31 de julio de 2022 21:26 PM
Imprimir

La idea de Massa para generar dólares: incentivos fiscales para agro, energía y software

Desde su entorno, anticipan el rumbo que tendrán las medidas que el flamante ministro anunciará el miércoles próximo, tras su asunción. Destacan también que buscará consensos con el FMI para flexibilizar algunas metas del acuerdo.

Mientras Sergio Massa ya adelantó que entre lunes y martes se conocerá el nombre de su equipo de colaboradores en el área del Ministerio de Economía y que el miércoles formulará los anuncios tras jurar en el cargo, desde el entorno del todavía presidente de la Cámara de Diputados, aseguran que el punto neurálgico estará marcado por la generación de dólares, que permitan fortalecer las reservas del Banco Central.

En esa dirección, de acuerdo a lo que informa la agencia Télam, algunos integrantes de su espacio aseguran que la herramienta para lograr ese objetivo serán incentivos fiscales a los sectores de la energía, la agroindustria y la economía del conocimiento.

Mientras desde la Sociedad Rural y desde la oposición reclaman una baja en las retenciones, desde la administración de Alberto Fernández destacan que una medida de esa naturaleza, provocaría una caída en la recaudación y el consiguiente aumento del déficit fiscal, lo que iría en contra de las metas acordadas con el FMI, que establecen una paulatina reducción del déficit.

Desde círculos cercanos al dirigente del Frente de Todos, destacan que una de las premisas generales de su gestión, será “convertir a la Argentina en una “fábrica de dólares para exportar trabajo argentino” y que para entender por que sendero irán sus anuncios, hay que repasar las propuestas que llevó adelante en el Congreso.

En esa dirección recuerdan la autoría del proyecto que promovió que gran parte de los trabajadores formales dejen de pagar impuesto a las ganancias y las leyes de alivio fiscal para autónomos y monotributistas.

Mientras tanto, en el frente externo y en el vínculo con los organismos internacionales de crédito consideran clave “remontarse a cuál fue su rol durante el acuerdo con el FMI, sobre todo su búsqueda de consensos para sumar apoyos en la votación”.

Por otra parte, uno de los mayores desafíos están centrados en los programas y decisiones que se adopten en materia de control de la inflación. Además, otro de los frentes estará marcado por las demandas de los sectores sociales más vulnerables, los más golpeados por los aumentos de precios, sobre todo de los alimentos.

También, y en consonancia con esas demandas, habrá que esperar para saber que políticas se adoptan en materia de redistribución del ingreso y la recuperación del poder adquisitivo de los salarios, lo que impactará también en el sostenimiento del consumo interno, el principal motor de la actividad económica, con claros efectos sobre los niveles de producción, actividad y generación de empleo.

Publicidad