10 de agosto de 2022 10:44 AM
Imprimir

Uruguay avanza en construir una estrategia nacional de ganadería climáticamente inteligente

Incorporación formal de la perspectiva climática a la política ganadera de Uruguay contemplará adaptación, mitigación y sostenibilidad

Para acordar el objetivo general y las áreas temáticas de la estrategia de ganadería climáticamente inteligente de Uruguay se realizó un primer taller de trabajo el martes 2 de agosto en Torre Ejecutiva, en presencia de autoridades de las instituciones involucradas.

El Proyecto Ganadería y Clima, coordinado por un equipo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), tiene entre sus objetivos el fortalecimiento del marco institucional y de las capacidades nacionales para implementar la ganadería climáticamente inteligente a escala. En ese marco, una de sus tareas es diseñar una Estrategia de Ganadería Climáticamente Inteligente (GCI) en forma participativa.

El tipo de Ganadería que el país apunta a impulsar a nivel nacional es una ganadería que aumente la productividad y los ingresos de los productores a la vez que disminuya la vulnerabilidad climática y participe de la mitigación del cambio climático.

Por lo tanto, la estrategia estará focalizada en una producción eficiente en cuanto a emisiones de gases de efecto invernadero, a la mitigación del cambio climático y el cumplimiento del potencial de secuestro de carbono en el suelo del pastizal.

Esta iniciativa se alinea con los compromisos internacionales de los cuales Uruguay es signatario y con otras experiencias que ya se están desarrollando.

Además, el proceso de elaboración que comenzó este martes es una oportunidad para el diálogo e intercambio entre los actores relevantes del sector de manera de garantizar la coordinación de iniciativas a largo plazo en todos los niveles de la cadena.

El taller

En este primer taller de trabajo, destinado a trazar las grandes líneas de la futura estrategia, participaron direcciones del Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca (MGAP), Ministerio de Ambiente, Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria, Instituto Nacional de Carnes, Instituto Plan Agropecuario, el Instituto Plan Agropecuario, Secretariado Uruguayo de la Lana, la Mesa de ganadería sobre campo natural, Facultad de Agronomía y la FAO.

La apertura estuvo a cargo del ministro del MGAP, Fernando Mattos, quien manifestó la importancia del taller: “Uruguay tiene compromisos importantes a nivel internacional, y sabemos que el sector agropecuario tiene un rol protagonista porque emitimos, pero también capturamos”.

Para el diseño de la estrategia se estableció una metodología de trabajo que garantiza una amplia participación y consenso entre los actores clave de los sectores público, privado y académico, incorporando un enfoque intergeneracional y una perspectiva de género.

Se utilizaron como insumos de referencia los resultados del trabajo de campo del Proyecto Ganadería y Clima y el plan estratégico del MGAP, SENDA Agroecológica. En base a los datos objetivos que se desprenden de ellos se pudo cuantificar el posible impacto de la implementación de la futura Estrategia.

Una vez realizadas la presentación de los datos de referencia, los asistentes trabajaron en grupos para definir un objetivo general y las áreas temáticas a abordar antes de encontraron consensos y puntos en común en un plenario final.

El ministro Mattos afirmó que “El Uruguay está en las mejores condiciones en función de los bienes públicos construidos a lo largo del tiempo, como la trazabilidad y el plan de uso del suelo, donde tenemos oportunidad de certificar procesos que permiten generar valor agregado ambiental”.

El plenario se enfatizó la importancia de incluir el concepto de “sostenibilidad” en el objetivo general y de desarrollar un marco conceptual que defina nociones como la de Ganadería Climáticamente Inteligente.

En cuanto a las áreas temáticas hubo acuerdos que serán validados por los participantes en un documento que los sistematiza, antes de continuar con el proceso de elaboración de la estrategia.

Una vez que se hayan establecido las líneas de acción está prevista la realización de otros talleres en los que se profundizará en la implementación de cada una de ellas en particular.

La facilitación del proceso está a cargo de un equipo del Instituto Plan Agropecuario, contratado a través de un llamado abierto.

El proceso finalizará cuando las autoridades de Gobierno reciban un documento consensuado y validado.

Fuente: El Pais

Publicidad