11 de agosto de 2022 12:58 PM
Imprimir

“Libre es libre”, decía Domínguez mientras trababa las exportaciones de carne: El sector quiere saber cómo sigue la película con Massa

Los exportadores de carne vacuna están a la espera de aclaraciones de parte de los funcionarios que asumieron en la Secretaría de Agricultura y la de Comercio Interior, dos áreas que ahora dependen del ministro de Economía, Sergio Massa, con respecto a dos temas clave: cómo se manejarán las exportaciones y el programa de precios […]

Los exportadores de carne vacuna están a la espera de aclaraciones de parte de los funcionarios que asumieron en la Secretaría de Agricultura y la de Comercio Interior, dos áreas que ahora dependen del ministro de Economía, Sergio Massa, con respecto a dos temas clave: cómo se manejarán las exportaciones y el programa de precios cuidados en la nueva era política dominada por el superministro Sergio Massa.

El secretario de Agricultura Juan José Bahillo ya anticipó que los cupos de exportación de carnes se van a mantener y con revisión continua, es decir una continuidad de la política inaugurada en la gestión de los ex ministros Luis Basterra y Julián Domínguez, a partir de mayo de 2021. Fue de las pocas señales que se dieron hasta el momento, pero aun no hubo reuniones ni explicaciones de la letra chica de cómo se manejarán esos temas de aquí en adelante.

Mario Ravettino, presidente del Consorcio ABC, que agrupa a los frigoríficos exportadores, dijo que “seguimos cumpliendo con el acuerdo de precios, pero necesitamos saber si seguirá vigente y en tal caso evaluar una actualización de los valores”. El mensaje fue dirigido al nuevo secretario Matías Tombolini.

A las empresas este esquema les genera una complicación más ya que deben vender carne por debajo del precio de mercado, pero eso fue condición para que les aprobaran venta al extranjero.

Con relación a las exportaciones, tema que incumbe a Agricultura, Ravettino dijo que este año se exportarían cerca de 800.000 toneladas pero que “el sector está en condiciones de trabajar más y despachar 1 millón de toneladas”.

En la gestión de Domínguez se venían definiendo un cupo en torno a las 28.000 y hasta 32.000 toneladas mensuales en función de los niveles de producción y del objetivo del gobierno de lograr un consumo per cápita de 48 kilos, lo que no fue suficiente para frenar la suba del precios de la carne que se compone de diferentes ítems, que fueron aumentando cada mes al ritmo de una inflación que se acelera.

En tal el situación, el titular del consorcio ABC dijo que: “se debería acordar un sistema que nos ayude a aprovechar mejor las oportunidades que ofrece el mercado mundial”.

También esperan definiciones el grupo de productores exportadores nucleados en APEA: Desde la entidad indicaron que tenían acordado con las autoridades de Agricultura la determinación de cupos para estas empresas, pero la reformulación de ministerios hizo que por ahora quede en la nada. No pierden las esperanzas de retomar este tema lo antes posible.

Desde la entidad agregaron que no hubo hasta el momento problema alguno en la gestión de las autorizaciones de exportaciones pero que, de todos modos, es necesario reunirse con los funcionarios para saber cuáles serán las reglas del juego.

Publicidad