemos que avanzar en ese sentido”, explicó.

Respecto a su nombramiento dijo sentirse “muy agradecida y contenta” y mencionó en especial a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, a Daniel Scioli, A Wado de Pedro y a los gobernadores e intendentes.

Fuente: NAP

Publicidad